La inversión privada respira más tranquila

Repercusiones del 105° Día del Petróleo celebrado en el Sheraton

Por Nicolás Gandini

Tras un año de idas y vueltas con el sector petrolero, el viceministro de Economía cerró 2012 con un mensaje que apuntó a recomponer la relación con el empresariado. Destacó que el Gobierno no tiene “la vocación ni la capacidad” para sustituir a las empresas privadas, señaló que el Ejecutivo trabaja para mejorar el precio del gas y descartó nuevas estatizaciones en la industria.

El viceministro de Economía, Axel Kicillof, que el año pasado marcó el pulso de la industria, llegó al salón principal del Sheraton de Retiro a las 13.05, acompañado por su secretaria personal. Desde el IAPG (Instituto Argentino del Petróleo y el Gas), organizador de una nueva versión del Día del Petróleo, habían confirmado su presencia tres días antes, pero evitaron difundir la información para no quedar en offside en caso de cancelaciones sobre la hora. No por nada, durante más de nueve años de gobierno, la presencia de funcionarios de primer nivel en el tradicional almuerzo anual del sector petrolero fue toda una rareza.
Tampoco estaba previsto que el doctor en Economía ligado a La Cámpora se dirigiera al auditorio de casi 1.100 directivos petroleros. El único discurso agendado era el del presidente de la casa, Ernesto López Anadón. Pero Kicillof tenía ganas de hablar. Cuando llegó, casi por protocolo, le preguntaron si quería decir unas palabras, y extrañamente dijo que sí.

Axel Kicillof, Ernesto López Anadón y Miguel Galuccio
Axel Kicillof, Ernesto López Anadón y Miguel Galuccio

Si su lugar en la mesa principal del salón –al lado de López Anadón, muy cerca de Miguel Galuccio (presidente de YPF), y junto a Oscar Vicente (CEO de Entre Lomas) y Javier Rielo (director de Total)– hacía suponer que su visita transcurriría sin estridencias, la introducción de su discurso confirmó que Kicillof –exhortado por la Casa Rosada– buscaba dejar abierta, de cara a 2013, una puerta al entendimiento y a la articulación conjunta con las petroleras privadas.
Alejado del rictus enunciativo confrontador y denuncista que caracterizó buena parte de sus intervenciones públicas durante 2012, Kicillof intentó amigarse con sus primeras frases en el atril con la línea discursiva de López Anadón. “No me voy a extender demasiado y voy a retomar las palabras de Ernesto”, comenzó el viceministro del Palacio de Hacienda. “Mi intención es transmitirles que no podremos cumplir el desafío de recuperar el abastecimiento sin la ayuda de las empresas. Para nosotros es importante el capital privado”, continuó, marcando el rumbo de una diatriba luego interpretada como “pro mercado” por los asistentes.
El economista se refirió también a implicancias negativas del Decreto 1277, sancionado en agosto, que autoriza al Ejecutivo a intervenir en el mercado hidrocarburífero, fijar precios de los combustibles, auditar estructura de costos de las empresas y determinar “ganancias razonables de éstas”. “A contramano de lo que muchos creían, la primera medida que anunciamos tras el Decreto fue el aumento del precio del gas para el GNC, y ahora, por instrucción de la presidenta, estamos trabajando para elevar el precio del gas nuevo”, argumentó.

Martinez Mosquera y Ruben Echeverri
Martinez Mosquera y Ruben Echeverri

 

 

 

 

 

 

 

 

Los casi 1.100 empresarios petroleros que colmaron el Salón Libertador del hotel Sheraton para celebrar el 105° aniversario del descubrimiento de crudo en el país escuchaban impávidos. Fue la primera vez que Kicillof descartó la posibilidad de avanzar más sobre la estructura propietaria de la industria. “Lo de YPF (por la renacionalización, de la que fue uno de los ideólogos) fue un caso excepcional. El Gobierno no tiene la voluntad ni la capacidad para resolver por sí solo los desafíos que enfrenta el sector energético”, descartó.
Las palabras de Kicillof, que negó peleas con Galuccio (como se insinúa en el sector desde hace tiempo), fueron un bálsamo para los barones del petróleo. Más aun cuando el mensaje proviene del jefe de la Comisión de Planificación y Coordinación Estratégica del Plan Nacional de Inversiones Hidrocarburíferas, un producto del Decreto 1277, que marca que el Gobierno supervisará los precios y los costos de las empresas. Su versión pro mercado estuvo lejos de sus maratónicas exposiciones en el Congreso o de las críticas que suele volcar contra las empresas que en los 90 “se llevaron la plata”, otro cliché del viceministro.
Con excepción de murmullos en algunos pasajes de su discurso –en especial cuando desligó responsabilidad del Gobierno en la actual crisis energética que atraviesa el país–, los empresarios resaltaron el impacto positivo del mensaje.

dia_del_petroleo
Empresarios petroleros que colmaron el Salón Libertador del hotel Sheraton para celebrar el 105° aniversario del descubrimiento de crudo en el país

 

 

Organizador

López Anadón, en tanto, se refirió de manera tácita al embargo contra Chevron ordenado por la Justicia argentina en función de una sentencia contraria a la empresa en los tribunales de Ecuador. Sostuvo que en ocasiones las cuestiones ambientales “esconden maniobras especulativas” que funcionan sobre la base de la “extorsión”.
El directivo reconoció que “hay que aumentar el ritmo de inversiones en estas cuencas convencionales (caracterizadas por la madurez de sus yacimientos), ya que mayores desembolsos permitirían disminuir el declino de la oferta y explorar lo que queda de las áreas”.
La reactivación en las cuencas productivas contribuiría a mejorar el escenario coyuntural de la industria, signado por el incremento de las importaciones de gas y combustibles líquidos. Sin embargo, a mediano y largo plazo, el directivo destacó el potencial de los campos no convencionales.
“El proyecto Vaca Muerta específicamente presenta una oportunidad muy importante para la Argentina dada la escala relevante aun a nivel internacional”, señaló.
“Sin embargo, los recursos no son riqueza, sólo son una oportunidad para generar riqueza. Por eso, debemos comenzar lo antes posible, antes que otros países, a impulsar el desarrollo de esos recursos”, concluyó. ℗

Compartir