En el marco de las Jornadas PyMIQ realizadas por la CIQyP

Las Pymes químicas y petroquímicas buscan mayor visibilidad

Usualmente relegado, el segmento confía en la voluntad de diálogo del Gobierno para resolver problemáticas puntuales como los altos costos logísticos, la presión tributaria y la burocratización administrativa. En ese sentido, la flamante Ley Pyme y diversos programas de apoyo y capacitación emergen como grandes oportunidades para aprovechar.

En armónica convivencia con compañías de mayor envergadura, las Pequeñas y Medianas Empresas (Pymes) conforman un espacio específico dentro de la Cámara de la Industria Química y Petroquímica (CIQyP). Según Carlos Reguera, titular de la firma Faisán y presidente de la Comisión de la Pequeña y Mediana Industria Química (PyMIQ)
en la Cámara, aunque el sector factura –en conjunto– u$s 8.000 millones anuales, la rentabilidad de las empresas de menor tamaño se ve afectada por distintas variables.
“Formamos parte de una industria formal, sin situaciones de personal en negro. Nuestro funcionamiento está avalado por sistemas de certificación y nuestros salarios superan el promedio del salario industrial en el país. El bono de fin de año, del que tanto se está hablando hoy, fue negociado en paritarias con una suba de $ 8.100 para la base de los trabajadores químicos. Es hora de dejar
atrás el perfil bajo, de hacernos conocer y reivindicar nuestra relevancia para la economía nacional”, señaló en el marco de la “Jornada PyMIQ” que se llevó a cabo el 25 de octubre en la sede de la CIQyP.

rosenvasser2
Rosenvasser: “La nueva Ley es un primer paso en pos de seguir mejorando la vida de las Pymes. Para las firmas químicas y petroquímicas, en particular, el principal beneficio pasa por el reintegro de las inversiones”

A su criterio, hace tiempo que las Pymes vienen planteando muchos reclamos que hoy –al fin– están siendo escuchados. “Estoy feliz con la buena acogida de la Secretaría de Emprendedores de la Pequeña y Mediana Empresa (SEPyME) del Ministerio de Producción de la Nación, que nos vino a visitar a nuestra casa”, resaltó.
Consultado sobre los grandes retos que tiene por delante el segmento, aludió a la reducción de los costos logísticos, la reforma del sistema tributario, la optimización de la gestión administrativa, la eliminación de la doble representación gremial y la cuestión de los intereses bancarios, como principales ejes.
Aunque la actividad económica a lo largo del año fue baja, Reguera remarcó la buena predisposición de las autoridades para atender las demandas del sector, junto con la aparición de interesantes herramientas normativas y programáticas. “El nuevo contexto político, el mayor espíritu de diálogo y la voluntad de atender particularidades específicas de cada sector representan una oportunidad fantástica para las Pymes químicas y petroquímicas locales”, aseguró.

Ley Pyme

En representación del Gobierno, Joaquín Rosenvasser, coordinador del Programa de Capacitación para Pymes de la Dirección Nacional de Capacitación Pyme, se refirió a los últimos cambios en el marco normativo. “La Ley Pyme se conoce bastante poco, pero aporta beneficios sorprendentes”, aseveró.
La norma se reglamentó hace una semana, por lo que ya está en vigencia. “Se trata de un logro mancomunado, ya que nos juntamos a escuchar lo que las firmas necesitaban, fuimos visitando las provincias y dialogamos con cámaras de todo el país para presentarles lo que los estamentos del Estado podíamos ofrecer. Terminamos haciendo lo que nunca se hace en la Argentina para favorecer a las Pymes: bajar los impuestos”, resumió el funcionario.
Hoy, precisó, hay más de 850.000 Pymes empleadoras en el país que representan un 98% del total de las empresas, un 70% de los puestos de empleos y un 40% de la facturación. “En este escenario, le dimos atributo de ley a una definición de Pyme de carácter nacional. A partir de ahora no se puede adoptar otra. Y abrimos canales de diálogo para actualizarla año a año, de acuerdo con las necesidades de cada industria”, explicó.

