El período 2017-2021 será clave para la provincia

Una inversión millonaria en Río Negro

La distribuidora de electricidad rionegrina Edersa se comprometió a desembolsar esa suma durante los próximos cinco años. El objetivo es ampliar la oferta energética y cubrir la demanda provincial. Se calcula que la inversión será de $ 500 millones.

En el corto plazo, Río Negro será sede de un importante conjunto de obras de infraestructura eléctrica que contribuirá de manera decisiva con el abastecimiento energético provincial tanto a nivel domiciliario y comercial como industrial.
La distribuidora Energía Río Negro (Edersa) prometió invertir con ese fin unos $ 500 millones hasta 2021. Así lo anticipó el gerente de planificación de la firma, Avelino Montupil.
“Nuestro plan comprende trabajos específicos de distribución, mejoras edilicias y renovación de mobiliario. Apuntamos a reforzar la capacidad de consumo y satisfacer la creciente demanda”, aseguró el directivo.
Más allá de incorporar redes de 33.000 Watts para brindar apoyo a tramos troncales de distribución primaria de media tensión, la empresa también llevará a cabo obras adicionales que no están presupuestadas y para las que recurrirá a financiamiento externo.
Para que la propuesta ideada por Edersa se materialice, sólo hace falta que el Ente Provin-cial Regulador de la Electricidad (EPRE) defina el nuevo cuadro tarifario que regirá en la provincia. Si bien esta readecuación de las tarifas eléctricas se dará a conocer en las próximas semanas, está previsto que su aplicación se realice de forma retroactiva a noviembre de 2016.
Con sede en Cipolletti, Edersa se dedica a la generación, distribución y venta de energía eléctrica en casi toda la provincia de Río Negro, salvo por San Carlos de Bariloche y el departamento de Pichi Mahuida. Su área de concesión abarca unos 203.000 kilómetros cuadrados (km²) y alberga a unos 183.000 clientes. Posee una red de 897 kilómetros (km) de líneas de alta tensión, 4.193 km de líneas de media tensión y 3.480 km de líneas de baja tensión.

Montupil:
“Nuestro plan comprende trabajos específicos de distribución, mejoras edilicias y renovación de mobiliario. Apuntamos a reforzar la capacidad de consumo y satisfacer la creciente demanda”

 

Valle Medio

Una de las obras más significativas tendrá lugar en el Valle Medio, donde Edersa atiende a unos 14.000 usuarios. En Choele Choel, por caso, la distribuidora prometió una nueva estación transformadora que duplicará la potencia disponible. La unidad servirá para abastecer tanto a esa ciudad como a Darwin y la zona de influencia.
A fin de aportar energía a Lamarque y Pomona, la firma tenderá una nueva línea de 44 kilowatts (Kw) que contará con su respectiva estación transformadora.
En el Alto Valle, en tanto, Edersa construirá una estación transformadora de 132 Kw que incrementará en un 50% la oferta para los 15.000 habitantes de Allen y Fernández Oro.
La compañía montará, asimismo, dos alimentadores troncales en Roca. Así, podrá cubrir los requerimientos del nuevo parque industrial, el centro industrial Stefenelli, Cervantes, el sector Gómez-Paso Córdova, Chacra Monte y el norte de Barrio Nuevo.
En Cipolletti, cuya potencia crecerá un 50%, instalará un centro de Distribuidor Norte y nuevos alimentadores troncales desde la estación El Treinta. Adicionalmente, extenderá un alimentador de 33 Kw por el camino del nuevo puente de la Isla Jordán.
No menos relevante será la incorporación de un alimentador troncal de 33 Kw y una nueva estación transformadora (con sus respectivos alimentadores en 13,2 Kw) en Las Grutas, que de ese modo verá incrementada su oferta un 75%.
En Viedma, finalmente, la capacidad aumentará un 40%, gracias a la habilitación de un alimentador en 33 Kw hasta El Cóndor que –con su estación transformadora– asistirá a 30.000 usuarios, sin omitir otras mejoras de consideración para la línea Chichinales-Valle Azul y Maitén-Ñorquinco.

Para que la propuesta ideada por Edersa se materialice, sólo hace falta que el Ente EPRE defina el nuevo cuadro tarifario que regirá en la provincia, modificación que se dará a conocer en las próximas semanas.

 

Obras adicionales

Entre los trabajos que quedaron fuera del presupuesto, pero que igualmente se llevarán a cabo a partir de financiamiento externo, figura la construcción de una nueva estación para abastecer las crecientes necesidades eléctricas de Catriel. Hasta ahora, la principal ciudad petrolera de Río Negro está abastecida meramente por una línea radial proveniente de Divisores La Pampa.
Por otro lado, Edersa piensa desarrollar un corredor andino de 132 Kw para ampliar el suministro a El Bolsón, y un troncal entre Jacobacci y Los Menucos que multiplicará por tres la oferta en dicha zona.
Para el Alto Valle contempla una obra de reconversión tecnológica para Roca, así como una nueva estación transformadora y un cambio en el trazado de 132 Kw para Cipolletti.
Además, la distribuidora confía en montar un punto de abastecimiento de 500 Kw en la Región Atlántica, con el propósito de garantizar el abastecimiento de Viedma, San Antonio y Sierra Grande, entre otras localidades. ©

En Cipolletti, cuya potencia crecerá un 50%, Edersa instalará un centro de Distribuidor Norte y alimentadores troncales desde la estación El Treinta, además de extender un alimentador de 33 Kw por el nuevo puente de la Isla Jordán.

 

Compartir