Renegociación de contratos

Tierra del Fuego prepara una licitación de cuatro áreas con potencial gasífero

Mientras ultima detalles de la prórroga de los contratos de YPF y Sipetrol en Megallanes, la gobernación fueguina aspira a relicitar durante el primer trimestre de 2017 el bloque CA12, que se subdividirá en cuatro áreas (dos off shore y dos en tierra). Al mismo tiempo, está negociando la prórroga de las concesiones de Total, PAE y Wintershall en la isla.

Edición impresa № 324 | Octubre - Noviembre 2016

Tierra del Fuego es uno de los grandes productores de gas del país. A su vez, canaliza la creciente oferta del fluido proveniente desde los yacimientos off shore ubicados en el mar al sur de la isla (son propiedad del Estado nacional por estar ubicados más allá de las 12 millas submarinas). En pos de poner en valor oportunidades aún subexplotadas que ofrece la geología de la provincia más austral del país, la gobernación de Rosana Bertone prevé sacar una licitación de nuevas áreas con potencial gasífero.
En rigor, se relicitará el área CA12, que fue concursada hace dos años pero el proceso quedó trunco (fue preadjudicada a la empresa Roch, que declinó de confirmar su posición). Se trata de un bloque de una extensión superior a los 4.000 kilómetros cuadrados (km²). Tamaña superficie habilitó un cambio de estrategia por parte de la administración fueguina: en lugar de compulsar un solo campo, lo subdividirá en cuatro bloques más pequeños. Dos en tierra y dos en territorio off shore.
“Estamos redactando el pliego licitatorio, con vistas a lanzar oficialmente el proceso durante el primer trimestre del año que viene”, explicó Omar Nogar, secretario de Energía provincial. “La anterior compulsa quedó desierta. Roch, que había realizado la oferta más alta, desistió de avanzar y los restantes oferentes tampoco mostraron interés”, agregó en diálogo con Revista Petroquímica, Petróleo, Gas, Química & Energía.
El área CA12 está emplazada en una estructura geológica similar al bloque Coirón, ubicado en Chile, donde Enap, la empresa estatal de ese país, está llevando adelante una exploración para determinar la viabilidad de la extracción de recursos no convencionales de gas (shale gas).

Nogar //
“Estamos redactando el pliego licitatorio, con vistas a lanzar oficialmente el proceso durante el primer trimestre del año que viene. La anterior compulsa quedó desierta. Roch, que había realizado la oferta más alta, desistió de avanzar y los restantes oferentes tampoco mostraron interés”

Renegociación

Nogar aseguró, a su vez, que la gobernación está avanzando con la renegociación del contrato de concesión del área Magallanes a favor de una UTE conformada por YPF y Sipetrol, filial precisamente de Enap. “Son tratativas que están muy avanzadas. Esperamos cerrarlas antes de fin de año”, precisó el funcionario, antes de agregar que “también estamos avanzando en la renegociación del contrato firmado con el consorcio integrado por Total, Pan American Energy (PAE) y Wintershall por la concesión de Cañadón Alfa y otros bloques menores”. “Son campos que casi no cuentan con reservas pero sí con instalaciones de superficie que se utilizan para procesar los hidrocarburos que se explotan en Karina-Aries”, explicó.
Magallanes es un bloque que se reparte entre las provincias de Santa Cruz y Tierra del Fuego y territorio del Estado nacional. Sólo resta que la gobernación de la isla firme la prórroga de la concesión por 10 años.
Se trata de un bloque cercano a donde Enap y ConocoPhillips prospectarán recursos de shale gas. En julio la estatal chilena acordó una asociación con la multinacional norteamericana para explorar y eventualmente explotar gas no convencional en el extremo sur del país trasandino.
ENAP y ConocoPhillips trabajaban desde 2014 en el estudio de una potencial producción de hidrocarburos no convencionales en la región austral de Magallanes, donde la estatal opera pequeños yacimientos de petróleo y gas.
El acuerdo contempla la creación de una empresa conjunta en la que ENAP mantendrá el control con un 51% de la propiedad. De ser exitoso el trabajo de exploración de shale gas o gas de esquisto, ConocoPhillips invertiría entre u$s 70 y u$s 100 millones en los próximos cuatro años.
El gerente general de ENAP, Marcelo Tokman, señaló a la prensa local que la estatal planeaba solicitar financiamiento externo este año para pagar un ambicioso plan de inversiones por u$s 800 millones para 2016.
En 2016, el Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS, por sus siglas en inglés) publicó un informe que revela que el gas no convencional recuperable en Magallanes equivale a 8,3 trillones de pies cúbicos (TCF).

De lado argentino

A su vez, en junio de este año, YPF y Enap anunciaron una inversión de u$s 165 millones del lado argentino en el área Magallanes. El proyecto apunta a incrementar en más de 60% la producción diaria de gas natural y en 25% la de petróleo.
La proyección contemplada en Magallanes es que ambas empresas superen los 2,4 millones de m³/d actuales de gas hasta alcanzar una oferta de 4 MMm³/d de gas; en la producción de petróleo crudo asociado, de los 800 m³/d actuales a 1.000 m³/d en esa misma área de explotación.
El presidente Miguel Gutiérrez afirmó que “la puesta en marcha de este proyecto es muy significativa porque permitirá aumentar de manera sustentable y eficiente el abastecimiento de gas para la Argentina”.
“Al mismo tiempo, este acuerdo contribuye al fortalecimiento de la integración regional y el vínculo entre los dos países, mediante este proyecto que afianza el vínculo con ENAP, en un área en la que trabajamos en forma conjunta desde hace 25 años”, insistió.
Por su parte, Marcelo Tokman, titular de Enap, destacó que “el proyecto PIAM es parte del Plan Estratégico de Negocios, y compromete una inversión significativa y concreta, que ratifica el compromiso que ENAP tiene para continuar gestionando un negocio sustentable”, en el año en el que la compañía celebra 25 años de operaciones en Argentina. ©

 

Compartir