Entrevista con el ministro de Ambiente y Desarrollo Sustentable, Sergio Bergman

“Nuestra vinculación puede ser más conflictiva con la energía y la minería”

El ministro Sergio Bergman está convencido de que la energía y la minería deben estar transversalmente atravesadas por la agenda ambiental, aunque reconoce que puede haber una vinculación conflictiva con ambos sectores. Defenderá las fuentes renovables y la reconversión industrial.

Edición impresa Nro. 317 | Marzo 2016

El desenvolvimiento del recientemente creado Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sustentable será, según su titular, el rabino Sergio Bergman, “transversal a todas las verticales”. “No hay ningún ministro de la Nación que no tenga en su agenda un cruce con la nuestra. No veo ninguna actividad, en ningún otro Ministerio, que en mayor o menor medida no se relacione con nosotros”, explicó el funcionario en diálogo con este medio.
En algunos casos, acotó, la relación puede ser proactiva y sinérgica. “De hecho, ya tuvimos una primera reunión con el ministro de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva, Lino Barañao, y fue muy positiva. En otros casos, en cambio, nuestra vinculación puede ser más conflictiva, como por ejemplo con Energía o Minería”, anticipó.
En la charla con Barañao, reveló, se acordó que Ambiente no puede tener un área de investigación y desarrollo. “Pero sí necesitamos de una sinergia con los profesionales de Ciencia y Tecnología que se dedican a eso. Por eso concertamos una agenda en común que ya se convirtió en mesa permanente de trabajo a modo de taller. Así vamos a materializar ideas en hechos concretos y a posicionarnos juntos para abordar temas con la agroindustria (como las fumigaciones, los agroquímicos, los cultivos transgénicos, etc.)”, detalló.
A su criterio, la quita de las retenciones y los incentivos al campo representan una buena noticia, como todo lo que favorezca el crecimiento productivo, pero también encienden una “luz amarilla de alarma” desde una perspectiva ambiental. “Se viene una fuerte campaña sojera y aunque no queremos ser punitivos ni restrictivos, debemos estar alerta. No podemos evitar asumir que vamos a un conflicto de intereses. Con toda nuestra buena voluntad y vocación, no debemos soslayar eso”, advirtió.

Bergman
“No hay ningún ministro de la Nación que no tenga en su agenda un cruce con la nuestra. No veo ninguna actividad, en ningún otro Ministerio, que en mayor o menor medida no se relacione con nosotros”

Trabajo mancomunado
A decir de Bergman, su cartera trabajará de manera mancomunada con el Ministerio de Energía y Minería conducido por Juan José Aranguren. “Cada uno tendrá su rol. Aranguren defenderá su agenda energética. Y nosotros defenderemos específicamente las energías renovables y los planes de reconversión industrial”, sostuvo.
En ese sentido, reconoció que no bastará con pedirles a los infractores que mejoren su desempeño. “No van a alcanzar con decirles: ‘Sean buenos, reconsideren sus acciones, no dañen el medio ambiente, hay maneras más nobles de hacer las cosas’. Tenemos la obligación de convocar a todas las partes involucradas, que deberán argumentar con fuerza y convicción las razones que tienen para defender su interés. Y no obrar como meros mediadores o árbitros, sino como impulsores de nuestra estrategia de cuidado del medio ambiente”, comentó.

Bergman
“Vamos a respetar el federalismo y la autonomía de las provincias en el manejo de sus recursos, consagrada en la Reforma Constitucional de 1994, pero al mismo tiempo buscaremos sortear las incongruencias existentes”

Etapa transicional
El primer año del Ministerio de Ambiente será, de acuerdo con Bergman, de transición. “No puede quitársele continuidad a las unidades operativas de la ex Secretaría ni tampoco es posible armar una estructura ministerial a partir de un presupuesto ‘base cero’. Por ello acordamos reacomodar las direcciones y los programas vigentes en el formato ministerial. Algunas cuestiones cierran muy bien y otras no tanto, pero tengamos en cuenta que hay obligaciones de programas financiados por organismos multilaterales con los que queremos seguir estando relacionados y responsabilidades con trabajadores de las que no nos podemos desentender”, aseveró.
En esta etapa transicional, añadió, se evaluarán las iniciativas en marcha y el personal disponible. “Lo más novedoso pasa por la creación de una Secretaría Interjurisdiccional que nos permitirá trabajar en lo federal para que las ideas a nivel nacional no fracasen al momento de implementarse en las provincias. No buscamos intervenir o dictaminar, pero sí que se nos reconozca la potestad de llegar como entidad”, señaló.
El cuidado de los recursos naturales, expresó, trasciende toda división geográfica o política. “Los temas ejecutivos a resolver son tan importantes como el ordenamiento legislativo que hay que llevar a cabo en el área. Vamos a respetar el federalismo y la autonomía de las provincias en el manejo de sus recursos, consagrada en la Reforma Constitucional de 1994, pero al mismo tiempo buscaremos sortear las incongruencias existentes”, prometió.

Salto cuántico
Hace apenas 20 años, recordó Bergman, la economía vinculada con la producción y el desarrollo del país veía la agenda verde como una amenaza. “Hoy debe verla como una gran oportunidad, porque para avanzar en energías limpias y no contaminación se necesita innovación y tecnología. Hay que hacerle entender a la industria que podemos ganar todos mediante un salto cuántico en inversión tecnológica y de innovación. La economía verde hace que las empresas sean más viables y más productivas. Un Estado presente no sólo debe controlar a las firmas, sino también ayudarlas a mejorar”, opinó.
En lugar de transitar la senda de la confrontación, indicó, la meta es ir por el cambio cultural. “Hay que transformar el concepto de responsabilidad social empresaria (RSE) en un compromiso concreto con la sustentabilidad, que no es lo mismo. Hay varias ventanas de oportunidades que hasta ahora no se aprovecharon. Desde ya, cuatro años no serán suficientes, ya que hay muchos objetivos a mediano y largo plazo por cumplir, pero es preciso empezar a trabajar cuanto antes”, completó. ℗

Compartir