Continúa la medida

Extendieron la conciliación obligatoria en el conflicto petrolero de Santa Cruz

El Ministerio de Trabajo y Seguridad Social de la Nación resolvió extender el periodo de conciliación obligatoria en el conflicto petrolero de la provincia que se desató el 8 de enero cuando empresas contratistas de YPF remitieron alrededor de 400 telegramas de despido por la reducción de gastos de la operadora y el gremio lanzó un masivo paro de actividades.

La cartera laboral intercedió dictando la conciliación obligaría y convocó a las partes a mantener reuniones de negociación en Buenos Aires, de las cuales también tomaron parte autoridades del gobierno provincial.

La última contó con la presencia del secretario adjunto del Sindicato Petrolero Santa Cruz, Rafael Guenchenén; del vicegobernador Pablo González y del presidente del Instituto de Energía, Jaime Álvarez.

Por la operadora YPF y las empresas contratistas, concurrieron Marcelo Aldeco, Alejandro Liporace y Eugenia Maciel, en tanto que el Ministerio de Trabajo estuvo representado por dos funcionarios, Mauricio Riafrecha y Mariela Liuni.

Debido a que no pudo avanzarse en un acuerdo, a pedido del Gobierno provincial y con acuerdo de todas las partes se extendió el periodo de conciliación obligatoria y se sigue negociando con la operadora y las subcontratistas.

El gremio sostiene que la operadora continúa presionando y exigiendo a sus contratistas la baja de personal, por lo cual “rechazamos de plano todos los telegramas de despido”, sostuvo el dirigente Rafael Guenchenén, advirtiendo que las empresas intentan incrementar las cesantías.

En consecuencia las autoridades de la cartera laboral, en acuerdo de partes, resolvieron extender el periodo de conciliación obligatoria y fijar una nueva fecha de reunión que será el 21 de febrero en la cual también se procurará avanzar en la implementación del Programa Nacional para la Transformación Productiva (PNTP) que propone YPF en consonancia con el gobierno nacional.

Por su parte, el vicegobernador Pablo González dijo que “para nosotros los trabajadores son la base del gobierno y los números tienen que cerrar con la gente adentro, por lo cual no avalamos ningún despido y en el marco de estas reuniones seguiremos apostando al diálogo”.

La cartera laboral intercedió dictando la conciliación obligaría y convocó a las partes a mantener reuniones de negociación en Buenos Aires, de las cuales también tomaron parte autoridades del gobierno provincial.

La última tuvo lugar el martes y contó con la presencia del secretario adjunto del Sindicato Petrolero Santa Cruz, Rafael Guenchenén; del vicegobernador Pablo González y del presidente del Instituto de Energía, Jaime Álvarez.

Por la operadora YPF y las empresas contratistas, concurrieron Marcelo Aldeco, Alejandro Liporace y Eugenia Maciel, en tanto que el Ministerio de Trabajo estuvo representado por dos funcionarios, Mauricio Riafrecha y Mariela Liuni.

Debido a que no pudo avanzarse en un acuerdo, a pedido del Gobierno provincial y con acuerdo de todas las partes se extendió el periodo de conciliación obligatoria y se sigue negociando con la operadora y las subcontratistas.

El gremio sostiene que la operadora continúa presionando y exigiendo a sus contratistas la baja de personal, por lo cual “rechazamos de plano todos los telegramas de despido”, sostuvo el dirigente Rafael Guenchenén, advirtiendo que las empresas intentan incrementar las cesantías.

En consecuencia las autoridades de la cartera laboral, en acuerdo de partes, resolvieron extender el periodo de conciliación obligatoria y fijar una nueva fecha de reunión que será el 21 de febrero en la cual también se procurará avanzar en la implementación del Programa Nacional para la Transformación Productiva (PNTP) que propone YPF en consonancia con el gobierno nacional.

Por su parte, el vicegobernador Pablo González dijo que “para nosotros los trabajadores son la base del gobierno y los números tienen que cerrar con la gente adentro, por lo cual no avalamos ningún despido y en el marco de estas reuniones seguiremos apostando al diálogo”.

 

Fuente: El Patagónico

Compartir