Ocho empresas controlan las principales 16 áreas hidrocarburíferas en Río Negro

Medanito crece y genera ingresos

Al otorgar a Medanito la continuidad operativa por los próximos 10 años en Medianera, el Gobierno rionegrino alcanzó los 16 contratos renegociados. Estos campos representan un 90% de la extracción gasífera y un 82% de la producción petrolera a nivel provincial.

El gobierno de Río Negro consiguió extender la concesión de sus áreas hidrocarburíferas más importantes. Con la reciente firma del acuerdo para que Medanito siga manejando el bloque Medianera durante los próximos 10 años, ya suman 16 los contratos renegociados con un total de ocho compañías.
A decir del secretario de Energía rionegrino, Sebastián Caldiero, estos campos equivalen a un 82% de la actual producción de petróleo y a un 90% del gas natural que se extrae en la provincia. “En el caso puntual de Medanito en Medianera, la prórroga contempla desembolsos por u$s 70 millones, incluyendo el denominado ‘Bono Fijo más Aporte al Desarrollo Social y Fortalecimiento Institucional’ por u$s 7,2 millones (del cual ya quedó pago un 50%)”, precisó el funcionario.
Según sus palabras, el 14% de este valor se coparticipará de manera directa a todos los municipios de Río Negro. “El monto restante se destinará a la realización de obras de infraestructura con fines económicos, urbanos y de saneamiento”, aseguró.
Desde 2015 hasta la fecha, acotó, la Secretaría de Energía emprendió renegociaciones que significaron el ingreso de más de u$s 189 millones a las arcas provinciales y municipales.
“Sobre la base de lo firmado, Medanito efectivizará inversiones por cerca de u$s 23 millones y afrontará una cifra similar en materia de costos operativos. Los pagos a trabajadores tendrán una incidencia de entre un 40% y un 45%, a lo que deberá sumarse la obligación legal de cumplir con un 80% de ‘compre rionegrino’ y de la contratación de mano de obra”, destacó.

La prórroga concedida a Medanito en Medianera contempla desembolsos por u$s 70 millones, incluyendo un “Bono Fijo más Aporte al Desarrollo Social y Fortalecimiento Institucional” por u$s 7,2 millones.

 

Quinto puesto

Hace apenas cuatro años, las áreas hidrocarburíferas de Río Negro estaban a cargo de la Dirección de Hidrocar-buros, que dependía del Ministerio de la Produc-ción y convivía con la actividad frutícola (es decir, la principal fuente de ingresos de la provincia), la ganadería y la pesca. “La cartera tenía una oficina en la ciudad de Viedma (distante a más de 600 kilómetros de cualquier labor petrolera) y carecía de personal técnico”, recordó Caldiero.
En 2012, detalló, se tomó la decisión de elevar de rango e independizar la Secretaría de Energía del Ministerio de la Producción. “La sede se asentó en Cipoletti, ciudad cercana a la actividad y conectada con Neuquén. Además de controlar la industria hidrocarburífera, también nos hicimos cargo de la minería y de la generación, distribución y transporte de energía eléctrica”, resaltó.
A su entender, si se divide a las provincias productoras de hidrocarburos en dos grupos, grandes y chicas, Río Negro encabeza el segundo conjunto. “Ocupamos el quinto puesto en producción nacional de petróleo y el séptimo lugar en obtención de gas, donde venimos creciendo progresivamente. Nuestro epicentro hidrocarburífero se ubica en la zona de Catriel, en el noroeste provincial. Desde hace unos años también venimos desarrollando fuertemente el Alto Valle y hay posibilidades de extender nuestro catastro hacia el este, entre las márgenes de los ríos Negro y Colorado”, resumió.
En la zona de Bariloche, añadió, hay un área con potencial, en el valle del Ñirihuau, donde los trabajos fueron suspendidos por cuestiones ambientales, pero se está revisando su reactivación.

Crecimiento

De acuerdo con Caldiero, debe ponderarse la decisión política de Río Negro de asumirse como una provincia productora de petróleo. “Hasta hace poco, nuestras autoridades y nuestra comunidad reconocían la existencia de esta industria casi culposamente. Todo cambió cuando el Estado decidió desempeñar un rol activo para acompañar y favorecer el desarrollo del sector en un marco sustentable”, enfatizó.
Junto con su subsidiaria Y-Sur, YPF maneja casi el 35% de la producción de crudo y cerca del 50% de la extracción gasífera rionegrina. “También contamos con el aporte de Pampa Energía, Petrolera Entre Lomas, Chevron, Tecpetrol, Madalena y Medanito, entre otras firmas”, enumeró el directivo.
Las reservas de petróleo y gas natural, recalcó, experimentaron un crecimiento sustancial en los últimos tiempos. “En concepto de regalías estamos recaudando un promedio de $ 205 millones (más del 10% de nuestro presupuesto). No es un monto menor, sobre todo en una época crítica para nuestra principal actividad productiva. Estos ingresos también nos dan una mayor relevancia en el gabinete provincial”, concluyó. ©

Compartir