Cambios en el mapa petroquímico

Mindlin define el futuro del negocio petroquímico que heredó de Petrobras

Pampa Energía evaluará el potencial de los activos petroquímicos que adquirió a Petrobras Energía. La apuesta es buscar una sinergia favorable con la extracción de gas y la generación de energía.

El 1 de agosto, Pampa Energía asumió el control de Petrobras Energía (PESA), el brazo local del gigante petrolero de Brasil por el que pagó casi u$s 900 millones. El holding que lidera el empresario Marcelo Mindlin enfocará el nuevo core business de la compañía sobre tres ejes: a) la exploración y producción de hidrocarburos, fundamentalmente de gas, un segmento que ha crecido de forma significativa en los últimos dos años a través de Petrolera Pampa; b) la generación de energía eléctrica, un negocio que conoció bien y al que ahora le sumará Genelba; y c) el transporte de gas mediante su participación en TGS.

Pampa Energía dedicará los próximos cuatro meses a evaluar el potencial de activos secundarios, entre los que figura su presencia en el negocio petroquímico. “Es un área que vamos a evaluar, no vamos a tomar ninguna decisión hasta que entendamos al detalle cómo funciona el negocio y cuál es su potencial a futuro”, explicó a Revista Petroquímica, Petróleo, Gas, Química & Energía un alto ejecutivo de Pampa Energía. “Queremos conocer cuál es la sinergia que se puede implementar entre la petroquímica y la extracción de gas. No nos apuraremos a tomar ninguna decisión, pero también es cierto que si hay interesados escucharemos propuestas”, agregó.
Con la compra de Petrobras, Pampa heredó dos plantas petroquímicas en el país. Una de ellas en el complejo integrado Puerto General San Martín, ubicado en las afueras de Rosario (el primero de su tipo en Sudamérica), donde inició sus operaciones en 1966 y desde entonces, a partir de sucesivos aumentos de capacidad productiva, abasteció al mercado local y exportó sus productos a diferentes lugares del mundo.
La unidad tiene una extensión de 82 hectáreas y los principales insumos  que elabora son caucho (que vende para fabricar neumáticos, calzados y otros productos); solventes aromáticos; gas licuado de petróleo (GLP); propelentes (utilizados por la industria de cosméticos); exano (empleado por las empresas aceiteras para extraer el fluido de las semillas) y estireno, etileno y etilbenceno, de los que se obtiene el poliestireno.
La segunda planta, dedicada a la producción de este último insumo y de BOPS, está localizada en Zárate (Buenos Aires), sobre la margen oeste del río Paraná de las Palmas. Bajo su estructura DC/DI, elabora poliestireno en dos grados: de uso general (cristal), denominado GPPS; y de alto impacto (HIPS). La planta BOPS, en tanto, cuya entrada en operaciones data de junio de 1999, fabrica 14.000 Tn/año de láminas de poliestireno bio-orientado (estirado en dos direcciones), que se comercializan en bobinas y pueden ser transparentes o coloreadas.

Pampa Energía dedicará los próximos cuatro meses a evaluar el potencial de su negocio petroquímico. “Es un área que vamos a evaluar, no vamos a tomar ninguna decisión hasta que entendamos al detalle cómo funciona el negocio y cuál es su potencial a futuro”, explicó un alto ejecutivo de la empresa.

 

Año de transición

En el segundo trimestre de 2016, las ventas del segmento petroquímico disminuyeron de $ 1.224 a 1.207 millones con relación al mismo período del año pasado, debido más que nada a los menores volúmenes comercializados. Esa leve caída fue parcialmente compensada por mejoras de los precios de venta expresados en pesos, que al tener su base de referencia en dólares, a pesar de haber bajado las referencias internacionales, “reflejaron en el trimestre actual un aumento de los precios de venta en pesos como consecuencia de la devaluación ocurrida en diciembre de 2015”, explicó Petrobras a la CNV el 21 de julio.
Los ingresos por la venta de los productos estirénicos ascendieron hasta los $ 733 millones, como consecuencia de “la mejora indicada en los precios medios, parcialmente compensado por una retracción en los volúmenes comercializados de estireno, poliestireno y caucho, tanto en el mercado local como en las exportaciones”, detalla el comunicado a la Bolsa.
A su vez, los ingresos por venta de la unidad reformadora catalítica registraron una disminución de $ 21 millones (pasaron de $ 495 a 474 millones), a raíz de una disminución de los volúmenes de venta.
Por todo eso, la utilidad bruta fue de $ 98 millones entre abril y junio, con márgenes sobre ventas del 8,1%, en línea con la caída de los precios internacionales de referencia y sus respectivos márgenes.

MarceloM

En el segundo trimestre de 2016, las ventas del segmento petroquímico disminuyeron de $ 1.224 a 1.207 millones con relación al mismo período del año pasado, debido más que nada a los menores volúmenes comercializados.

 

 

Cambio de manos

Pampa Energía tomó en agosto el control efectivo de la filial local de la petrolera brasileña Petrobras. El 2 de mayo pasado, la compañía liderada por Marcelo Mindlin había anunciado la compra del 67,19% del capital y votos que Petrobras Participaciones posee en Petrobras Argentina por u$s 892 millones.
A partir de ahora, además, comenzará el proceso de cambio de imagen de la red de más de 240 estaciones de servicio que tenía Petrobras en el mercado local y que tendrán el nombre de “Pampa Energía” como bandera. El plazo para concretar la renovación es de un año y medio. Petrobras tiene hoy una participación de 6,5% en el negocio de la venta de combustibles al público.
A través de un comunicado, Pampa Energía indicó ayer que el directorio de la sociedad aprobó la ampliación del financiamiento bancario por hasta u$s 750 millones, aproximadamente, para concretar la operación.
Con esta compra, Pam-pa incorporará 1.200 Mw a su parque de generación eléctrica, lo que le permitirá subir su participación al 10% del total del mercado local. También sumará áreas de exploración y producción de hidrocarburos, complejos petroquímicos, una refinería y una red de 247 estaciones de servicio.
Pampa informó también que se asociará con Petrobras Brasil y con la estatal YPF para potenciar el desarrollo de hidrocarburos en el área Río Neuquén. El ambicioso plan de inversión contempla u$s 450 millones para desarrollar 30 pozos e instalaciones de superficie.
Pampa Energía es la empresa integrada de electricidad más grande de la Argentina con participación en la generación, transmisión y distribución de electricidad a través de sus subsidiarias Edenor, Transener y Transba. La compra de Petrobras significa una mayor presencia en el negocio de los hidrocarburos, donde ya tenía una participación a través de Petrolera Pampa, una de las empresas.
Con todo, Petrobras avanzó un paso más en su proceso de desinversión en la Argentina, mercado al que llegó en 2002 luego de quedarse con Pecom Energía, de los Pérez Companc. ©

 

 

Compartir