Según el presidente del IAPG, Ernesto López Anadón

“Un 10% de Vaca Muerta equivale a tres Loma La Lata”

La puesta en valor de apenas una décima parte de los hidrocarburos no convencionales que alberga Vaca Muerta podría representar, según las estimaciones de Ernesto López Anadón, titular del Instituto Argentino del Petróleo y el Gas, el triple de los recursos de Loma La Lata, el yacimiento que gasificó al país.

Así como el hallazgo y progresivo desarrollo del yacimiento gasífero Loma La Lata modificó de manera sustancial la matriz energética argentina de las últimas décadas, el aprovechamiento de los recursos hidrocarburíferos no convencionales de Vaca Muerta tendrá una implicancia decisiva en el futuro de la industria y la economía nacional. Así lo cree el presidente del Instituto Argentino del Petróleo y el Gas (IAPG), Ernesto López Anadón, para quien explotar una pequeña proporción de dicha formación alcanzará para recuperar la autonomía perdida y reposicionar a la nación como una plaza exportadora de energía.
“Si ponemos en valor sólo un 10% de Vaca Muerta, tendremos el equivalente a tres Loma La Lata, que fue el yacimiento que gasificó el país”, aseguró el directivo durante la apertura del congreso ‘Encuentro con CEOs”, en el marco de la 10° edición de Argentina Oil & Gas (AOG) 2015.
Según sus palabras, el desarrollo de estos recursos representa una oportunidad única para el mercado local, que podría llegar a recibir inversiones del orden de los u$s 20.000 millones al año. “Y esos capitales no sólo llegarían a las áreas específicas donde se llevará a cabo la actividad, sino también a otras regiones donde podrían instalarse industrias relacionadas (como la petroquímica), tal como lo demuestran los estudios que venimos realizando desde el IAPG”, puntualizó.
Para ello, indicó, será clave contar con un ambiente de negocios favorable, por un lado, y con la colaboración de todos los actores involucrados, por otro. “En ese sentido, hoy disponemos de una legislación adecuada que permite encarar proyectos de desarrollo de reservas convencionales y también da lugar a la implementación de nuevas tecnologías, como las que se aplican en las explotaciones no convencionales y en la reactivación de campos maduros”, resaltó.
Además de constituir un 86% de la matriz energética, indicó, la industria de Oil & Gas desempeña un rol vital para la Argentina en función de la especialización y diversidad de las empresas que la componen. “No puede omitirse el alto nivel de tecnología e innovación que esas compañías emplean para llevar a cabo sus operaciones”, completó.

López Anadón //     
“Se calcula que Vaca Muerta tiene recursos por 308 TCF en una superficie 100 veces mayor a la de Loma La Lata. Con un 10% de dicho potencial, el país estaría en condiciones de obtener el triple del gas provisto por ese yacimiento”

Enorme desafío

De acuerdo con López Anadón, no todos los recursos de Vaca Muerta podrán transformarse en reservas. “No será técnica ni económicamente fácil explotarlos a nivel comercial. Pero indudablemente hay que afrontar ese enorme desafío”, sostiene.
En cuanto a la comparación con Loma La Lata, recuerda que ese yacimiento de gas convencional permitió desde fines de los 70 una mayor oferta gasífera en la matriz energética nacional, el reemplazo masivo de los combustibles líquidos como insumos para la generación eléctrica, la expansión del polo petroquímico de Bahía Blanca y la creación de –lo que hoy sigue siendo– uno de los mayores parques automotores a gas natural comprimido (GNC) del planeta.
“Se calcula que Vaca Muerta tiene recursos por 308 billones de pies cúbicos (TCF, por sus siglas en inglés) en una superficie 100 veces mayor a la de Loma La Lata. Por ende, con un 10% de ese potencial el país estaría en condiciones de obtener el triple del gas provisto por Loma La Lata, e incluso podría volver a comercializar el fluido en el exterior”, remarca.
Desde el IAPG, acota, se tratará de promover esta revolución energética con información clara y transparente. “Hay que desmitificar las distintas acusaciones que se le han hecho a la técnica de la fracturación hidráulica. Ninguna de ellas se basa en hechos reales y todas carecen de fundamento científico”, asevera.
A su entender, es fundamental difundir cómo se realiza verdaderamente la actividad y qué tecnologías se utilizan dentro del segmento no convencional. “Apuntamos a dar a conocer de qué modo la industria se encuentra preparada para tomar los recaudos necesarios a la hora de minimizar la impronta que esta vía de extracción deja, tal como cualquier otra labor humana, ya sea industrial, agropecuaria, municipal o personal”, concluye.

Vasta trayectoria

Graduado como ingeniero industrial e ingeniero en Petróleo en la Universidad de Buenos Aires (UBA), López Anadón es una “palabra autorizada” dentro de la industria hidrocarburífera. En mayo del año pasado fue reelecto presidente del IAPG, cargo que ocupa desde 2008.
A lo largo de su vasta trayectoria, se ha desempeñado como director general de Marketing y Desarrollo de Negocios de Gas en YPF y fue responsable del creciente negocio gasífero de la empresa, así como de otros proyectos de relevancia. Anteriormente, trabajó en cargos de dirigencia en renombradas compañías del sector, como Astra, Hughes Tool Co, Mega, Metrogas, Refinor y Pluspetrol.
Presidió la Unión Internacional del Gas (IGU, según sus siglas en inglés) entre 2006 y 2009. Condujo el Congreso Mundial de Gas que se realizó en Buenos Aires en 2009, el Congreso de GNL llevado a cabo en Argelia en 2010 y el Congreso sobre Investigación en Aplicaciones de Gas Natural que se efectuó en Seúl en 2011. ℗

Compartir