Audiencia pública

Las dos mayores productoras de gas alientan la liberación de las exportaciones

YPF y Total Austral, que acumulan el 62% de la extracción nacional, consideraron la liberalización de las exportaciones durante los períodos de verano, ante la necesidad de colocar los excedentes que generen los nuevos proyectos en marcha.

Patricio Da Ré, de la petrolera con mayoría de capital nacional, y Hernán Silva, de la compañía francesa, propiciaron esa alternativa al hablar durante la audiencia pública que trata el aumento del precio del gas en boca de pozo, en el Teatro de la Ribera.
Da Ré mencionó los “desafíos para la monetización del gas natural”, ya que “los nuevos proyectos que aporten gas incremental a la oferta actual, muy necesarios para cubrir las necesidades de invierno, en parte del período estival van a entrar en competencia con el gas natural importado”.
El ejecutivo advirtió sobre la “poca flexibilidad del contrato firme de importación con Bolivia”, lo cual “conlleva la imposibilidad de comprar y vender gas natural de nuevos proyectos durante varios meses por año”. “Las inversiones deben ser recuperadas por la venta de gas, y si los nuevos proyectos sólo van a encontrar mercado invernal, requerirán obtener todos esos ingresos en un período más corto, lo cual redunda en un precio más alto para lograr una tasa de retorno que permita su desarrollo”, dijo Da Ré.
Consideró, sin embargo, que “esto se puede mitigar si en el corto plazo se puede acceder a mercados regionales a través de exportación flexible de verano, lo cual reportará beneficios para el consumidor local”.
El directivo de YPF afirmó, por otra parte, que los nuevos planes de incentivos para la producción local, marcadas por el fin del Plan Gas 1 en diciembre, “imponen una oportunidad para direccionar subsidios y cobrar a la demanda el precio pleno”.
“Eso sería un paso importante para el ordenamiento del mercado, seguido de contratos entre privados, lo cual va a generar competencia, escala, y en definitiva, asegurar el abastecimiento al menor costo posible”, evaluó Da Ré.
Silva, a su vez, afirmó que la demanda residencial de gas durante el invierno “exige buscar mecanismos para fomentar la contra estacionalidad”.
“Con los nuevos proyectos en (la formación neuquina) Vaca Muerta, la producción local va a ir aumentando y en forma relativamente rápida vamos a encontrar problemas, sobre todo en verano”, alertó el directivo de Total.
“El desafío -sostuvo- es liberar la exportación de gas: hay que integrar los mercados energéticos del Cono Sur, Chile y por qué no el sur de Brasil, de manera de darle un destino a la producción local en verano”.
Silva indicó que “si no, va a ser muy difícil invertir para producir pozos durante seis meses, y cerrarlos por otros seis meses”.
Además de la “solución de corto plazo de liberar la exportación cuando hay exceso, no este verano pero si los próximos”, el ejecutivo estimó que se deben “re explorar opciones de nueva infraestructura para almacenamiento subterráneo y generar nuevas demandas a través de una mayor industrialización, en petroquímica para plásticos y otros productos”.
Silva advirtió además sobre la brecha entre “lo que cobramos y el costo que representa renovar reservas”, y dijo que “lo normal es que la tarifa social sea financiada por el Estado y que vaya a la demanda”.

 

Fuente: Revista Petroquímica

Compartir