Sobre la base del cumplimiento de las más estrictas normas de calidad

Santista Workwear combina protección y confort en la indumentaria laboral

A partir de un amplio abanico de soluciones textiles, de innovación y servicios, Santista Workwear ofrece tejidos especialmente adaptados a las exigencias de industrias como la petrolera, cuyos trabajadores habitualmente se encuentran expuestos a distintos riesgos, vinculados con el calor, el fuego y el arco eléctrico, entre otros.

Líder y referente en materia de innovación en Latinoamérica, Santista Workwear provee tejidos de alta performance que otorgan confort y seguridad. A decir de María Florencia Ricco, coordinadora de Producto Workwear en la empresa, los productos disponibles abarcan desde los tejidos más específicos para atender distintos riesgos hasta los más básicos, que rozan el workfashion.
“Por eso dividimos nuestra colección en cinco grandes familias, según la necesidad del ámbito de uso:
Fire Protection, Tech+, Tactical, Workfashion y Classic”, puntualiza la especialista, quien se graduó como diseñadora de Indumentaria y Textil (en la Universidad de Buenos Aires) y como técnica en Ennoblecimiento Textil (en la Asociación Argentina de Químicos y Coloristas Textiles), además de tener un Posgrado en Aplicaciones Textiles (en la Universidad Politécnica de Valencia-Aitex).
Los tejidos utilizados para la confección de las prendas, señala Ricco, ofrecen
protección térmica al trabajador expuesto a diversos riesgos, tales como el calor, el fuego y el arco eléctrico. “La familia Fire Protection está compuesta por tejidos testeados y aprobados en laboratorios reconocidos sobre la base de normas nacionales e internacionales, como la NFPA 2.112, la NFPA 70 E, la UNE EN 61.482 1-2, la IRAM 3.904 y la ASTM 1930, entre otras”, enumera.

ombu-2Según sus palabras, hay tres tejidos disponibles. “El primero es el  Vulcan X3, compuesto por un 79% de meta-aramida, un 11% de poliamida, un 9% de modacrílico, un 1% de carbono, con un peso de 230 gramos por metro cuadrado (g/m²) y 6,7 onzas (oz)”, detalla. La triple ‘X’ del nombre, comenta, alude a su ‘eXtra-confort’, su ‘eXtra-protección’ y su ‘eXtra-durabilidad’. “También se destaca por brindar una performance superior en términos de resistencia al rasgo, abrasión y flamabilidad, además de una fibra inherente de aramida que asegura la protección permanente durante toda la vida útil, y de presentar un look uniforme, con colores más intensos y mejor toque”, caracteriza.

Ricco: “Nuestros productos abarcan desde los tejidos más específicos para atender distintos riesgos hasta los más básicos, que rozan el workfashion. Por eso dividimos nuestra colección en cinco familias, según la necesidad del ámbito de uso: Fire Protection, Tech+, Tactical, Workfashion y Classic”

 


Sponsor oficial del trabajo

Sinónimo de indumentaria cómoda y resistente, Ombú es una marca de Santista Workwear que apunta a estar permanentemente al servicio de sus clientes. Sobre la base de dicho objetivo, la organización avanza de manera sistemática en la búsqueda de nuevos productos de acuerdo con las necesidades más requeridas.
En su línea de productos Industria, se destacan distintas prendas diseñadas para superar las exigencias de cada actividad en el sector, desde las labores estándar hasta las más específicas. Pensando en prendas diseñadas para la protección de riesgos específicos, como el calor o fuego, el riesgo eléctrico, la alta visibilidad o los agentes químicos, Ombú cuenta con una amplia gama de soluciones convertidas en prendas funcionales para todos sus clientes.
Aunque tiene más de 70 años de trayectoria, la empresa continúa absolutamente vigente por su constante espíritu de renovación, confirmando a cada paso que da que sigue siendo –tal como se la conoce– el “Sponsor oficial del trabajo”.


 

Protección y confort

ombu-3De acuerdo con Ricco, el segundo tejido disponible se denomina Titanio, y está compuesto por un 88% de algodón y un 12% de poliamida. “Con Poliamida 6.6 HT, 240 g/m² de peso y 7 oz, ofrece el equilibrio perfecto en términos de protección y confort. Dispone, asimismo, de una estupenda resistencia por la presencia de la poliamida de alta tenacidad, un valor de rendimiento térmico de arco (ATPV, por sus siglas en inglés) de 9,4 calorías por centímetro cuadrado (cal/cm²), un toque suave y una excelente solidez del color en comparación con otros productos del mercado”, resalta.
El tercer tejido, en tanto, es el Solasol X, compuesto por un 100% de algodón, con 290 g/m² de peso y 8,5 oz. “No sólo es confortable e hipoalergénico, sino que también posee un alto poder hidrófilo. Luego del primer lavado, ofrece el menor encogimiento real en su segmento (U: 0,6 / T:-2,6%), por lo que preserva las medidas de las prendas y –más importante aún– la capa de aire que aísla el cuerpo del contacto con el calor”, describe.
Otra familia de tejidos con los que Santista Workwear mejora el desempeño a nivel industrial es la de Tech+. “Dentro de sus productos se incluyen tejidos con terminaciones especiales, tales como repelencia a agentes químicos, al agua y al aceite; alta visibilidad, y propiedades antimicrobiales y antivectores. Aptos para el lavado industrial (al garantizar un encogimiento reducido), son de fácil limpieza y remoción de manchas. Están, en definitiva, especialmente pensados para las empresas que solicitan el servicio de lavado industrial”, remarca.

Ricco: “Garantizamos la calidad de los tejidos, las medidas y la confección a través de la identificación de cada prenda por intermedio de una etiqueta con los datos del confeccionista certificado y un número de serie”

 

Garantía total

Santista cuenta con un Equipo de Consultoría que se especializa en la indumentaria profesional, con cobertura en todo el país. “Brindamos soluciones y servicios a las empresas, contemplando el soporte técnico en confecciones y lavanderías a fin de optimizar la aplicación de los productos y asegurar el mejor desempeño posible”, afirma Ricco.
Otro servicio fundamental, opina, tiene que ver con el sistema de Garantía Total, bajo el cual la firma promueve el recambio de toda prenda que no cumpla con las especificaciones técnicas de calidad establecidas en el manual. “Garantizamos la calidad de los tejidos, las medidas y la confección a través de la identificación de cada prenda por intermedio de una etiqueta con los datos del confeccionista certificado y un número de serie. Esto nos permite tener un registro de trazabilidad en unos 6,6 millones de prendas al año”, precisa.
Adicionalmente, expresa, Santista Workwear posee un sistema de calidad confiable y eficiente, certificado bajo las normas ISO 9001, ISO 14001 e ISO 18001. Nos avala una trayectoria de más de 90 años como referentes de la más alta calidad en el mercado a la hora de vestir y proteger a los trabajadores”, concluye. ©

Compartir