Pluspetrol, Chevron y Shell comparten información sobre Vaca Muerta

Entrevista con Carlos Portela, vicepresidente global de Operaciones de la compañía argentina

Las petroleras están cooperando junto con la Universidad de Colorado para conocer las características geológicas y el comportamiento productivo de Vaca Muerta, la formación de roca madre de la cuenca Neuquina. Pluspetrol invertirá este año u$s 120 millones para avanzar con la exploración de los campos no convencionales.

En un primer momento, hace tres años, cuando las petroleras comenzaron a perforar plays en Vaca Muerta, las empresas eran reacias a compartir información sobre los proyectos exploratorios en una de las formaciones de roca generadora de la cuenca Neuquina –uno de los mayores reservorios no convencionales de hidrocarburos del planeta–, con Estados Unidos, China y México. Sin embargo, a medida que pasó el tiempo las operadoras parecen haber comprendido que la puesta en común de las experiencias contribuirá a acelerar la curva de aprendizaje en este tipo de reservorios.
En esa dirección, algunas petroleras de primer nivel establecieron una dinámica de cooperación para compartir información relativa a la exploración de la formación neuquina. Se trata de la local Pluspetrol, la norteamericana Chevron y la anglo-holandesa Shell se vincularon con la Universidad de Colorado y sus investigadores para crear una base de información compartida sobre las diferentes variables de Vaca Muerta.
Los campos de Vaca Muerta son complicados técnicamente. Por eso, necesitamos juntarnos, compartir información. Hay que hacerlo por el bien de la industria. Las compañías lo saben y lo entienden”, señaló Carlos Portela, vicepresidente global de Operaciones de Pluspetrol. “Es más, acabo de hablar con gente de Petrobras que quiere asociarse y estamos conversando con YPF. Hay que tratar de llegar a los estribos menos cansados y con más plata en el bolsillo”, graficó el directivo en diálogo con Revista Petroquímica, Petróleo, Gas & Química, que lo consultó a la salida de su exposición en la conferencia Arpel 2013, realizada a mediados de abril en Punta del Este.

Caracterización

Con una amplia experiencia en las mayores petroleras del planeta, Portela está radicado desde hace tres años en Buenos Aires. Desde allí está a cargo del desarrollo de los yacimientos no convencionales de Pluspetrol en la cuenca Neuquina. La petrolera de capitales locales es el cuarto jugador del upstream argentino de hidrocarburos. La mayor parte de su producción de petróleo y gas proviene de campos maduros en el sur del país.
“La operación en Vaca Muerta es compleja, pero nunca creímos que iba a ser fácil. De hecho, la explotación de la formación siempre estuvo en los planes de la industria, pero siempre generaba problemas en la perforación, por lo que se explotaban campos más profundos. Ahora, en cambio, la estamos mirando como una roca productora. Los retos técnicos son muchos y grandes, pero hoy en día existen los recursos para ser exitosos”, precisó el ejecutivo.
El objetivo actual de la empresa –agregó– gira en torno a la caracterización de la roca generadora a través de estudios físicos y geológicos, a fin de definir la correcta orientación de los pozos horizontales en formaciones no convencionales.
Portela dejó en claro que, si bien Pluspetrol está aprovechando un conjunto de pozos verticales para estudiar y evaluar el rendimiento de los yacimientos, la etapa productiva estará apuntalada por la perforación de pozos horizontales. A su vez, advirtió que, si bien es importante trabajar sobre la estructura de costos de los pozos horizontales, también hay que garantizar la productividad de las formaciones.
“Aunque la Argentina todavía tiene una producción convencional de campos maduros muy interesante, hay que explotar los yacimientos no convencionales para garantizar la oferta de hidrocarburos a futuro”, señaló el directivo.

Detalles

Pluspetrol invertirá este año u$s 120 millones en la Argentina. Además de tener acceso a Vaca Muerta, la petrolera también tiene en carpeta proyectos de tight gas en Los Molles, otra de las formaciones de la cuenca Neuquina. “En Vaca Muerta contamos con una superficie cercana a los 850.000 acres, donde podemos realizar proyectos que nosotros denominamos como de tight oil”, expresó el vicepresidente de Operaciones.
La compañía planea perforar durante la primera mitad del año dos pozos horizontales en Vaca Muerta, donde ya está produciendo tight oil por medio de pozos verticales. Sin embargo, su producción no es suficiente para solventar una explotación comercial. “Estamos produciendo petróleo a fin de simular curvas de declinación y gerenciar el yacimiento de forma tal que nos permita aumentar la recuperación final de los pozos”, explicó Portela. “Los proyectos en Vaca Muerta sólo son viables a través de pozos horizontales, al menos en las áreas donde estamos nosotros. Hoy cada pozo vertical tiene una producción acumulada cercana a los 500.000 barriles de petróleo. Para ser rentables, la extracción debería ser 5 ó 7 veces superior”, aclaró. Y agregó: “Estamos ingresando en una etapa en la que el petróleo convencional va camino a declinar, por lo que pasaremos a depender de los no convencionales”. ℗

Compartir