Grupo Galileo: Incorporación de gas proveniente de pozos no conectados

Se lanza un fondo para invertir u$s 70 millones en GNL y energía más limpia

La iniciativa contempla la captura del venteo de gas y su transformación en gas natural licuado. Este recurso será utilizado como combustible por nuevas centrales termoeléctricas. La primera de ellas, emplazada en Mendoza, promoverá un ahorro de un 30% en las emisiones de dióxido de carbono en comparación con una central diesel equivalente.

El Grupo Galileo lanzará un fondo para invertir en nuevo gas argentino y en energía eléctrica limpia. Junto con INTL CIBSA, como agente colocador, y con el Banco de Valores, como agente custodio, la empresa prepara el fondo común de inversión cerrado “Galileo Gainvest Infraestructura”.
A través de esta propuesta, Galileo busca captar u$s 70 millones en el marco del régimen de exteriorización de capitales de la Ley 27.260. Una vez constituido y aprobado por la Comisión Nacional de Valores (CNV), el fondo brindará la oportunidad de invertir en la aplicación de las tecnologías de “Gas de Tercera Generación” o “Gas 3.0”, patentadas y probadas por Galileo. Éstas independizan el aprovechamiento de las fuentes gasíferas de los condicionantes de escala planteados por las generaciones tecnológicas precedentes, especialmente por los gasoductos.
Vale destacar que con esta nueva generación no se requieren grandes volúmenes productivos ni elevados niveles de demanda para que la explotación y el transporte de gas sean operaciones rentables. A su vez, se incorpora energía mientras se eliminan o reducen impactos ambientales desde el pozo al consumo.
La agenda del fondo estará marcada por tres emprendimientos “Gas 3.0”, que ya están siendo ejecutados por la compañía en el aprovechamiento de pozos no conectados con el sistema de distribución nacional.

Una vez constituido y aprobado por la CNV, el fondo brindará la oportunidad de invertir en la aplicación de las tecnologías de “Gas de Tercera Generación” o “Gas 3.0”, patentadas y probadas por Galileo.
El primero de ellos tiene que ver esencialmente con la incorporación de nuevo gas natural argentino a través de la captura del venteo y del desarrollo de áreas remotas. El segundo, en tanto, promueve la licuefacción del gas natural en los pozos para su posterior transporte y/o distribución a través de la tecnología especializada de “Gasoducto Virtual”. Y el tercero, por su parte, se relaciona con la generación de energía eléctrica mediante el consumo de gas natural licuado (GNL).

Tres proyectos

La captura del venteo introduce un cambio radical en la producción petrolera, puesto que elimina el desperdicio de gas natural y el impacto ambiental ligado a su liberación a la atmósfera durante los períodos de testing o en la fase de producción de los pozos. Con esta iniciativa, Galileo espera incorporar recursos gasíferos que hasta el momento ni siquiera son contabilizados como reservas.
Focalizado en los consumidores, el segundo proyecto tiene como meta distribuir esos recursos localizados en áreas remotas y fuera del alcance de los gasoductos. A fin de lograrlo, estaciones “Cryobox” móviles licuarán el gas natural en el área de los pozos para convertirlo en GNL y habilitar su transporte carretero en cisternas criogénicas. La asociación entre esta modalidad de transporte de gas sin tuberías, denominada “Gasoducto Virtual”, y la producción de GNL, permitirá inyectar nuevo gas a los gasoductos troncales, así como distribuirlo con una logística idéntica a la de los combustibles líquidos.
Con esto último, se procura gasificar a poblaciones aisladas en zonas rurales, a las que sería imposible llevar gas de otra forma, además de disponer del fluido todo el año en industrias y reemplazar a los combustibles tradicionales –más contaminantes y costosos– en el transporte de cargas y en la generación eléctrica.
En ese marco, y como punto de partida de un amplio proyecto de generación a nivel nacional, el tercer proyecto se propone construir una central termoeléctrica alimentada por GNL que garantizará el flujo inicial de capital de los proyectos de captura gasífera, licuefacción y transporte.

Energía más limpia

La citada central termoeléctrica se instalará en la localidad de Ancho-ris, en la provincia de Mendoza. En su etapa inicial, la instalación aportará 40,5 megawatts (Mw) que servirán para cubrir las necesidades de unos 15.000 hogares y/o podrán inyectarse directamente en el Mercado Mayorista Eléctrico (MEM).
Al no utilizar diesel, esta central impulsada por GNL generará energía eléctrica con un 30% menos de emisiones de dióxido de carbono (CO₂) que las plantas tradicionales y eliminará totalmente el impacto ambiental del venteo de 230.000 metros cúbicos (m³) diarios de gas natural en la región de Cuyo.

Con esta nueva generación no se requieren grandes volúmenes productivos ni elevados niveles de demanda para que la explotación y el transporte de gas sean operaciones rentables. A su vez, se incorpora energía mientras se eliminan o reducen impactos ambientales desde el pozo al consumo.

 

Desde 1983 Galileo se ha convertido en proveedor mundial y líder tecnológico de una completa gama de equipamiento para la industria del gas natural comprimido (GNC). Actualmente, es la compañía número uno en ofrecer tecnología aplicada al gas natural para la conversión de vehículos, compresión de gas, ajuste y equipamiento de transporte de gas natural. También cuenta con una red internacional de socios, distribuidores y representantes en Latinoamérica, Estados Unidos, Europa y Asia.

Galileo Technologies provee bienes y servicios destinados a hacer económicamente viables la producción, el transporte y el consumo a lo largo de las cadenas de valor del gas natural, el biogás y el hidrógeno. Sus soluciones no convencionales posibilitan que sus clientes obtengan energía en forma eficiente, reduzcan sus costos y contribuyan a mejorar el medio ambiente. ©

Compartir