La petrolera británica Premier Oil prepara la explotación del yacimiento Sea Lion en Malvinas

La petrolera británica Premier Oil prepara un proyecto de desarrollo y comercialización del yacimiento de Sea Lion, en aguas jurisdiccionales de las Islas Malvinas, para proponerle al gobierno del archipiélago cuya soberanía disputan la Argentina y Gran Bretaña.
El yacimiento se encuentra en aguas al norte de las islas y durante la última semana -según informó la agencia uruguaya Mercopress- Premier Oil avanzó en consultas públicas, como parte del programa de evaluación del impacto ambiental de su plan.
Esos análisis serán agregados en apoyo a la petición a elevarse a las autoridades kelpers, para poder continuar con el plan, precisó el servicio noticioso con base en Montevideo.
El proyecto de desarrollo de Premier Oil es un emprendimiento a largo plazo, y la evaluación de impacto socioambiental se centra en los potenciales perjuicios derivados de la explotación petrolera.
Si el gobierno de las Malvinas finalmente da el visto bueno a la propuesta del proyecto de Premier Oil, se espera que las perforaciones comiencen unos 18 meses más tarde y el “primer crudo” (embarque) tendría lugar dos años después, puntualiza Mercopress.
Originalmente, en 2014, Premier Oil condujo una ronda de consultas sobre el desarrollo del yacimiento de Sea Lion, pero desde entonces el proyecto tuvo una serie de cambios, incluyendo su vida útil, reducida de 25 a 20 años, en tanto el montaje para procesar y producir petróleo pasará de una plataforma de patas tensas a una unidad flotante de producción, almacenaje y descarga, detalla la información.
También se decidió que la transferencia del petróleo para exportar desde el yacimiento de Sea Lion tenga lugar en Berkeley Sound, un estrecho unas millas al norte de la capital de las islas, debido a “la facilidad de navegabilidad, por razones de seguridad operacional, y proximidad a Stanley, por razones logísticas”.
Durante el pico de producción se calcula que la transferencia de crudo tendrá lugar cada 13 días en Berkeley Sound y luego se irá reduciendo a un lapso de 46 días aproximadamente a los diez años de producción.
La actual ronda de consultas se focaliza en los efectos que podrían tener las actividades proyectadas por Premier Oil sobre la población y el medio ambiente en las Malvinas, ante posibles futuros derrames de crudo en esas zonas costeras, que afectaría la vida silvestre -la zona es el hábitat de miles de pingüinos y animales marinos- e indirectamente el arribo de turistas.

Compartir