Información de prensa

La serie M5 de KELLER. Para mediciones de la presión estáticas y altamente dinámicas de hasta 50 kHz

Con la serie M5, KELLER AG marca la pauta en técnica de medición de la presión. Su combinación de un nuevo sensor para mediciones estáticas y altamente dinámicas (hasta 50 kHz), rango de temperatura operativa (hasta 180 °C), precisión de medida (± 0,1 %FS), dimensiones (conexión M5) y procesamiento de señales remoto de precisión (0…10 V) no tiene igual.

Con la serie M5, KELLER AG marca la pauta en técnica de medición de la presión. Su combinación de un nuevo sensor para mediciones estáticas y altamente dinámicas (hasta 50 kHz), rango de temperatura operativa (hasta 180 °C), precisión de medida (± 0,1 %FS), dimensiones (conexión M5) y procesamiento de señales remoto de precisión (0…10 V) no tiene igual.

Numerosas ventajas gracias a su ingeniosa construcción

La clave para la medición de alteraciones altamente dinámicas de la presión está en un acoplamiento lo más directo posible del elemento sensor al medio. Para ello, los desarrolladores de KELLER han hallado una solución micromecánica sin membrana de separación amortiguadora ni tubo capilar, sellantes ni pegamentos. En la serie M5, el sensor de silicio está soldado por su parte trasera a un elemento portante dinámicamente optimizado fijado al ras en la toma de presión. Esta sofisticada construcción permite tomar mediciones dinámicas con una anchura de banda de 0…50 kHz y presenta numerosas ventajas adicionales. Entre ellas, la excelente neutralización de las fuerzas de montaje y el ruido estructural, la compatibilidad con numerosos medios y la larga vida útil gracias a las capas de protección frente al óxido. La serie M5 convence también por su resistencia a la sobrepresión hasta cinco veces su rango de presión y la toma de presión con una rosca externa de solo ø 5 mm para realizar mediciones en lugares de difícil acceso.

Separación de sensor y transductor

Los sensores de presión de la serie M5 están concebidos para una temperatura operativa entre -40 °C y +180 °C con una estrecha franja de error total (es decir, errores de temperatura incluidos) de ± 1%. Sin transductor remoto se suministran con el rango típico de la señal de salida de 80 mV (alimentación @ 1 mA) y un certificado de calibración individual. Para mediciones de la presión absoluta están disponibles los rangos de medición de 3 bar, 10 bar y 30 bar. La separación de sensor de presión y transductor permite realizar mediciones de base local incluso en grupos densamente construidos sometidos a altas cargas térmicas.

La serie M5 de KELLER. Para mediciones de la presión estáticas y altamente dinámicas de hasta 50 kHz La serie M5 de KELLER. Para mediciones de la presión estáticas y altamente dinámicas de hasta 50 kHz

Transductor de clase superior

Para no limitar el amplio rango dinámico de 50 kHz del sensor de presión piezoresistivo, los desarrolladores de KELLER han renunciado a digitalizar la señal de medición para su procesamiento. En su lugar, el curso de la señal puramente analógica se ajusta en tiempo real por medio del dispositivo electrónico de compensación controlado por microprocesador. Así, la señal de salida reforzada hasta 0…10 V conserva todo el rango dinámico de la señal del sensor. La cadena de medición compuesta por sensor de presión y transductor se regula en la fábrica, una vez establecidos los parámetros de calibración individuales. Asimismo, el rango de temperatura para que el dispositivo electrónico remoto pueda funcionar a temperaturas entre -40 y +125 °C satisface requisitos extraordinarios, como los habituales en los bancos de pruebas de motores.

Ideal para mediciones de base local en bancos de pruebas de motores y túneles de viento

Los transductores de presión de la serie M5 de KELLER, de extrema robustez térmica, hacen posibles mediciones estáticas y dinámicas altamente precisas hasta un ancho de banda de 50 kHz a temperaturas de uso de hasta + 200 °C en el sensor de presión. El sensor de presión a distancia sin llenado de aceite, sin membrana de separación, sellantes ni pegamentos en las piezas en contacto con el medio es, con su conexión M5, ideal para mediciones altamente dinámicas de base local, incluso en tuberías muy finas en bancos de pruebas de motores, en el túnel de viento o en pruebas de láminas de turbina.

Compartir