Sigue la reactivación petrolera en la provincia

Neuquén espera inversiones por u$s125.000 millones

Es en los próximos diez años sólo por el 10% de la superficie de Vaca Muerta. En fases exploratorias ya hay compromisos por u$s8 mil millones.

La provincia de Neuquén espera u$s125.000 millones de inversión para los próximos diez años sólo por el 10% de la superficie de Vaca Muerta si las actuales 19 áreas concesionadas en no convencionales para pruebas piloto pasan a fase de producción. Así lo anticipó el ministro de Energía, Servicios Públicos y Recursos Naturales de la provincia, Alejandro Nicola, quien estuvo en la inauguración de Shell del primer sistema de producción temprana (EPF) para su operación en el área de Sierras Blancas, en la formación Vaca Muerta.
Esta obra representa un paso clave para la compañía en materia de Upstream en su camino a fase de desarrollo de sus proyectos pilotos en no convencionales.
Del corte de cinta en la todavía desierta Vaca Muerta también participaron el gobernador de la provincia, Omar Gutiérrez, directivos globales de la compañía, como el titular de Upstream a nivel global, Andy Brown, y Greg Guidry, vicepresidente ejecutivo de No Convencionales para América y el presidente de la filial local de Shell, Teófilo Lacroze.
Nicola destacó la importancia del desarrollo de gas, ya que representa el “80% de la matriz energética del país”. Y en este sentido destacó el desarrollo de infraestructura en la cuenca neuquina de la mano del Gobierno nacional, que financia dos tercios de las obras que se realicen para mejorar la zona y favorecer la llegada de inversores privados. “Estamos trabajando en rutas, en obras con impacto social porque esperamos que con Vaca Muerta también crezca la población y las localidades de la zona”, dijo Nicola a periodistas que llegaron para el evento.

“Añelo (localidad que está en el corazón de Vaca Muerta) triplicó su población en cinco años y en Neuquén trabajamos con obras eléctricas y cloacales porque esperamos un crecimiento”, aseguró Nicola.
El ministro neuquino manifestó que sólo por fases exploratorias la provincia tiene comprometidas inversiones por u$s8.000 millones y que hay empresas que están bajando los plazos de los desembolsos “porque los resultados son exitosos”.
En la misma línea, el gobernador Gutiérrez afirmó que esperan recibir propuestas para que lleguen más empresas a Vaca Muerta tras la ronda de negocios que llevó a cabo en Houston.
El socio de Shell en el emprendimiento del EPF es GYP, propiedad del Estado neuquino, y se trata de una planta de separación de petróleo, gas y agua que tiene una capacidad para procesar 10 mil barriles por día. Actualmente, en esta fase exploratoria, la planta, que recibe la producción de ductos provenientes de Sierras Blancas y Cruz de Lorena, trabaja con unos 2.500 barriles diarios de petróleo. Lacroze dijo que espera “que la planta esté al 100% para 2018”. El directivo destacó que los resultados de estos proyectos “son muy prometedores” y cuando la producción comience, esta flamante planta también quedará chica: necesitarán, al menos, procesar 60 mil barriles diarios. También dijo que el downstream (refinamiento y estaciones de servicio) está en “revisión estratégica” pero que siguen en el negocio, para desalentar rumores de venta de ese sector a YPF.
Por otra parte, Andy Brown destacó el apoyo del Gobierno nacional en la mirada estratégica y afirmó que están tratando de bajar los costos “como en Estados Unidos”. Y dijo que para Shell la formación Vaca Muerta es la segunda más importante en materia de no convencionales.

Compartir