Según las previsiones de GELA

El Cono Sur tendrá excedentes exportables de gas para 2025

Los campos de Presal en Brasil, el shale de Vaca Muerta en la Argentina y las nuevas inversiones exploratorias de Bolivia permitirán que en el mediano plazo estas tres naciones eleven significativamente sus niveles de producción gasífera.

En la próxima década, el Cono Sur puede pasar a ser una región excedentaria en el suministro de gas natural, según lo anticipa Gas Energy Latin America (GELA). A decir del ex ministro boliviano de Energía y actual director de la consultora, Álvaro Ríos Roca, frente a este escenario los productores tendrán que extremar su ingenio para competir en términos de precios y condiciones de entrega.

“Asimismo, habrá una gran competencia en el mercado de gas natural licuado (GNL), el cual vendrá importado principalmente de Estados Unidos, país que presenta la doble ventaja de ser flexible y de prepararse para construir nuevos proyectos de regasificación”, vislumbra el experto. A su entender, todo indica que el negocio se volverá cada vez más desafiante. “Pero mucho de lo que ocurra dependerá también de la demanda y de que las naciones del Cono Sur retomen un crecimiento económico sostenido”, aclaró.

Ríos Roca // “Todo indica que el negocio se volverá cada vez más desafiante. Pero mucho de lo que ocurra dependerá también de la demanda y de que las naciones del Cono Sur
retomen un crecimiento económico sostenido”

Ríos Roca subrayó que, ante el crecimiento de las reservas hidrocarburíferas convencionales y no convencionales experimentado en los últimos años por sus principales compradores de gas natural (Brasil y la Argentina), Bolivia debió sancionar una legislación de incentivos económicos y algunos decretos reglamentarios a fin de captar nuevas inversiones exploratorias en el sector privado. “Los resultados de estas medidas lucen auspiciosos”, manifestó.

En ese sentido, adelantó que entre 2017 y 2021 el país del Altiplano perforará varios prospectos con potencial en Caipipendi, Huacareta, Azero, Charagua y otros bloques con el objetivo de descubrir nuevas reservas y ampliar la producción. “Si la geología es favorable, Bolivia podrá tener más excedentes exportables hacia 2025”, vaticinó.

Potencial brasileño

Brasil descubrió el Presal en 2005. Al contar con un potencial de 176.0000 millones equivalentes de barriles de petróleo y gas, Petrobras y varios actores apostaron grandes recursos económicos y tecnología en la zona. “Esta apuesta se mantendrá firme en los próximos años”, aseguró Ríos Roca.

Actualmente, detalló, el Gobierno brasileño está cediendo áreas y otorgando incentivos y mejores términos fiscales, regulatorios y de mercado a fin de aumentar la exploración y optimizar la producción en esa y otras cuencas. “La producción de gas natural va en aumento en Brasil. Mientras que hacia 2007 era de 15,2 millones de metros cúbicos (m3) diarios, en junio de este año ascendió a 59 millones de m3 por día”, comparó.

Los promisorios campos del Presal, acotó, empezaron produciendo 320.000 m3 diarios y hoy aportan 25 millones de m3. “Si consigue inversiones para desarrollar nueva infraestructura y separar el dióxido de carbono (CO2), el gigante del Mercosur seguirá aumentando exponencialmente su explotación gasífera. Para 2025 podría obtener 80 millones de m3 diarios, de los cuales 40 millones provendrán del Presal”, calculó.

Carta y reunión

La potencialidad no convencional de la Argentina no resulta menos impresionante. De acuerdo con Ríos Roca, la formación Vaca Muerta dispone de recursos técnicamente recuperables del orden de los 308 trillones de pies cúbicos (TPC) de gas natural.

“Por estos días, una serie de incentivos, acuerdos con sindicatos y mejores precios para el gas en boca de pozo está gestando millonarias inversiones para producir eficientemente shale y tight gas”, resaltó.

En 2014, recordó, el mercado argentino producía alrededor de 113 millones de m3 por día. “En mayo de esta temporada, en cambio, ese volumen subió hasta los 122 millones de m3. Y de este total, el tight y el shale gas ya representan unos 29 millones de m3 diarios”, enfatizó el director de GELA. ©


Asesoramiento regional

GELA presta servicios a empresas e instituciones del sector energético y a instituciones financieras a nivel mundial en materia de petróleo, gas natural, energía eléctrica y fuentes renovables en la región de Latinoamérica y el Caribe. La firma se especializa en la formulación de propuestas sobre la organización de la industria gasífera, tanto en la cuestión de precios, tarifas y competitividad como en temas regulatorios. Lleva a sus clientes análisis diferenciados, conducidos por su red de consultores permanentes y asociados, con base en su sólido banco de datos a escala regional.


Compartir