Urtubey: “Vamos a lograr mejoras en la rentabilidad del sector petrolero”

Entrevista con el gobernador de Salta 

El titular del Ejecutivo salteño, Juan Manuel Urtubey, señaló como los principales retos de cara a 2011 la profundización de la inversión en exploración y el sostenimiento de los niveles de explotación. “Han crecido las áreas de exploración; es un dato alentador para nosotros”, indicó. Y subrayó la necesidad de mejorar la rentabilidad del sector para motivar el crecimiento de la inversión.

Ante un auditorio de ejecutivos de empresas que componen desde la etapa exploratoria hasta la productiva de toda la cadena del petróleo y del gas en el país, el gobernador de Salta, Juan Manuel Urtubey, apuntó a la necesidad de invertir en logística para asegurar el desarrollo del sector productivo. En ese espacio dialogó con Revista Petroquímica, Petróloe, Gas & Química.

¿Cuáles son los desafíos para el último año de gestión en materia hidrocarburífera?, preguntamos al funcionario. 

Profundizar la inversión en exploración, sostener los niveles de explotación y crecer. Han crecido las áreas de exploración; es un dato alentador para nosotros. Somos optimistas y creemos que esas exploraciones que se llevan adelante serán exitosas. Y también soy optimista porque creo que vamos a poder lograr mejorar la rentabilidad del sector. Cuando esto ocurra, seguramente la inversión va a crecer notablemente. La curva de generación de energía empieza a moderarse. La Argentina no se va a quedar sin energía, pero debemos prever tener el soporte logístico que nos permita una década o dos de crecimiento.

¿Qué alternativas se deberían plantear para que la inversión crezca?  

Gobierno una provincia a la cual se le compra el gas a 1,8 dólares el millón de BTU, mientras que al lado, pasando la frontera, a pocos kilómetros, se paga 7 dólares. Eso no es razonable. ¿Adónde está la razonabilidad de eso? Obviamente,  es más rentable producir del otro lado de la frontera que de este lado; estamos hablando de la misma cuenca. Esas son las cosas que hay que discutir en la Argentina. Tiene que ser más racional la relación entre lo que pagamos afuera con lo que pagamos adentro. Si nosotros mejoramos las condiciones, la actividad crece sola.

¿Cómo afecta la conflictividad social al desarrollo del sector en Salta y qué acciones se llevan a cabo al respecto? 

Desde que asumí en 2007 personalmente me dedico a ir destrabando trabajosamente los cortes de rutas en el norte salteño, pero el éxito hasta ahora es relativo. Las idas y vueltas son constantes; el tema es complicado porque las rutas nacionales son jurisdicción federal y el trabajo de la Policía de la provincia apunta a un objetivo diferente que el de la Gendarmería. En Salta hemos desarrollado una división especial dentro de la fuerza que se encarga de intentar destrabar los cortes, que complementamos con más trabajo social. Los 59 intendentes de los distritos de la provincia se dedican a hacer trabajo social, casa por casa, con los recursos descentralizados.

El crecimiento económico, cuando no está atado a niveles de desarrollo sustentable, nos genera problemas. Lo saben quienes han tenido que lidiar en el norte de la provincia con esta situación que venía de hace mucho tiempo, con ausencia total y absoluta del Estado. Por eso recuperar todo esto nos cuesta muchísimo y todavía no logramos tener los resultados que queremos. Junto con eso, tenemos que avanzar sobre cuestiones estructurales que hay que resolver. Necesitamos salir de viejos preconceptos que hacen atrasar las posibilidades de convertir ese crecimiento económico en desarrollo.

¿A qué preconceptos se refiere? 

Primero debemos pensar por qué no hay cultura de ahorro nacional y cómo convertimos ese ahorro en posibilidades de financiamiento. Es ahí donde creo que nos tenemos que sentar a discutir. Entiendo las razones de cada uno, pero tenemos que plantearnos la posibilidad de lograr tener la logística necesaria para que la Argentina soporte los niveles de crecimiento que debe tener durante los próximos 10 años. Tenemos que dejar de pensar en el financiamiento externo como única forma de sostener crecimiento; es decir, financiar una actividad con el excedente de otra actividad competitiva, que es uno de los principales problemas que tenemos. Le restamos competitividad a los sectores más dinámicos de la Argentina para sostener segmentos claramente no competitivos que generan que deprimamos a los que sí son competitivos y no resolvemos los problemas estructurales que hacen falta.

¿Ayudará a revertir situaciones conflictivas la iniciativa de la Presidenta de conformar una mesa de diálogo del sector? 

Creo que es un avance importantísimo porque lo que nosotros necesitamos es garantizar previsibilidad en el sector y en alguna medida bajar los climas de tensión. Eso fue un paso adelante. La otra tarea tiene que ver con la cuestión social en los sectores no representados, no estructurados formalmente en la actividad, pero que sí en definitiva buscan eso. Hay que tomarlo por capítulos, no es todo negro o blanco. Yo creo que vamos avanzando, y que esa mesa es importante. El convenio que se ha firmado es interesante y esa es la senda que hay que transitar.

Año electoral

“Entiendo que hasta que no haya un ferrocarril Belgrano funcionando no será competitiva la actividad productiva en la región del NOA, y esencialmente debemos planificar sobre la dotación de una infraestructura energética que, por primera vez en varias décadas, empieza a exhibir curvas descendentes”, advirtió el mandatario provincial durante el último almuerzo del año del Club del Petróleo, que tuvo lugar a fines de noviembre. “Si quiero sostener niveles de desarrollo equitativo en la Argentina en vez de seguir trabajando desde la lógica del subsidio cruzado permanente el desafío es invertir en logística para darle competitividad a los sectores de la producción”, enfatizó.

De cara a un año electoral, Urtubey anticipó que buscará un nuevo período al frente del Ejecutivo provincial en los comicios fijados para el 10 de abril, un poco más de seis meses antes del sufragio nacional, que se prevé para el 23 de octubre. Para no dar lugar a otras interpretaciones de tinte político, el funcionario fundamentó su decisión en la vigencia de la reforma política en la provincia, que avanzó en la implementación del voto electrónico –con Tierra del Fuego forman la dupla que pone en marcha el año que viene el ‘e-voto’ a escala local–, circunstancia que obliga a desdoblar la votación del calendario nacional.

Compartir