Según la Agencia Internacional de la Energía

Por primera vez hay más capacidad instalada de energías verdes que de carbón

La implementación de proyectos de fuentes energéticas renovables aumentó un 15% anual y marcó un récord de 153 gigawatts instalados. Gracias al creciente apoyo recibido en Estados Unidos, China e India, la capacidad del sector logró superar la del aprovechamiento de un recurso altamente contaminante como el carbón.

Sobre la base de los exigentes compromisos que impone a los países firmantes y a su amplia aceptación a escala global, el Acuerdo de París –que acaba de ser ratificado en el marco de la Cumbre contra el Cambio Climático de Marruecos (conocida como COP 22)– definitivamente podría marcar un punto de inflexión para la relación del ser humano con el medio ambiente.
En este inédito contexto de mayor concientización ambiental y replanteo de la matriz energética planetaria, la Agencia Internacional de la Energía (AIE) informó un dato sumamente ilustrativo: por primera vez en la historia, las energías renovables superaron al carbón en materia de capacidad instalada a nivel global.
Según el reporte elaborado por la AIE, durante la temporada pasada el rubro registró un imponente crecimiento de un 15% anual, lo que le permitió batir un récord de unos 153 gigawatts (Gw) de potencia operativa y liderar la obtención de electricidad en términos sectoriales. “Hoy más de la mitad de la nueva capacidad de generación que se incorpora al planeta procede de fuentes limpias”, destacó la entidad que reúne a las mayores economías del mundo.
De acuerdo con el informe, esta tendencia obedece, en gran medida, al “fuerte apoyo brindado al sector por países como Estados Unidos, China e India”, sin omitir “la firme reducción de los costos” que vienen experimentando las tecnologías verdes. Adicionalmente, la AIE proyecta que para 2021 los paneles solares y los molinos eólicos podrían abaratarse en un 25% y en un 15%, en cada caso.

Lanosa:
“En 2015 apenas logramos alcanzar un poco más de un 1% de participación en la matriz. No obstante, la flamante Ley 27.191 y el nuevo contexto político configuran hoy un cuadro ideal para permitir esta vez asegurar el éxito”

 

Otras previsiones

En función de estas cifras, el informe de las potencias consumidoras de energía revisó a la suba en un 13% las proyecciones de expansión de las vías renovables por los próximos cinco años. “El segmento pasará a cubrir desde un 23% hasta un 28% de las necesidades de electricidad del mundo para 2021”, vaticinó la AIE.
En ese lapso, asimismo, las fuentes sostenibles serán responsables de más de un 60% del incremento de la capacidad mundial de generación. “Más allá de los adelantos tecnológicos, el aumento de la competencia y el mayor apoyo político en ciertos mercados clave son otras variables a destacar”, precisó el estudio.
A decir del director ejecutivo del organismo, Fatih Birol, estamos siendo testigos de una transformación de los mercados energéticos encabezada por las fuentes renovables. “Como es el caso de otros campos, el centro de gravedad del crecimiento de este tipo de energías se está desplazando hacia los países emergentes”, subrayó.
No obstante, advirtió, deberá superarse “la persistencia de incertidumbres normativas” en varias naciones. “Esa problemática da lugar a una ralentización de las inversiones, al tiempo que los avances en rubros como la calefacción y el transporte aún siguen siendo lentos, y requieren esfuerzos significativamente más fuertes de las regulaciones”, completó el directivo.

Según la AIE, la tendencia obedece, en gran medida, al fuerte apoyo brindado al sector de las energías renovables por países como Estados Unidos, China e India, sin omitir la firme reducción de los costos que vienen experimentando las tecnologías verdes.

 

Más empleos

Las energías renovables constituyen, en la actualidad, el único rubro de la industria energética que está creando nuevos empleos. Así lo afirma un trabajo de la Agencia Internacional de las Energías Renovables (IRENA, por sus siglas en inglés).
Denominado “Renewable Energy and Jobs – Annual Review 2016”, el estudio detalla que más de 8 millones de personas trabajan  en el segmento; es decir, un 5% más que el año pasado. Además, las grandes centrales hidroeléctricas suman otros 1,3 millones de empleados directos.
El relevamiento destaca el caso del mercado norteamericano, donde la ocupación dentro del rubro de las fuentes verdes se elevó un 6%, mientras que los puestos de trabajo en los sectores del petróleo y el gas natural se redujeron en un 18%. Asimismo, resultan sintomáticos los datos de China, donde las energías renovables emplearon a 3,5 millones de personas, mientras que el ámbito hidrocarburífero hizo lo propio con sólo 2,6 millones.
Esta coyuntura no puede entenderse sin considerar el mejoramiento de las condiciones normativas en varias naciones. De acuerdo con IRENA, no pueden soslayarse las licitaciones nacionales y estatales que recientemente se llevaron a cabo en economías emergentes como las de India y Brasil, además de los créditos fiscales que implementó un gigante como Estados Unidos y de las políticas favorables que vienen instrumentándose en buena parte del continente asiático.
Según el keniata Adnan Amin, director general de la organización, a la innegable incidencia factor normativo también debe añadirse el impulso que están brindando los avances tecnológicos. “Las nuevas tecnologías han contribuido mucho a bajar los costos de la producción de estas fuentes energéticas”, recalcó el ejecutivo. ©

Compartir