Tight gas, la revitalización de Lindero

PAE prevé aumentar este año 30% la producción de tight gas en Lindero Atravesado

La segunda petrolera del país perforará 31 pozos para continuar con el desarrollo de gas de arenas compactas en la formación Grupo Cuyo en Neuquén. Apunta a alcanzar una producción de 4 MMm³/d de tight gas hacia fines de 2016. PAE incorporó equipos que permiten perforar hasta seis pozos por locación y rediseñó todo el sistema de lodos y trépanos para maximizar la eficiencia.

Edición impresa Nro. 317 | Marzo 2016

De la mano de un ambicioso desarrollo de gas de arenas compactas, Pan American Energy (PAE), la segunda petrolera del mercado, alcanzó una verdadera revitalización de Lindero Atravesado, el único bloque que opera Pan American Energy (PAE) en Neuquén. El campo había llegado a su pico de actividad en los años 80, apuntalado por la extracción de formaciones tradicionales de la cuenca, como Quintuco, Sierras Blancas y Lotena. En esos tiempos llegó a producir 5,5 millones de metros cúbicos diarios (MMm³/d) de gas. Con la declinación de esos yacimientos convencionales, el campo perdió peso específico en el porfolio de la compañía controlada por BP, la china CNOOC y la familia Bulgheroni.
Pero todo cambió en 2013, cuando se puso en marcha la fase de producción no convencional del reservorio a partir de la extracción del tight gas de la formación Grupo Cuyo. Hoy en día, PAE extrae 3,1 MMm³/d de fluido y prevé lograr un plató de 4 MMm³/d hacia fines de este año. Es el volver a ser de Lindero Atravesado, que se reinventó a sí mismo en fase tight gas reloaded.
“En Lindero Atrave-sado, PAE como operadora del área, junto con su socio YPF, continúa desarrollando un proyecto de 100 pozos de tight gas en el Grupo Cuyo”, comentaron a Revista Petroquímica, Petróleo, Gas, Química & Energía fuentes de la empresa.

Plan 2016
Para este año, PAE tiene planificado perforar 31 nuevos pozos y continuar con la ampliación de la capacidad de las instalaciones de compresión de gas. “El trabajo se enfocará en capturar las lecciones aprendidas con la perforación y terminación de los 64 pozos que ya están en producción del Grupo Cuyo, con el objetivo de mejorar la eficiencia y lograr costos que permitan desarrollar áreas de menor potencial de producción”, explicaron fuentes de la empresa.
PAE apunta a superar los 4 MMm³/d de producción en Lindero. Para eso, deberá conectar nuevos pozos ya perforados, así como avanzar en la ampliación de las instalaciones de producción, en particular con la capacidad de compresión que permita pasar los pozos de alta a baja presión. La meta es optimizar la producción de gas y evitar la corrosión por CO² que tiene el gas.
PAE incorporó equipos de perforación de nueva generación que permiten perforar hasta seis pozos por locación, movilizándolos de un pozo a otro sin desmontar el equipo. También se rediseñó todo el sistema de lodos y trépanos para maximizar la eficiencia de perforación.
En cuanto a estimulación, la petrolera integró servicios incorporando nuevos materiales. Se encontró, a partir del rediseño de las instalaciones de superficie, una mejora sustancial en el tiempo de puesta en producción de los pozos nuevos.
“En el ámbito de reservorios, a partir de marzo, el consorcio liderado por PAE dispondrá de sísmica 3D recientemente adquirida que permitirá identificar con mayor precisión los planos de fallas, entre otras características geológicas”, explicaron allegados a la petrolera. Los pozos se planificarán con la intención de no perforar donde esas fallas interceptan la formación Vaca Muerta y, por ende, la surgencia de gas, que produce demoras en los tiempos de perforación y aumento de las inversiones por pozo. Del mismo modo, se busca evitar las zonas donde las fallas suprimen los reservorios del Grupo Cuyo.

Para este año, PAE tiene planificado perforar 31 nuevos pozos y seguir avanzando con la ampliación de la capacidad de compresión de gas.

Análisis
Además, PAE analizó más de 600 fracturas hidráulicas a fin de correlacionar geo-estadísticamente parámetros petrofísicos y de diseño de fracturas junto con resultados de producción por intervalo. Sobre la base de los resultados observados, se diseñarán las fracturas en tres segmentos: aquellas enfocadas a los reservorios de mayor producción, simples y económicas en las zonas de baja producción, y se avanzará con los diseños híbridos que han mejorado la productividad de las zonas de pobre producción en Lajas Superior y Punta Rosada.
“La estrategia de PAE estará orientada a aplicar las lecciones aprendidas en el desarrollo de yacimientos no convencionales en Lindero Atravesado a otras áreas de la cuenca Neuquina”, explicaron fuentes de la empresa sobre cuáles son los próximos proyectos en carpeta. En particular, se avanzará con la exploración de los bloques Bandurria Centro y Aguada de Cánepa, registrando sísmica 3D y perforando dos pozos exploratorios.
“La compañía seguirá evaluando proyectos de desarrollo aplicando las técnicas que le han posibilitado controlar los costos y, si el contexto lo permite, se podría evaluar el desarrollo de algún nuevo proyecto”, concluyeron. ℗

En particular, se avanzará con la exploración de los bloques Bandurria Centro y Aguada de Cánepa, registrando sísmica 3D y perforando dos pozos exploratorios.

Compartir