Shell siguió sus pasos

YPF traslada reducción de biocombustibles y baja 1,5% los valores de sus combustibles

El Gobierno había rebajado el bioetanol y ayer la petrolera decidió trasladarlo al consumidor. Alerta azucarera.

YPF anunció una reducción de 1,5% de los precios al público de sus naftas súper y premium tras la decisión del Gobierno nacional de reducir el costo de los biocombustibles. La súper pasó de costar $ 21,71 a $ 21,38; y la premium Infinia, de $ 24,99 a $ 24,61.

El Gobierno fijó nuevas condiciones para determinar la estructura de costos del bioetanol, el biocombustible proveniente del maíz y de la caña de azúcar. “El biocombustible es un costo que se traslada directo al consumidor, y por lo tanto, una modificación a la baja de su precio es un beneficio directo al consumidor”, explicaron fuentes de la petrolera.

Las petroleras deben realizar un corte de biocombustibles del 12% por ciento en sus naftas. Las otras dos petroleras con participación relevante del mercado, Shell también tomó la misma decisión.

Asimismo, la nafta súper en Shell bajó 1,50%, de $ 21,97 a $ 21,64. Los combustibles habían aumentado el lunes 23 de octubre, poco después de las elecciones legislativas, entre el 9% y el 12%, luego de la liberación del mercado adoptada a principios de octubre.

Esta es la tercera oportunidad en que bajan los precios en los surtidores. La primera ocurrió a fines de 2014, cuando el barril se derrumbó, y se trasladó a los surtidores una baja de 5%. La segunda en abril de este año (0,1%) y la tercera, ahora.

En YPF pusieron de relevancia que la reducción de los precios, incluso, pudo haber sido mayor si no fuera porque se produjo en esta última semana un repunte del precio del crudo Brent, del 5%, luego de una serie de medidas agresivas de la OPEP para sostener los precios.

La baja conocida es consecuencia de la reducción de hasta 30% del derivado de caña de azúcar y del 22% en el caso del maíz. Estas adecuaciones eran demandadas por las petroleras después de haberse llevado hasta el 12% el corte.

Tras ser conocida la decisión del Gobierno, el sector productor de bioetanol salió al cruce de la medida, asegurando que le causaría un perjuicio de $ 4000 millones al año. La Cámara de Empresas Pymes Regionales Elaboradoras de Biocombustible (CEPREB) se quejó por la “inconsulta” decisión del Ministerio de Energía de bajar el precio del biodiesel y advirtió que este tipo de medidas “contradice absolutamente el espíritu de la seguridad jurídica”. “Lamentablemente este cambio abrupto de las condiciones y reglas del juego pone en serio riesgo la continuidad no sólo del sector de los pequeños y medianos productores de biodiesel, sino también de todas las demás industrias que se motorizan alrededor de nuestra actividad, que genera aproximadamente 9300 puestos de trabajo directos e indirectos”, aseguró la cámara empresaria.

También ayer, productores cañeros de Tucumán cuestionó tanto la decisión de gravar con impuestos internos a las gaseosas azucaradas como los topes al precio de compra del bioetanol elaborado con caña de azúcar.

Sergio Fara, presidente de la UCIT, expresó que “hay mucha preocupación en el sector primario azucarero de su provincia por las medidas anunciadas por la Casa Rosada y expresó que la decisión adoptada son inconsistentes y que poco tienen que ver con promover las economías regionales”.

Así la Unión de Cañeros tucumana, una entidad afiliada a la Federación Agraria Argentina, cuestionó los anuncios y medidas dispuestas, tanto “el impuesto a las bebidas con azúcar, anunciado para la reforma tributaria, por un lado, y por otro, bajar el precio del corte del bioetanol a los productores, al tiempo que subieron los combustibles”.

Fuente: Revista Petroquímica

Compartir