Entrevista a Michael Zechner, gerente de la Unidad No Convencional de Wintershall Energía.

“La Argentina es un mercado con oportunidades para posicionarse en este momento”

El brazo petrolero del gigante alemán BASF tiene en marcha una inversión de mas de u$s 125 millones para perforar seis pozos en el área Aguada Federal, en el marco de un proyecto piloto de shale oil en Vaca Muerta. Y pondrá otros u$s 90 millones para perforar tres pozos horizontes en el bloque Bandurria.

Edición impresa № 320| Mayo 2016

Michael Zechner es austríaco, pero habla perfecto español. Se declara un amante de los idiomas. El latín y el italiano le facilitaron desde la gramática su desembarco en Buenos Aires, donde vive desde hace años. Hoy es quien está a cargo de la Unidad No Convencio-nal de Wintershall en Argentina. Desde el año pasado la compañía está llevando adelante varios proyectos para evaluar el potencial no convencional de Vaca Muerta, una de las formaciones generadoras de hidrocarburos de la cuenca Neuquina.

Por el momento, Wintershall perforó cuatro pozos –dos verticales y dos horizontales– en Aguada Federal, donde está desarrollando un proyecto piloto de shale oil. “Nos resta perforar dos pozos horizontales. Luego precisamos construir una historia de producción de aproximadamente doce meses para para seguir adelante con el próximo paso, para lo cual es clave evaluar los datos que recojamos”, precisó Zechner en diálogo con Revista Petroquímica, Petróleo, Gas, Química & Energía, que lo consultó en Houston al final de su presentación en el seminario “Argentina Shale: the future of Vaca Muerta”, organizado por el IAPG a mediados de mayo.
“La distribución entre pozos verticales y horizontales obedece a la necesidad de conocer mejor la geología para definir a dónde aterrizar los pozos horizontales”, añadió.
Wintershall es el cuarto productor de gas del país, detrás de YPF y la francesa Total. Su expertise en la materia está fuera de discusión. La iniciativa en Aguada Federal, sin embargo, apunta a producir en la ventana de black oil de Vaca Muerta. “Contamos con grandes proyectos de gas, por lo que apuntamos a diversificar nuestro porfolio buscando oportunidades en petróleo”, afirmó el directivo.
En el piloto de shale oil en Aguada Federal, Wintershall invertirá “bastante más de u$s 100 millones”. Se aspira a producir black oil de alrededor de 40 grados API. A su vez, la petrolera alemana tiene en carpeta la exploración de Bandurria Norte, otra área con acceso a Vaca Muerta, aunque en este caso ubicada en la ventana de wet gas (gas húmedo) y petróleo volátil. “Hoy tenemos una masa crítica de proyectos en los que estamos trabajando”, completó Zechner.

Zechner: “Pese a la crisis internacional del petróleo, la Argentina es un mercado para posicionarse hoy en día”

 

Oportunidades

En Bandurria Norte se perforaron dos pozos en los últimos años. La estrategia de Wintershall es perforar tres pozos horizontales más el año que viene sobre la formación de roca madre de hidrocarburos. La iniciativa requerirá una inversión cercana a los u$s 90 millones.
“Pese a la crisis internacional del petróleo, la Argentina es un mercado para posicionarse hoy en día”, destacó el gerente de No Convencionales.
La apuesta de la empresa es a largo plazo. Apunta a encarar una explotación a escala comercial de sus proyectos en Vaca Muerta hacia fines de esta década. “Hacia 2020 deberíamos estar desarrollando Aguada Federal o Bandurria”, precisó.
En forma complementaria, Wintershall está presente en el upstream de Mendoza, aunque en este caso se trata de proyectos convencionales. Con Ranquil Norte y CN-V, cuenta con participación en dos áreas de exploración. “En CN-V vamos a perforar un pozo en 2017, en tanto que en Ranquil somos socios con Total”, indicó Zechner. ℗

Compartir