La industria hidrocarburífera deberá convivir con una baja cotización internacional del barril de petróleo por un tiempo más. Así lo prevén distintos referentes petroleros del medio local que participaron de la convención Argentina Oil & Gas (AOG) 2015, llevada a cabo entre el 5 y el 8 de octubre en el predio ferial de La Rural.
“No tengo ni la menor idea de cuál será el valor del crudo en 2016. Sé que esta situación no puede durar indefinidamente, porque los productores terminarán sufriendo demasiado. Pero creo que vamos a padecerla uno o dos años más”, proyectó Jean-Marc Hosanski, CEO de Total Austral.

López Anadón //
“A lo sumo es posible aventurar que en el mediano plazo la demanda volverá a superar a la oferta. Pero resulta muy difícil saber cómo irá ese equilibrio dinámico”
A su entender, los precios bajos van a durar más de lo inicialmente previsto, porque –más allá del comportamiento que exhibe la oferta– la demanda mundial ha caído, sobre todo en Europa. “A eso hay que sumarle que China no está creciendo tanto como se pensaba. Y habrá que ver qué ocurre con el regreso de Irán al mercado”, manifestó.

Sapag //
“Estoy convencido de que esta situación se corregirá con el tiempo. Lo más importante es sostener la cotización interna. Sólo así se alentará a los inversores a venir”
En la misma sintonía, Teófilo Lacroze, presidente de Shell Argentina, expresó que no hay una respuesta exacta acerca de cuánto saldrá el petróleo en el transcurso de los próximos 12 meses. “La verdad es que nadie lo sabe. Lo que sí podemos pensar es que la recuperación no se verá el año que viene. No sucederá en el corto plazo”, vaticinó.
Según sus palabras, debe esperarse un nivel parecido para 2016. “Recién para el largo plazo podría llegarse a un precio de equilibrio que esté más cerca de los u$s 80 o u$s 90 que de los u$s 45 de hoy”, conjeturó.
A decir de Daniel De Nigris, director ejecutivo de Exxon Mobil en el país, no pueden obviarse las consecuencias de la volatilidad del mercado hidrocarburífero global en el plano interno. “Las decisiones de inversión se están viendo muy limitadas en nuestro sector. Esperamos que próximamente podamos volver a planificar proyectos robustos, capaces de aguantar cualquier ciclo de la industria”, se esperanzó.

Hosanski //
“Esta situación no puede durar indefinidamente, porque los productores terminarán sufriendo demasiado. Pero creo que vamos a padecerla uno o dos años más”

 

Equilibrio dinámico

Para el presidente del Instituto Argentino del Petróleo y el Gas (IAPG), Ernesto López Anadón, hasta cuándo se mantendrán los valores internacionales deprimidos hoy representa “la pregunta del millón”. “En 2009, cuando hubo un pico de precios del crudo, se creía que el mundo iba a crecer tanto que la demanda superaría a la oferta. Ahora eso se ve exactamente al revés”, indicó.
En definitiva, resulta sumamente complejo pronosticar un escenario inmediato. “A lo sumo es posible aventurar que en el mediano plazo la demanda volverá a superar a la oferta. Pero es muy difícil saber cómo irá ese equilibrio dinámico”, reconoció.

Galuccio //
“Los precios bajos equivalen a desinversión. Pero tendremos que convivir con estos valores internacionales por lo menos dos años más. Debemos dejar de discutir y hacer lo que hay que hacer”
Por su parte, el gobernador neuquino Jorge Sapag prefirió relativizar la vigente coyuntura internacional. “Estoy convencido de que esta situación se corregirá con el tiempo”, opinó.
Desde su perspectiva, lo más importante es sostener la cotización interna. “Sólo así se alentará a los inversores a venir a una plaza con tan alto potencial por desarrollar, como lo es Neuquén”, apuntó.

De Nigris //
“Las decisiones de inversión se están viendo muy limitadas en nuestro sector. Esperamos volver a planificar proyectos robustos, capaces de aguantar cualquier ciclo de la industria”

Puertas adentro

De acuerdo con Miguel Galuccio, CEO de YPF, los precios bajos a nivel planetario equivalen a desinversión. “No obstante, tendremos que convivir con estos valores por lo menos dos años más. Debemos dejar de discutir y hacer lo que hay que hacer”, enfatizó.
En ese sentido, afirmó que en la Argentina el esquema de precios tiene que obedecer a la realidad del país y a lo que se aspira en el largo plazo. “En gas, los fundamentos para nuestra industria hacen necesario tener un precio, sea cual sea, que nos permita desarrollar nuestros recursos. Y nuestros recursos hoy son el tight gas y el shale”, subrayó.
Es menester, agregó, contar con incentivos para aprovecharlos. “Tenemos que ser inteligentes, porque los ciclos de caída y suba no le hacen nada bien a la industria”, concluyó.

Lacroze //
“La verdad es que nadie sabe cuánto saldrá el petróleo en 2016. Lo que sí podemos pensar es que la recuperación no se verá el año que viene. No sucederá en el corto plazo”

Estimación optimista

Con respecto a las perspectivas de los grandes productores globales, Abdalá Salem el-Badri, secretario general de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), acaba de estimar que la inversión petrolera se reducirá en u$s 130.000 millones este año (un 22,4%), lo que presionará la oferta y –en última instancia– empujará hacia arriba los precios. “Menos oferta a muy corto plazo implica cotizaciones más altas”, aseveró.
El consumo de crudo, añadió, se está viendo impulsado por el descenso de los precios, por lo que se espera que la demanda aumente en 1,3 millones de barriles diarios en 2016. “No estamos en una situación de caos. Vemos algo de luz al final del túnel. El mercado recuperará el equilibrio en un plazo de entre un año y medio y dos años”, calculó. ℗

Compartir