Calificadora prevé más inversiones de YPF en Vaca Muerta y aumento de reservas en un nuevo contexto

La calificadora de riesgos local Fix (afiliada de Fitch Ratings) destacó hoy que "se espera un fuerte ritmo de inversiones y un aumento sostenido de la producción" en la formación hidrocarburífera de Vaca Muerta, en un informe de actualización sobre la compañía YPF.

La calificadora de riesgos local Fix (afiliada de Fitch Ratings) destacó hoy que “se espera un fuerte ritmo de inversiones y un aumento sostenido de la producción” en la formación hidrocarburífera de Vaca Muerta, en un informe de actualización sobre la compañía YPF.
“Ante el escenario actual, que favorece la inversión en la cuenca neuquina, consideramos que la base de reservas podría experimentar un crecimiento gradual que contribuya a mantener su vida promedio en el rango de 5 a 6 años”, proyectó Fix, que otorga una perspectiva “estable” a las distintas series de obligaciones negociables emitidas por la petrolera.
Al plantear las “mejores perspectivas para Vaca Muerta”, la calificadora resaltó que a comienzos de 2017, el Estado y las compañías y sindicatos petroleros llegaron a un entendimiento para incrementar la productividad del yacimiento.
El compromiso asumido incluye “el ordenamiento del esquema de precios, estabilidad fiscal a nivel provincial y mayor flexibilidad en la contratación de mano de obra”, circunstancias que aportan al análisis de Fix un mejor contexto para la compañía.
Así, “frente a este nuevo marco que mejora la ecuación económica de largo plazo para la extracción de recursos no convencionales, para los próximos años se espera un fuerte ritmo de inversiones y un aumento sostenido de la producción en dicha formación”, proyectó la calificadora.
Fix evaluó además que la compañía con mayoría de capital estatal podrá revertir en los próximos años el descenso reciente en sus reservas petroleras.
YPF, según el informe, “logró mitigar la caída de precios con una mayor eficiencia de costos”, y mediante un incremento de la productividad “a través de la reducción de los costos de extracción”, hoy debajo de los 13 dólares por barril.
“En un entorno de negocios desafiante para las petroleras locales, esperamos que YPF continúe enfocada en el desarrollo continuo de eficiencias que le permitan mantenerse competitiva en costos”, indicó la agencia, que destacó que “la fuerte devaluación que experimentó el peso desde fines de 2015, impactó negativamente en la rentabilidad de YPF”.
La calificadora mencionó asimismo el efecto sufrido por la compañía debido al ajuste de los precios locales del crudo, “impulsado por el gobierno en pos de una rápida convergencia con su referencia internacional (el Brent, con una cotización cercana a los 55 dólares por barril)” y destacó que YPF “opera en un sector estratégico para la política económica y energética del país”.
“El Estado cumple un rol central en materia regulatoria, y además, como participante clave del sector, a través de la implementación de subsidios y en carácter de accionista principal de YPF”, resaltó Fix.
El informe añadió que la petrolera “exhibe una posición dominante en el mercado local de hidrocarburos, con una participación en la producción de gasoil y naftas cercana al 55 por ciento”, con lo cual ejerce “influencia significativa en la formación de los precios de estos productos”.

Compartir