En el marco de las Jornadas PyMIQ realizadas por la CIQyP

“Hay que impulsar una nueva ola de crecimiento del segmento Pyme”

La Cámara de la Industria Química y Petroquímica cree que es hora de reactivar el desarrollo de las firmas de menor envergadura. A decir de su director ejecutivo, Jorge De Zavaleta, para que ello ocurra se necesitará del esfuerzo mancomunado de los emprendedores, el Estado y las asociaciones del sector.

Una razón para entender por qué les cuesta tanto despegar a las pequeñas y medianas empresas (Pymes) del ámbito químico y petroquímico argentino tiene que ver con el imparable avance de la tecnología a escala sectorial. Así lo cree Jorge De Zavaleta, director ejecutivo de la Cámara de la Industria Química y Petroquímica (CIQyP), quien disertó en la “Jornada PyMIQ” que dicha entidad celebró en su sede a fines de octubre.
“Muchas de las Pymes del segmento –no me refiero a las que simplemente distribuyen productos químicos, sino a las que los elaboran– nacieron hace varias décadas, cuando el desarrollo de los emprendedores locales era más simple y había una mayor cantidad de nichos de mercado a ocupar. Esta situación cambió con la globalización, que amplió las oportunidades para algunas firmas, pero también complicó el crecimiento de otras”, reflexionó el especialista en diálogo con Revista Petroquímica, Petróleo, Gas, Química & Energía.
A su entender, en los últimos tiempos se ha enfriado significativamente la creación de nuevas Pymes. “Estas compañías pueden brindar su aporte al desarrollo del sector en el país, ocupándose de productos y volúmenes que no ameritan su importación. Pero para que eso suceda hace falta aunar los esfuerzos de los emprendedores, el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva, y las cámaras y asociaciones como la nuestra”, enumeró.

De Zavaleta: “Para que las Pymes químicas y petroquímicas puedan brindar su aporte al desarrollo del sector, hace falta aunar los esfuerzos de los emprendedores, el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva, y las cámaras y asociaciones como la nuestra”

 

También sería interesante, apuntó, fomentar los intercambios tecnológicos y trabajar con entidades internacionales como la Asociación Alemana de la Industria Química, que tiene un gran desarrollo en la materia. “Falta coordinar esfuerzos, porque muchas veces las Pymes no pueden salir a buscar oportunidades por su cuenta o tener la visión de viajar en pos de innovaciones. Confío en que, a partir del impulso mancomunado del Estado, las cámaras y las firmas sería posible promover una nueva ola de crecimiento del segmento Pyme”, aventuró.

Voluntad de apoyo

De Zavaleta participó del lanzamiento del Plan Productivo Nacional en la Unión Industrial Argentina (UIA) y es consciente de la voluntad de apoyo a las Pymes que manifiesta el Ministerio de la Producción de la Nación. “Creo que el Gobierno está respaldando mucho al segmento. Queremos que nuestro trabajo en ese sentido también sea cada vez más visible. Estamos haciendo toda la promoción necesaria para ello”, sostuvo.
La idea de la CIQyP, expresó, es convertirse en un referente permanente de la industria a nivel local, con alta influencia frente a la sociedad y reconocimiento generalizado por su profesionalismo e integridad. “Tenemos que generar credibilidad para que nuestros stakeholders nos tomen como referencia”, remarcó.
La misión de la Cámara, añadió, pasa por garantizar la representación institucional de las empresas químicas y petroquímicas, promoviendo de forma sustentable su competitividad, crecimiento y desarrollo. “Esta industria conforma una cadena de valor de gran importancia local y regional. En 2015 alcanzamos una producción bruta de más u$s 25.000 millones, con un 12,3% del valor agregado industrial. Somos la segunda industria química y petroquímica más grande en Sudamérica, sólo por debajo de Brasil”, comparó.

zabaleta22

De Zavaleta: “Nuestra actividad genera más de u$s 5.300 millones de ingresos en concepto de divisas por exportaciones, pero en los diarios suelen tener más protagonismo los textiles, los armadores de Tierra del Fuego y la actividad metalmecánica”

 

Según sus palabras, aunque la actividad genera más de u$s 5.300 millones de ingresos en concepto de divisas por exportaciones, siempre mantuvo un perfil bajo. “En los diarios suelen tener más protagonismo que nosotros los textiles, los armadores de Tierra del Fuego y la actividad metalmecánica. Tenemos que levantar el perfil de la Cámara y del sector para contar todos los beneficios que le aportamos al país. Somos responsables de 110.000 empleos directos (o sea, del 8% del trabajo industrial nacional) y las Pymes explican un 50% de esa cifra”, destacó.

Contexto desafiante

De acuerdo con De Zavaleta, hay ocho grandes polos químicos y petroquímicos en la Argentina: Bahía Blanca, Campana-San Nicolás, Ensenada, General San Martín, Gran Buenos Aires, Luján de Cuyo, Plaza Huincul y Río Tercero. “Hoy la industria química y petroquímica se encuentra presente en el 96% de los objetos que nos rodean”, aseveró.
La actividad, indicó, está haciendo grandes esfuerzos para alcanzar un mayor grado de sustentabilidad. “Obtuvimos notables resultados en cuanto a la reducción del consumo de agua para procesos y energía eléctrica. Sabemos que la eficiencia es el camino más inteligente para utilizar nuestros recursos”, recalcó.
A la hora de analizar el panorama vigente, se refirió a la caída abrupta de los precios de los commodities, incluyendo el petróleo y el gas. “El barril araña los u$s 50, mientras hay varias potencias económicas en problemas y el principal destino de nuestras exportaciones
–Brasil– está en un proceso recesivo. En suma, el contexto externo es muy desafiante, ya que nos genera sobreoferta de productos a bajo precio”, advirtió.
En su opinión, los costos locales están en alza por una carga impositiva y un nivel de burocratización demasiado elevado. “Creo que el Gobierno entendió estos problemas y por eso emprendió la desburocratización del Estado, lo que ayudará a que el escenario sea más favorable”, precisó.
Desde su óptica, la  industria química y petroquímica está buscando exponer la enorme complejidad de sus desafíos y hacer llegar a las autoridades sus justos requerimientos. “Próximamente vamos a tener una reunión en el Ministerio de Trabajo que esperamos sea muy productiva para todos”, completó. ©

Compartir