Entrevista con Guillermo Hitters, titular del IAPG Houston

“La explotación de Vaca Muerta debe estar atada al desarrollo energético de la Argentina”

El directivo destacó el rol de YPF: “Que esté realizando el de-risking de Vaca Muerta es verdaderamente fundacional”, aunque advirtió que debe optimizarse el marco regulatorio del sector, así como también la infraestructura logística de Neuquén, clave para reducir los costos operativos.

Edición impresa № 319| Abril 2016

Radicado en Texas desde hace años, Guillermo Hitters pudo seguir de cerca el boom de los no convencionales en Estados Unidos, donde el shale gas y el shale oil modificaron de raíz la ecuación energética del país. Ese expertise le da credenciales y un background diferencial para analizar lo realizado hasta ahora en Vaca Muerta, una de las formaciones de roca madre de la cuenca Neuquina, que está siendo explotada por varias compañías, en especial por YPF, la principal petrolera del mercado.
“Más allá de las críticas que se puedan generar sobre cómo se ha estado llevando a cabo este desarrollo, el cual bordea las etapas exploratoria/productiva, el hecho de que YPF haya estado haciendo el de-risking del play es verdaderamente fundacional”, señaló Hitters, que preside  la base en Houston del Instituto Argentino del Petróleo y el Gas (IAPG).
El directivo –que es gerente general de Mercados de Exportación de la empresa Unimin– brindó una extensa entrevista a Revista Petroquímica, Petróleo, Gas, Química & Energía, donde destacó el rol de YPF por llevar adelante el de-risking del play neuquino; abogó por la consolidación de un marco regulatorio que incentive la llegada de inversiones (en especial, a partir de “leyes laborales más equilibradas”), y advirtió que es necesario avanzar en la optimización de la logística e infraestructura argentina.

Hitters: “Más allá de las críticas que se puedan generar sobre cómo se ha estado llevando a cabo este desarrollo, que bordea las etapas exploratoria/productiva, el hecho de que YPF esté haciendo el de-risking del play es verdaderamente fundacional”

 

¿Cómo evalúan los proyectos y avances realizados en el conocimiento de la formación?, preguntamos al ejecutivo.

Hemos visto una marcada diferenciación entre la empresa nacional, YPF y el resto de los players en el mercado de Vaca Muerta. YPF ha estado buscando la “fórmula” para poder maximizar el retorno económico de la piedra y lo ha hecho con un approach masivo dentro de las limitaciones logísticas del play.
Más allá de las críticas que se puedan generar sobre cómo se ha estado llevando a cabo este desarrollo, el cual bordea las etapas exploratoria/productiva, el hecho de que YPF esté haciendo el de-risking del play es verdaderamente fundacional.
No nos podemos olvidar, asimismo, de las otras empresas, que también dentro de sus limitaciones y con sana prudencia, particularmente dadas las condiciones del país durante los últimos años del pasado gobierno, han conseguido avanzar en la exploración no sólo de la ventana de petróleo y condensados, sino también del tight gas y el shale gas. Estos últimos hidrocarburos livianos claramente tienen una demanda potencial enorme dentro del contexto de una nueva Argentina y del objetivo de cumplir con los plazos para lograr bajar las emisiones de CO² dirigidas a limitar el efecto invernadero antropogénico. Tanto en el corto plazo, con la necesidad de aumentar significativamente la generación de electricidad, como en el largo plazo, por la necesidad cada vez mayor de usar fertilizantes para maximizar la producción de proteínas vegetales y animales, los veremos ser clave para el desarrollo productivo del país en el siglo XXI.

¿Qué oportunidades ofrece Vaca Muerta en un escenario mundial caracterizado por la fuerte baja de los precios?

Claramente, el desarrollo de Vaca Muerta debería estar atado al desarrollo energético local de la Argentina. Es muy difícil pensar en exportar este petróleo y gas para que sea refinado/utilizado en otros lugares del mundo. Creo que es mejor estrategia la que ha pensado Dow, que es darle valor agregado al gas de Vaca Muerta (plásticos, fertilizantes) para ser usado localmente o fácilmente exportado desde Bahía Blanca a cualquier punto del planeta.

