El petróleo sube 5,4% en lo que va del año

El crudo ya se disparó 36% desde junio y modifica el mapa petrolero

El ETF que replica el comportamiento de las petroleras avanza 23,3% desde fines de agosto. El ADR de YPF sube 35% en ese lapso.

El petróleo se ha venido recuperando en las últimas jornadas y alcanzó máximos del año para posicionarse en niveles de 57,30 dólares. En lo que va de 2017, el crudo gana un 5,4% aunque no ha logrado encontrar una tendencia definida en gran parte del año. Sin embargo, si se toma desde junio pasado a la fecha, cuando el petróleo alcanzó mínimos de 42 dólares, el avance implica cerca de un 36% hasta los valores actuales. Las compañías del sector acompañan la tendencia del crudo, que se distancia del dólar como referencia.
La recuperación del petróleo colaboró con que los índices de commodities también se recuperasen y acumulen ganancias interesantes desde los mínimos de junio pasado. Por ejemplo, el ETF que replica el índice de commodities (DBC), registra una ganancia de 20,2% desde los 13,70 dólares hasta los valores de hoy de 16,45 dólares.
A diferencia de períodos anteriores, este ciclo de recuperación del petróleo y las materias primas no se pueden adjudicar a los movimientos del dólar. El dólar a nivel mundial tuvo un periodo de apreciación importante que duró hasta septiembre pasado cuando el mercado tocó niveles de 91 puntos. Hasta ese momento, el dólar acumulaba una baja del orden del 11,4% y desde allí el billete verde comenzó una recuperación de 3,6%, pasando a cotizar en torno a los 94,50 dólares actuales.
Las materias primas prácticamente no reaccionaron a tales movimientos. Yendo particularmente al petróleo, no tuvo una tendencia definida en lo que va del 2017. Incluso, a contra-mano de lo que debería pensarse con una baja del dólar, el petróleo también sufrió debilidades. Para comienzos de septiembre, el petróleo se ubicaba un 15,7%, debajo de los máximos de comienzo de año, en el mismo periodo en el cual el dólar había perdido un 11% contra el resto de las monedas.
Así, un dólar más débil no sólo no benefició al petróleo sino que más bien condujo a que el precio del crudo también se hundiera. Hoy con el dólar rebotando un 3,6% desde los mínimos de septiembre, el petróleo se recupera con fuerza. El dólar como driver para determinar el precio del petróleo dejó de ser lo que era, al menos en este 2017.
El buen momento del crudo está siendo capitalizado por las compañías productoras de petróleo en EE.UU. y a nivel mundial. Por ejemplo, el ETF que replica el comportamiento de las compañías petroleras (IEO) también registra ganancias interesantes con subas del 23,3% desde fin de agosto a la fecha. Las acciones con mayor ponderación en ese índice ganan hasta un 32% desde septiembre a la actualidad.
Algo similar ocurre en Europa. El índice Stoxx 600 Oil& Gas, que recoge las principales empresas petroleras de Europa, ha vuelto a niveles no vistos desde mediados de 2015, impulsado por el incremento que está experimentando el crudo, que ha contagiado al sector.
El banco británico HSBC ha sido el último en lanzar un mensaje positivo para el sector petrolero global. Considera que la ecuación rentabilidad / riesgo en este momento es atractiva, y más teniendo en cuenta que esperan subas para el petróleo en los siguientes 1o 2 años. A su vez destacan cómo las grandes petroleras están emergiendo desde un periodo de tres años de revés, y cada vez hay más evidencias de un contexto financiero robusto, y de dividendos sostenibles con el petróleo en el entorno de los 50 dólares, es decir, por debajo de los precios actuales.
A nivel local, las más representativas del sector petrolero son YPF y Petrobras pero cada una vive un momento distinto. El ADR de YPF acompaña la tendencia a nivel internacional ya que desde agosto a la fecha, la emisora registra un avance del 35%, pasando de 18,40 dólares hasta los 24,90 dólares actuales. A nivel comparativo con sus pares locales de otros sectores, YPF tiene mucho para recuperar ya que está retrasada respecto del Merval en general y de acciones como las energéticas y bancos en particular. Desde que el petróleo hizo piso en 2016, YPF avanzó un 96% hasta los valores actuales, acompañando el ciclo del crudo y de sus pares sectoriales.
Petrobras, agobiada hasta el 2015 por los casos de corrupción, gana cerca de un 25% desde septiembre a la fecha aunque si ampliamos el análisis y vemos el rally que tuvo desde que el crudo comenzó su recuperación en 2016, la ganancia de la petrolera estatal es de 310%. En el último tramo, desde junio, Petrobras acumula una ganancia del 45%, acompañando la tendencia del crudo.
Esta buena evolución de la compañía se da gracias a que en paralelo los conflictos políticos cedieron, hubo un cambio de gobierno en el medio y la economía brasileña comenzó a crecer, acompañado de un proceso de estabilidad en los precios y recuperación del empleo.
Lo que queda en claro es que en ambos casos el petróleo es un driver a considerar para los próximos meses y años y que, de continuar recuperándose el precio internacional de crudo, las acciones de ambas compañías a nivel local y del sector a nivel general, podrán continuar recuperándose después de años de debilidad producto del mercado bajista que sufrió el petróleo en 2014 cuando pasó de 100 a 26 dólares.

 

Fuente: El Cronista

Compartir