Para compensar la caída de los envíos a EE.UU.

Los productores de biocombustibles buscan nuevos mercados

Con el bloqueo norteamericano a los despachos locales de biodiesel, el sector pone su mira en Europa. Según la Asociación Argentina de Biocombustibles e Hidrógeno, también hay algunas oportunidades para aprovechar en el ámbito doméstico.

La posible reapertura del mercado europeo y algunas alternativas en el medio local podrían compensar, en parte, la pérdida de Estados Unidos como principal comprador del biodiesel argentino.
Desde el Ministerio de Agroindustria, Ganadería y Pesca de la Nación se prevé como inminente la recuperación de la Unión Europea (UE) como destino para la exportación del recurso. “En el marco de un creciente proteccionismo global, ellos plantearon que nosotros subsidiábamos la producción de biodiesel, lo cual no es cierto. Un fallo de la Organización Mundial del Comercio (OMC) nos dio la razón, por lo que es inminente el restablecimiento de los envíos, seguramente con un nuevo y más razonable arancel”, anticipó el titular de esa cartera, Ricardo Buryaile.
De cumplirse esa proyección, de todos modos la industria local no verá compensada la caída de las compras norteamericanas (tasadas en u$s 1.200 millones anuales). Es por ello, según el ministro, que habrá que analizar un mayor empleo del carburante verde en el transporte público. “También debe resaltarse que hemos reabierto el mercado chino de aceite, que estaba cerrado desde 2015”, acotó.
De acuerdo con la Asociación Argentina de Biocombustibles e Hidrógeno (AABH), hay otras dos interesantes alternativas a considerar en el plano interno. “El Gobierno nacional buscará incrementar el uso de este combustible en el campo mediante un fazón de soja por biodiesel, operatoria en la que se involucra a productores agropecuarios, y a partir de la habilitación de las pequeñas plantas eventualmente operan de manera marginal”, explicó el director ejecutivo de la entidad, Claudio Molina.
A su entender, el agro podría sustituir una tercera parte del gasoil que actualmente consume. “Este proyecto permitiría obtener una demanda adicional de 530.000 toneladas (Tn) anuales. No obstante, su concreción llevará mucho tiempo, ya que depende de sortear diversos desafíos logísticos y de calidad del producto”, afirmó.

Buryaile // “Un fallo de la OMC nos dio la razón, por lo que es inminente el restablecimiento de los envíos de biodiesel a Europa, seguramente con un nuevo y más razonable arancel”

 

Más opciones

En cuanto a la obligación legal de que las empresas “en las cuales sea técnicamente posible la utilización de biodiesel para la generación eléctrica” apliquen un corte de un 10%, Molina señaló que dicha resolución –que data de 2014– no se viene cumpliendo. “El aprovechamiento del recurso en el segmento eléctrico es, hasta el momento, prácticamente nulo. Si el Gobierno exigiera el cumplimiento efectivo de este requerimiento, más allá de algunas cuestiones técnicas a resolver con buena voluntad, el consumo podría crecer en unas 180.000 Tn anuales”, precisó el especialista.
Para el referente de la AABH, otra iniciativa apta sería el incremento del corte a un 20% en flotas cautivas de camiones, ómnibus y colectivos. “En este caso es más difícil estimar el impacto benéfico de la medida, ya que un programa de esta índole sería de carácter voluntario. Y todo lo que no es obligatorio requiere precios relativos favorables, por lo que habría que modificar la actual relación costos entre el biodiesel y el gasoil”, completó.

Castro // “La Argentina es uno de los principales actores del negocio en todo el mundo. Controla alrededor de un 9% de la capacidad productiva del recurso a nivel global, que oscila en torno a los 30 millones de Tn”

 

Actor principal

Pese al golpe asestado por el proteccionismo estadounidense, para esta temporada se calcula que la oferta de biocombustibles argentinos trepará sensiblemente. El Departamento de Agricultura de la nación que gobierna Donald Trump (USDA, por sus siglas en inglés) pronosticó, de hecho, que se llegará hasta los 1,04 millones de Tn de bioetanol y los 3,1 millones de Tn de biodiesel.
Según la Cámara Argentina de Bio-combustibles (CARBIO), será clave el trabajo del Ministerio de Agroindustria en conjunto con el Ministerio de Energía y Minería para que el crecimiento de la oferta sea aprovechado –ante la falta de un comprador de peso como Estados Unidos– por el mercado interno.
El organismo que conduce Víctor Castro recordó que en 2016 la producción del sector se elevó un 50% anual y que la disposición de las autoridades nacionales para promover el consumo de biodiesel en el transporte público de pasajeros contribuyó de manera decisiva al respecto.
“El país es uno de los principales actores del negocio en todo el mundo. Controla alrededor de un 9% de la capacidad productiva del recurso a nivel global, que oscila en torno a los 30 millones de Tn”, subrayó Castro. ©

Compartir