¿Qué medidas gubernamentales son necesarias para capturar el interés de inversores internacionales?

Las dos medidas claves en el corto plazo ya fueron tomadas por el Gobierno: el fin del cepo y el regreso de la Argentina al mercado financiero mundial.
Ahora bien, en lo específico a Vaca Muerta, faltan ciertas medidas que ayuden a convencer a otros inversores internacionales que el país va a encontrar una estabilidad económica/legal en un corto a mediano plazo. Si se logran solucionar temas logísticos, de seguridad jurídica y de leyes laborales más equilibradas, entonces nos podrán ver de manera aún más interesada.
Existen, sí, temas culturales y de negocios sobre los que hay que trabajar. Por ejemplo, a los “businessmen” norteamericanos o canadienses les cuesta pensar en términos de leyes laborales donde el empleado termina teniendo más derechos que el empleador y donde los sindicatos terminan con atribuciones como las que tienen en el país. Queda al Gobierno el proponer un pacto social/empresarial armónico que permita a la Argentina entrar en un círculo virtuoso de generación de negocios con márgenes aceptables y acordes con el grado de riesgo asumido y la generación de empleos dignos.

Frente a la caída del precio del petróleo, ¿puede el shale gas convertirse en una alternativa rentable para continuar con la explotación de Vaca Muerta?

Claramente, impulsado en el corto plazo por un desequilibrio entre la demanda de energía eléctrica y calefacción en el país contra la oferta de energía, el gas tiene un especial aliciente para ser producido localmente.
Sin embargo, sería un error hacer un swing completo a la producción de gas y dejar de lado el desarrollo del horizonte del petróleo en Vaca Muerta. La alta volatilidad de los precios del petróleo en el mercado mundial es un hecho palpable y mal haría cualquier país en su “gran estrategia geopolítica” en dejar de lado el desarrollo de sus capacidades de producción energética lo más abarcativas posibles.

¿Qué aspectos de la operación es necesario optimizar para garantizar la rentabilidad de los proyectos no convencionales en la cuenca Neuquina?

Los aspectos logísticos, como son los costos de transporte de los principales insumos necesarios para tener pozos productivos (por ejemplo, los tubos de acero, cemento, agentes de fractura, agua y químicos), y los aspectos laborales. Otro aspecto importante es el costo y la disponibilidad de equipos para perforación y completación. Sin una sana presencia y competencia entre los mayores proveedores de servicios petroleros, se hará muy difícil dar el salto para lograr las economías de escala que se ven en los desarrollos no convencionales de Norteamérica.

¿Qué semejanzas geológicas y operativas existen entre Vaca Muerta y alguno de los plays no convencionales de Estados Unidos?

Dos de los parámetros clave para comparar la calidad entre yacimientos no convencionales son el espesor de la formación y la cantidad de hidrocarburos que la piedra contiene (en inglés, TOC o contenido de orgánicos total).
En ambos parámetros, Vaca Muerta es igual o mejor a cualquier formación de Norteamérica o del mundo. Existe, sin embargo, un detrimento, dado por el grado de profundidad y perfil de presión/temperatura de la formación y de las formaciones inmediatamente superiores (por ejemplo, Quintuco). En el caso de Vaca Muerta, la formación es bastante profunda en promedio, lo que a su vez significa mayores presiones y temperaturas. Esto se traduce en un mayor costo promedio por pozo, dado que hace falta usar más cantidad de insumos para producir una unidad de hidrocarburo que lo que se esperaría en plays menos complejos.
Un caso que ha seguido un derrotero parecido ha sido el de la formación Bakken, en Dakota del Norte. Les tomó varios años de prueba y error a los operadores de ese play encontrar por fin la “fórmula” óptima para maximizar el retorno económico de ésta. Nos estaríamos mintiendo a nosotros mismos si consideráramos que el caso con Vaca Muerta va a ser más sencillo. A lo sumo, va a ser diferente e involucrará un buen grado de creatividad local. Otro recurso que en la Argentina, a Dios gracias, existe en vastas cantidades. ℗

 

Compartir