Tras la compra de los activos de Petrobras Argentina

Pampa Energía apuesta por incrementar su producción de tight gas en la cuenca Neuquina

La petrolera –que en agosto tomó el control de los activos adquiridos a Petrobras Argentina– planea desarrollar el potencial de gas de arenas compactas del bloque Río Neuquén y de otros campos de la región. La compañía lanzó también la nueva identidad de Pampa Energía, con la que aspira a ganar terreno en el negocio del gas.

Edición impresa № 323 | Septiembre 2016

Pampa Energía tomó el control el 1 de agosto de los activos adquiridos a Petrobras Argentina en una cifra cercana a los u$s 900 millones. Con la compra, el holding liderado por el empresario Marcelo Mindlin incrementó su presencia en el área de generación de energía (a partir de la planta Genelba); desembarcó en los negocios de refinación y comercialización de combustibles con la operación de la refinería de Bahía Blanca y una numerosa red de estaciones; e hizo su debut en el campo petroquímico con la adquisición del complejo San Martín. Sin embargo, la gran apuesta de la empresa es la producción de gas. Allí transitó una veloz curva de aprendizaje en los últimos años con la asociación con YPF en la producción de tight gas en Rincón del Mangrullo.

Los resultados de ese proyecto convirtieron a Petrolera Pampa –denominación anterior del brazo petrolero del grupo que tras la compra de Petrobras pasará a llamarse Pampa Energía– en el top-10 de mayores productores, con una oferta cercana a los 1,7 millones de metros cúbicos diarios (MMm³/d) del fluido.
El objetivo ahora es mejorar esos números. En esa estrategia, los cañones están enfocados en el área Río Neuquén, un bloque con un importante potencial en tight gas. Para desarrollar ese campo, Pampa se asoció con YPF y también con Petrobras Brasil, que mantuvo una participación en el área.
Tras cerrar un acuerdo en mayo, YPF operará con una participación del 33,33% el área Río Neuquén, que se reparte entre las provincias de Neuquén y Río Negro; y con un 80% de participación la de Aguada de la Arena, en Neuquén. “La intención de Pampa Energía es alcanzar, en un plazo de cinco años, una producción de gas que represente cerca de un 12% de la oferta nacional del fluido”, explicaron allegados a la compañía.

Nueva identidad

Con el objetivo de consolidar una visión amigable, moderna y generar un mensaje integrador en todas sus comunicaciones, el grupo desarrolló la nueva marca Pampa Energía. “El valor creado está en su movimiento, claridad, diferenciación y confiabilidad. Damos fuerza al término ‘Pampa’, que hace referencia directa a nuestros orígenes y compromiso con el país, y que naturalmente surge de la gente”, explicaron desde la compañía.
“Pampa nos vincula a nuestras raíces haciendo foco en lo nacional y toma mayor carácter interactuando con la denominación ‘energía’ que pasa a un segundo nivel de lectura”, agregaron.
La marca se completa con la incorporación de un ícono altamente reconocible (una flecha) que, “combinado con la ecuación gráfica: flecha + P (inicial) + Pampa, nos permite llegar a un ‘atajo comunicacional’; no sólo acelera el proceso de reconocimiento, sino que también establece lazos afectivos con el público”.
“Este ícono (“flecha”) será nuestro embrión gráfico para la construcción de los elementos comunicacionales”, destacaron.

El poder de lo simple

La paleta cromática principal se basa en los colores históricos (celeste, azul y blanco) ajustados en tonos más luminosos que aportan mayor transparencia y que, a su vez, reafirman los colores nacionales.
El carácter tipográfico Maven Pro® presenta una excelente legibilidad gracias al balance morfológico y el equilibrio de sus trazos, que otorgan a esta familia tipográfica una elegancia particular junto a una gran cuota de vanguardia y tecnología.

Mindlin: “El objetivo ahora es mejorar los números. En esa estrategia, los cañones están enfocados en el área Río Neuquén, un bloque con un importante potencial en tight gas”

 

Implementación

El proceso de implementación de la nueva identidad de marca, que incluye no sólo el logo sino también la identidad visual (logo + tipografía + colores + elemento gráfico + imágenes), así como la identidad verbal (cuya función es crear coherencia entre el contenido y la forma), se realizará en forma paulatina.
Es importante que tengamos en cuenta que habrá un período de convivencia de marcas y los elementos no se reemplazarán en forma inmediata. ©

Compartir