Tras inaugurar una refinería, el Grupo Más Energía proyecta otra

Acaba de invertir u$s 135 millones

Con la flamante Renesa, ubicada en Plaza Huincul (Neuquén), el Grupo producirá un 8% de la nafta súper del mercado nacional.  Y planea la construcción de otra refinería, una planta de bioetanol, una usina eléctrica y una unidad de tratamiento de efluentes.

A cargo de Petrolera Argentina –que ya producía naftas vírgenes, gasoil, fuel oil, gas licuado de petróleo (GLP), aguarrás y kerosén–, el Grupo Más Energía acaba de poner en marcha su refinería Renesa, que le ahorrará al país unos $ 1.600 millones anuales en importaciones de combustibles.

A decir del presidente y CEO del Grupo, Miguel Schvartzbaum, la instalación –la primera de su tipo que se abre en la Argentina en los últimos 18 años– ya está en condiciones de producir unos 445.000 metros cúbicos (m³) por año de nafta súper, lo que equivale a un 8% del mercado nacional. “Asimismo, aportará un 15% del gasoil de la región”, añade.

Situada en el Parque Industrial Cultral Có-Plaza Huincul (Neuquén), la materialización de la central –que demandó una inversión cercana a los u$s 135 millones– contó con el respaldo crediticio de la Nación, la provincia de Neuquén y las comunidades de Cutral Có y Huincul (a través de su Ente Autárquico Municipal –ENIM–).

El emprendimiento –cuya presentación formal se llevará a cabo en octubre, en un acto al que prometió concurrir la presidente Cristina Fernández– tiene como meta abastecer del combustible refinado tanto a estaciones de servicio sin contrato como a refinerías de una vasta región compuesta por Neuquén, Río Negro, el sur de Mendoza, el sur de Buenos Aires y el norte de Chubut. “Uno de nuestros principales objetivos es habilitar a las expendedoras sin bandera que cerraron en los últimos años por la pérdida de rentabilidad del negocio”, comenta el directivo.

Apoyo provincial

De acuerdo con Schvartzbaum, en casi 12 años Petrolera Argentina lleva invertidos más de u$s 160 millones, independientemente de las oscilaciones políticas y económicas registradas en el país. “En este lapso, no hemos despedido ni suspendido nunca a un solo trabajador”, destaca.

En ese sentido, apunta que la firma viene realizando un seguimiento en diversas escuelas técnicas de Neuquén y en la Universidad Tecnológica Nacional (UTN) para ofrecerles prácticas laborales a muchos estudiantes, gran parte de los cuales terminan siendo contratados en forma permanente. “En sintonía con nuestra preocupación por defender el empleo y brindar capacitación a nivel local, debe resaltarse que el gobierno provincial siempre nos ha apoyado”, asegura.

Si bien se constituyó formalmente en 2010, los empresarios que compusieron el Grupo Más Energía habían dado sus primeros pasos en Neuquén en 2001, con la compra de la destilería de PASA, hoy Petrolera Argentina.

En 2007 fueron por más, al adquirir Refinadora Neuquina, Maikop y la firma de logística Umber. En la primera usina emprendieron la producción de aguarrás, mientras que en la segunda comenzaron a desarrollar procesos de hidrotratamiento y reformado a isomerización de naftas.

Hasta la actualidad, la compañía ha evolucionado significativamente tanto en términos de volúmenes de producción como en su cartera de clientes y su caudal presupuestario.

Nuevos proyectos

Lejos de contentarse con las inversiones realizadas, el Grupo Más Energía planea nuevas iniciativas para el corto y mediano plazo. Cuatro son los proyectos más relevantes en carpeta: otra refinería, una planta de bioetanol a partir de maíz y sorgo, una usina eléctrica y una unidad de tratamiento de efluentes.

La segunda refinería de Huincul, que desde febrero de este año posee el visto bueno de la Secretaría de Energía de la Nación, tendría –según estimaciones preliminares– un costo de u$s 500 millones. La iniciativa apunta a alcanzar una capacidad productiva de 20.000 barriles diarios. La planta de bioetanol, en tanto, estaría localizada en La Pampa y sería capaz de procesar 90.000 m³ anuales.

En materia eléctrica, la idea es generar 60 megawatts (Mw) para consumo propio. De ese volumen, 20 Mw se obtendrían mediante el uso de biodiesel y 40 Mw, con generación de ciclo combinado. El financiamiento de esta propuesta –que recién se encuentra en una incipiente etapa de diseño– podría provenir del exterior, más precisamente de la República Checa.

En lo inmediato, el Grupo prevé la puesta en marcha de Neuform, una empresa que se dedicará al tratamiento de efluentes. Y, de cara al futuro, evalúa la ambiciosa alternativa de lanzar nuevas estaciones de servicio en la Patagonia. ℗

Compartir