Para Paul Alarcón, Senior Instrument Technician en Perú LNG

“La tendencia de hoy es recurrir a las soluciones predictivas”

Una parada de ocho horas en una planta como la de Perú LNG puede implicar pérdidas superiores al millón de dólares. Para evitar estas costosas incidencias, el especialista técnico Paul Alarcón pondera la importancia del mantenimiento predictivo.

Desde hace ocho años, Paul Alarcón trabaja en la emblemática planta de Perú LNG que opera Hunt LNG Operating Company, la subsidiaria peruana de la estadounidense Hunt Oil. El proyecto se destaca, entre otras particularidades, por el uso de variables avanzadas dadas por los posicionadores Fisher DVC6200 que provee Emerson Process Management.

“Lo que hemos hecho recientemente fue tomar estas variables, configurarlas a partir del uso del software AMS y llevarlas al DeltaV con el propósito de monitorear constantemente a cada una de nuestras válvulas”, explicó Alarcón, quien desempeña el cargo de Senior Instrument Technician en Perú LNG.

La planta, indicó, cuenta con muchas válvulas críticas, por lo que resulta clave evitar que esos equipos fallen y causen costosas paradas de planta. “Una detención de ocho horas, por caso, puede implicar para nosotros pérdidas económicas que sobrepasan el millón de dólares”, ejemplificó el especialista, con quien conversamos en el marco de ‘Emerson Global Users Exchange 2016’, cumbre celebrada en Austin, Texas (Estados Unidos).

Resulta esencial, puntualizó, controlar que las válvulas que funcionan constantemente lo hagan en base a ciertos parámetros determinados. “Si una de ellas está por encima o por debajo de esos estándares, se trata de un claro indicador de que algo anda mal y de que es momento de actuar”, señaló.

Más allá de ejecutar las necesarias labores preventivas y correctivas, aseguró, por estos días el foco está puesto en la implementación de soluciones de mantenimiento predictivo. “La tendencia de hoy es, justamente, usar todas las herramientas disponibles -incluyendo las predictivas- para evitar problemas en el futuro y ahorrar grandes sumas de dinero”, resaltó.

debajo de esos estándares, se trata de un claro indicador de que algo anda mal y de que es momento de actuar”, señaló.

Más allá de ejecutar las necesarias labores preventivas y correctivas, aseguró, por estos días el foco está puesto en la implementación de soluciones de mantenimiento predictivo. “La tendencia de hoy es, justamente, usar todas las herramientas disponibles -incluyendo las predictivas- para evitar problemas en el futuro y ahorrar grandes sumas de dinero”, resaltó.

Solución integrada

Como responsable del mantenimiento de todo el campo de instrumentación y los sistemas de control de Perú LNG, Alarcón considera vital obtener, recolectar y gestionar información valiosa acerca del desempeño de la planta y sus procesos productivos a la hora de predecir posibles inconvenientes. “Monitorear y analizar datos nos posibilita identificar eventualidades que podrían traducirse en fallos y actuar antes de que los mismos se concreten. Estamos hablando de una ventaja decisiva que en nuestra industria no puede ser desaprovechada”, manifestó.

En este proyecto en particular, apuntó, se logró la exitosa integración de DeltaV, AMS y el software PI (de OSIsoft). “No todas estas herramientas son de la misma marca, pero combinándolas hemos conseguido mejorar significativamente nuestro trabajo de mantenimiento”, remarcó el experto.

Ubicada unos 170 kilómetros al sur de Lima, Perú LNG es la primera terminal de exportación de gas natural licuado de la región. Puesta en marcha en el año 2010, la central

dispone de una capacidad nominal de 4,45 millones de toneladas (Tn) anuales y cuenta con un suministro equivalente de gas natural de 17,7 millones de metros cúbicos (m3) por día.

Proyecto pionero

Pionero a escala regional, Perú LNG es un proyecto que comprende un gasoducto de 408 kilómetros que se extiende desde Chiquintirca, en la ciudad peruana de Ayacucho, hasta la ruta Panamericana Sur (donde se ubica la planta de licuefacción de gas natural), pasando por Huancavelica, Ica y Lima.

Su construcción implicó una inversión privada de alrededor de u$s 3.800 millones, la más elevada en la historia de Perú.

El proceso de licuefacción se inicia inmediatamente después del recipiente para atrapar líquidos en gas natural, donde se reduce la Presión de Entrada al complejo de Pampa Melchorita. Acto seguido, en el Tren de Proceso se remueven las impurezas del fluido, tales como ácidos, gases, agua y mercurio.

Luego el recurso pasa por el Intercambiador Criogénico, que reduce su temperatura a -163° C y de ese modo lo convierte en líquido. Finalmente, el gas natural licuado es almacenado en tanques especiales hasta que se concreta su despacho a través de buques metaneros.

FD 1: Alarcón: “Tomamos las variables avanzadas dadas por los posicionadores Fisher DVC6200, las configuramos mediante el software AMS y las llevamos al DeltaV para monitorear constantemente a cada una de nuestras válvulas”

FD 2: Alarcón: “Resulta esencial controlar que las válvulas que funcionan constantemente lo hagan en base a ciertos parámetros determinados. Si una de ellas está por encima o por debajo de esos estándares, algo anda mal y es momento de actuar”

FD 3: Alarcón: “Más allá de las labores preventivas y correctivas, el foco está puesto en la implementación de soluciones de mantenimiento predictivo. La tendencia de hoy es usar todas las herramientas disponibles para evitar problemas y ahorrar grandes sumas”.

Compartir