reguera2
Reguera: “El nuevo contexto político, el mayor espíritu de diálogo y la voluntad de atender particularidades específicas de cada sector representan una oportunidad fantástica para las Pymes químicas y petroquímicas locales”

Una novedad interesante, subrayó, es la eliminación del Impuesto a la Ganancia Mínima Presunta. “Para las compañías micro, pequeñas y medianas ‘tramo 1’, dimos la posibilidad de compensar el Impuesto al Cheque (a cuenta de Ganancias). Asimismo, estipulamos beneficios fiscales a la inversión, ya que vamos a devolver el 10% de lo invertido hasta el 31 de diciembre de 2018 (automáticamente va a cuenta de Ganancias), a condición de que no haya despidos. Y creamos un bono de $ 5.000 millones para el sobrante del Impuesto al Valor Agregado de esas inversiones”, enumeró.
En cuanto a la facilitación burocrática, expresó que es muy fácil acceder al Certificado Pyme (que se tramita online y se obtiene prácticamente en el acto). “No hacen falta grandes presentaciones. Adicionalmente, estamos desarrollando un portal Pyme”, anticipó.
En diálogo con este medio, manifestó que la Ley es un primer paso en pos de seguir mejorando la vida de las Pymes. “Para las químicas y petroquímicas, en particular, el principal beneficio pasa por el reintegro de las inversiones”, puntualizó.

Programas de apoyo

Con respecto a los nuevos programas de respaldo al segmento, Rosenvasser mencionó las ventajas del plan de Capacitación Pyme. “La idea es financiar hasta el 100% del costo de las capacitaciones para mandos medios y personal superior, reembolsando bonos de crédito fiscal. Hay $ 80 millones disponibles para este año”, afirmó.
También destacó propuestas como el Programa de Apoyo a la Competitividad (PAC), una versátil herramienta que permite llevar a cabo proyectos de inversión conjunta, asistencias técnicas-profesionales, desarrollos externos, capacitaciones y gastos de certificación a través de Aportes No Reembolsables (ANR) por hasta $ 400.000.
“Por otro lado, con Expertos Pyme enviamos un especialista a elección de nuestra base certificada para realizar un diagnóstico productivo en las empresas. Ese mismo experto puede acompañarlas durante la gestión de la innovación necesaria”, comentó.
El programa de Asociatividad Pyme, en tanto, está orientado a impulsar los sistemas productivos locales y el PAC Conglomerados Productivos para elevar la competitividad de las aglomeraciones de base industrial. “Por último, contamos con Líneas de Crédito para Inversión Productiva (LCIP) con subsidios de hasta 36 meses destinados a sectores prioritarios. En la actualidad, la tasa tiene un techo de un 22% (que posiblemente se ajuste)”, completó. ©


MELCONIAN: “LA IDEA ES CONTRIBUIR CON EL DESARROLLO DE LAS PYMES”

Carlos Melconian, Presidente del Banco Nación
Carlos Melconian, Presidente del Banco Nación

El Banco Nación ha vuelto a estar cerca de la gente, según las palabras de su titular, Carlos Melconian. “Es parte de nuestra estrategia reposicionar la institución como un actor fuerte de financiamiento en todos los sectores productivos y recuperar el mercado perdido”.
Antes de su llegada, expresó, el banco se encontraba en un verdadero estado de abandono y en el país reinaba una vacilante política de integración comercial, con un escaso desarrollo del mercado de créditos. “Hoy estamos creando stock, abriendo las puertas para ganar capacidad prestable”, diferenció.
La idea, apuntó, es contribuir con el desarrollo de las Pymes de todos los rubros, incluyendo las químicas y petroquímicas. “Estamos promoviendo la prefinanciación de exportaciones, la financiación de exportaciones de bienes en general y de bienes de capital, tasas activas mínimas para prefinanciación y financiación de exportaciones con fondeo local y externo, financiación a empresas exportadoras para necesidades de capital de trabajo, tasas activas mínimas para financiación a exportadoras de hasta cinco años de plazo, financiación a no exportadoras que producen energía, financiamiento de importaciones, avales y financiación para participar en ferias y exposiciones, entre otras propuestas”, enumeró.


Compartir