En el marco del Foro de Inversión y Negocios Argentina 2016

La energía acaparó una cuarta parte de las oportunidades de inversión en el país

La Argentina presentó en el “Mini Davos” proyectos energéticos por u$s 63.000 millones. Así, la energía se convirtió en el segundo sector más promocionado ante los más de 1.600 inversores del medio local y de distintas partes del mundo que participaron de la cumbre, sólo por debajo del transporte (que sumó propuestas por u$s 80.000 millones).

Edición impresa № 324 | Octubre - Noviembre 2016

Ante los más de 1.600 inversores locales e internacionales presentes en la primera edición del Foro de Inversión y Negocios Argentina 2016 –también conocido como “Mini Davos”–, el Gobierno promocionó opciones para invertir en distintos rubros económicos del país por más de u$s 240.000 millones. En rigor, el porfolio elaborado por las autoridades nacionales totalizó propuestas de inversión por unos u$s 243.500 millones.
De acuerdo con el documento –al que tuvo acceso este medio–, la Argentina destacó la necesidad de financiar obras dentro del rubro del transporte por unos u$s 80.000 millones. De ese total, está previsto que alrededor de u$s 48.000 millones tengan como destino la construcción de rutas, que u$s 28.000 millones sirvan para aumentar y mejorar la actividad ferroviaria (u$s 15.000 millones para los ferrocarriles de carga y u$s 13.000 millones para los ferrocarriles de pasajeros) y que u$s 3.000 millones contribuyan con la sostenibilidad de aeropuertos y puertos, entre otras variables. Debe remarcarse que actualmente sólo se encuentra pavimentado un 35% de las rutas a lo largo y ancho del territorio nacional (el 65% restante no lo está). Asimismo, el tren apenas representa un 5% del transporte de cargas (el 95% está a cargo de camiones).

cuadro1

En segunda instancia figuraron los proyectos energéticos, que totalizaron u$s 63 millones. De esa cifra, u$s 25.000 millones corresponden a la industria de Oil & Gas, mientras que los otros u$s 38.000 millones tienen que ver con obras de potencia y fomento a las energías alternativas (u$s 15.000 millones para generar fuentes renovables, u$s 10.000 millones para impulsar la hidroelectricidad, u$s 5.000 millones para ampliar y fortalecer la red energética en general, u$s 5.000 millones para obtener energía termal y u$s 3.000 millones para producir energía nuclear).

Otras prioridades

El tercer sector más promocionado en el Foro de Inversión y Negocios Argentina 2016 fue el de infraestructura federal y obras públicas, con un presupuesto estimado en u$s 60.000 millones. Mientras que el subsector de agua y saneamiento representó u$s 22.000 millones, el riego sumó u$s 18.000 millones. La educación y la salud, en tanto, explicaron u$s 16.000 millones y u$s 4.000 millones, respectivamente.
En el cuarto escalón se posicionó la minería, con u$s 30.000 millones. Debe destacarse que el “Mini Davos” se desarrolló apenas horas antes de que se diera a conocer un nuevo incidente ambiental en la mina Veladero, en San Juan, hecho que –más allá de las aclaraciones de la operadora Barrick Gold– complica los planes de quienes pugnan por reactivar distintos proyectos en provincias con legislaciones sumamente restrictivas, tales como Chubut o Mendoza.
El quinto sector que más oportunidades de inversión ofrece en el país, según el Gobierno, es el desarrollo urbano, con iniciativas previstas por u$s 5.000 millones. Completan el listado la agroindustria, con propuestas por u$s 2.500 millones; las telecomunicaciones y la alta tecnología, con u$s 2.000 millones; y el turismo, con u$s 1.000 millones, en ese orden.

Comparación porcentual

En términos porcentuales, puede decirse que la energía acapara más de una cuarta parte de las propuestas a financiar alentadas por el Gobierno, con un 25,9% de la estimación total de inversiones. Las obras de electrificación y fuentes alternativas representan un 15,6%, mientras que las necesidades de la industria de Oil & Gas (focalizadas en el desarrollo a gran escala de los hidrocarburos no convencionales y en la lucha contra la declinación natural de los maduros campos convencionales) explica el 10,3% restante.
Dado que la minería acumula un 12,3%, es viable indicar que al sector extractivo (o sea, al energético, más el hidrocarburífero, más el minero) le corresponde casi un 40% del presupuesto (para hablar con exactitud, un 38,2%).
El otro 61,8% de las grandes oportunidades de inversión en la Argentina se distribuye de la siguiente manera: transporte, 32,9%; infraestructura y obras públicas, 24,6%; desarrollo urbano, 2,1%; agroindustria, 1%; telecomunicaciones y alta tecnología, 0,8%; y turismo, 0,4%.

Los proyectos energéticos totalizaron u$s 63 millones. De esa cifra, u$s 25.000 millones corresponden a la industria de Oil & Gas, mientras que los otros u$s 38.000 millones tienen que ver con obras de potencia y fomento a las energías alternativas.

 

Plataforma de debate

Organizado por la Agencia de Promoción de Inversiones y Comercio Argentina, el Foro de Inversión y Negocios Argentina 2016 se celebró entre los días 12 y 15 de septiembre en el Centro Cultural Kirchner (CCK).
Diseñada para resaltar las oportunidades de inversión en el medio local y atraer la inversión extranjera directa, la cumbre se propuso “marcar el regreso histórico del país a los mercados internacionales”, además de erigirse como “un hito importante en la aplicación de las reformas comerciales y de inversión del Gobierno”, tal como señaló la cartera presidida por Juan Procaccini desde febrero de este año.
Según la Agencia –que es un órgano descentralizado dependiente del Ministerio de Producción y que conduce el mendocino Francisco Cabrera–, el Foro funcionó como “una plataforma para discusiones, debates, presentaciones de oportunidades de inversión y reuniones de alto nivel”, con el propósito de “estimular la economía y mejorar el bienestar de todos los ciudadanos”.
Un rol clave dentro del “Mini Davos” fue el desempeñado por las mesas sectoriales; es decir, por “pequeñas sesiones de trabajo centradas en sectores estratégicos cuyos participantes pudieron relacionarse directamente con los ministros, los líderes locales del sector privado y los bancos de inversión”. ©

Compartir