CeTAP ofrece nuevas perspectivas para la gestión de seguridad industrial

A la vanguardia regional

Como referente del segmento, la compañía realizó un evento multisectorial con las principales petroleras del país y lanzó una nueva edición en su ciclo de gestión.

En la carrera por ganarle a la recesión económica, las empresas analizan diferentes técnicas que ayuden a darle rentabilidad a su negocio, cualquiera que sea. La seguridad todavía no parece ocupar una posición relevante para la mayoría en ese aspecto, ya que si bien por requisitos legales debe ser considerada, salvo en empresas líderes no suele estar vista como un aspecto del negocio que apalanque su crecimiento.
Sin embargo, no es casualidad que las compañías petroleras, acostumbradas a convivir con situaciones de peligro, consideren la seguridad operativa una herramienta clave para su desarrollo productivo. Sucede que, al prevenir accidentes y reducir la tasa de accidentalidad, se logra una mayor eficiencia que, en el largo plazo, se traduce en ganancia para todos los actores.
CeTAP está posicionada como una de las muy pocas empresas de la Argentina y Latinoamérica que asiste en desarrollar y poner en práctica la estrategia, gestión, cultura y procesos referentes a HSE desde hace 12 años. “Tratamos de acompañarlas desde un ámbito en el que no hay muchas consultoras. Existen cientos de empresas que se dedican a asesorar en seguridad debido a las obligaciones legales para operar; en CeTAP nos especializamos en aquellas de alta complejidad, que requieren mejorar la formación de su gente y desarrollar herramientas y modelos de gestión a medida”, destaca Julio Migliore, cofundador y presidente de la firma.

Además de asistir in situ a empresas de todo el país en diferentes sectores industriales como petróleo y gas, agro, minería, etc., la compañía trabaja desde su oficina en Buenos Aires para compañías de Chile, Perú, Colombia, Ecuador, México y Bolivia. “Nuestra visión es ser una empresa regional. Nuestros consultores han tenido intervenciones en Europa y Oceanía, y de darse lo haríamos en Estados Unidos, pero buscamos enfocar una posición estratégica en Latinoamérica, desde la Argentina hasta México. Esto está parcialmente logrado; aún queda mucho por trabajar”, señala Migliore.
Con la presencia de los gerentes corporativos de HSE de las dos principales petroleras del país (YPF y PAE), la empresa organizó SEGURÍSIMOS 2016, una conferencia anual de seguridad industrial que en el futuro tendrá como objetivo ser la referente regional del segmento. “Nos sentíamos en el compromiso de hacerlo porque debe existir un foro para atender las necesidades estratégicas en materia de HSE. Fue el primer evento bajo un concepto multisectorial y nacional. En las próximas ediciones buscaremos que participen empresas líderes del resto de Sudamérica. La recepción fue muy buena y esperamos que se sumen más industrias para converger en soluciones en común que nos permitan mejorar los procesos de gestión de la seguridad”, afirma el ejecutivo.
En el evento también se presentaron los resultados de la “CeTAP HSE Survey: Primera Encuesta Anual de Clima y Gestión de Seguridad en la República Argentina”, una medición de la cultura de seguridad imperante en la industria. Con una metodología propia de la firma, fue la primera vez en la historia que se realizó en el país y participaron más de 20 empresas de diferentes segmentos.
Asimismo, la empresa también lanzó una nueva edición del ciclo de gestión de Seguridad Industrial. Esta especie de “mini posgrado” de nueve meses con ocho módulos incorpora la gestión de la seguridad en las actividades diarias de las empresas. En esa línea, busca brindar mecanismos tanto a los profesionales de seguridad como de línea, lo que implica el dominio de las prácticas y herramientas de gestión de seguridad, combinando los aspectos técnicos y conductuales de ésta. “Al organizar el conocimiento en ciclos se logran sinergias, obteniendo como resultado competencias amplias, eficientes e integrales”, destaca el especialista.

Un paso adelante

Con el correr de los años, la seguridad industrial cobró diferentes relevancias en su aplicación. La presión social y medioambiental impulsó a un cambio de paradigma que demarca que, si bien la demanda del segmento se mantiene fuerte, varían sus requerimientos.
Por caso, de pasar a condiciones básicas como el uso de guantes y cascos, se pasó a investigar el contexto que lleva a una persona a sufrir un accidente. Según las prácticas emprendidas por CeTAP, las herramientas de gestión están más o menos presentes en las compañías, su aplicación efectiva es la que suele flaquear. “Cometer errores es parte de la condición humana. En todo el mundo ocurren las mismas situaciones. Las condiciones de contorno son esenciales para que cada vez se esté menos expuesto a esa situación”, explica Migliore.

Migliore
“Nos especializamos en asistir a las empresas en procesos de seguridad de alta complejidad, que requieren mejorar la formación de su gente y desarrollar herramientas y modelos de gestión a medida”

Si bien la tasa de fatalidad en los últimos 20 años bajó, se da por sentado que los accidentes siempre existirán. “No se deben bajar dobles discursos. Por más que se hagan cursos o se concientice sobre la importancia de la seguridad, si a la empresa sólo le interesa la productividad los accidentes volverán a ocurrir. La cultura no se compra, se construye poco a poco, con mensajes sostenidos y a largo plazo, y allí es donde se marca la diferencia. Con la aparición de la tecnología hay mucho por trabajar, ya que así como se eliminan algunos riesgos surgen otros nuevos”, enfatiza el especialista.
Es por eso que su trabajo se enfoca en el coaching y la capacitación para ayudar a que mejore el desempeño. “La única gestión es la que da resultados. Éstos son los que determinan si nuestro servicio es bueno o no, y eso se explica sólo al bajar la tasa de accidentes al mínimo posible. El resto son buenas intenciones”, asegura.
En ese sentido, la industria petrolera está un paso adelante. Los altísimos riesgos que enfrenta la obligan a tomarse las cosas de otra manera. Por otro lado, sus estándares de HSE son esenciales a la hora de recurrir a préstamos internacionales o generar nuevos negocios. “Es un proceso que determina las licencias para operar. Al convivir desde sus inicios con márgenes mínimos de error, las petroleras comprenden la seguridad operativa como un proceso elemental para ganar rentabilidad a largo plazo y hasta para lograr su supervivencia”, concluye Migliore. ©

 

 

Migliore
“Al convivir desde sus inicios con márgenes mínimos de error, las petroleras comprenden la seguridad operativa como un proceso elemental para ganar rentabilidad a largo plazo y hasta para lograr su supervivencia”

Compartir