Entrevista con Martín Lousteau, embajador argentino en Washington

“Hay empresas que se están integrando aguas arriba para producir energía y alimentos”

El funcionario destacó que hay empresas petroquímicas que se están integrando con el upstream para producir hidrocarburos y asegurarse la materia prima con el fin de procesar agroquímicos para producir alimentos. Al mismo tiempo, destacó la oportunidad de desarrollar fuentes de energía renovable a partir del abaratamiento de esas tecnologías.

Edición impresa № 320| Mayo 2016

Martín Lousteau le dedica buena parte de su agenda en Estados Unidos a cuestiones ligadas al sector energético. En los seis meses que lleva como embajador argentino en Washington, visitó distintos proyectos hidrocarburíferos y de energías renovables, apuntaló a gobernadores que pasaron por el Norte en busca de inversiones para sus provincias y disertó en numerosos foros sobre las oportunidades que ofrece la Argentina en el negocio.
Revista Petroquímica, Petróleo, Gas, Química & Energía lo encontró en Houston a mediados de mayo, en el marco de un seminario para inversores en el que se analizó el futuro de Vaca Muerta. Para entrar en el análisis del escenario energético, Lousteau parte de una apreciación particular. Desde su visión, varias empresas que, a priori, no tenían como core business el desarrollo de energía están empezando a integrarse aguas arriba de la cadena de valor del sector para complementar su presencia en otro negocio: el alimenticio.
Esa premisa aplica, a su entender, de especial manera para las compañías petroquímicas, que en los últimos años han empezado a introducirse también el segmento de exploración y producción de hidrocarburos, y en el de generación de electricidad. El caso de Dow, que en la Argentina se asoció con YPF para producir shale gas desde Vaca Muerta y con Invap para construir un parque eólico, se inscribe en esa lógica.

Lousteau-2

Lousteau: “Hay empresas que están integrándose verticalmente aguas arriba de la cadena para asegurarse la cantidad de energía necesaria que después permita producir agroquímicos, lo que es aumentar la productividad del campo”

 

 

Complementariedad

“Hay dos rubros en los que la Argentina tiene un potencial gigantesco; y que son de interés de Estados Unidos, porque a la inversa es una debilidad que ellos tienen. Se trata de una debilidad en energía y en seguridad de alimentos. En ambos campos, nuestro continente tiene un potencial increíble”, analizó el embajador, que el año pasado estuvo a punto de convertirse en jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires en representación del espacio UNEN.
“Las dos cosas en el fondo son energía. El alimento es energía transformada en algo que le da energía al hombre o un animal, aunque no solemos pensar así. A partir de entender ese interrelacionamiento, hay empresas que están integrándose verticalmente aguas arriba de la cadena para asegurarse la cantidad de energía necesaria que después permita producir agroquímicos, lo que es aumentar la productividad del campo”, observó el funcionario argentino.
Sobre ese diagnóstico, resaltó que existe un interés “genuino muy importante” de inversores norteamericanos de apostar en el país. “Las etapas son sucesivas, hemos visto que hay dinero disponible desde lo financiero y ahora hay un trabajo que estamos haciendo en coordinación con los distintos actores de la Argentina, con las provincias, para detectar los lugares en que los extranjeros tienen el volumen y el know-how para invertir”, explicó el economista.

Renovables

Lousteau encabezó en mayo una comitiva de empresarios y funcionarios argentinos en California, más específicamente en Los Ángeles, San José y San Francisco, en un viaje organizado por el embajador de Estados Unidos en nuestro país, Noah Mamet. La delegación visitó empresas de avanzada, como Google, Universal, Tesla (autos eléctricos), VRSE (realidad virtual), además de la Universidad de Los Ángeles y Singularity University.
“Una de las conclusiones de ese viaje es que la Argentina posee condiciones naturales casi inigualables para avanzar en la senda de las energías renovables”, resaltó. “Se está produciendo una enorme revolución que está teniendo lugar en la energía renovable, con precios que pueden competir con el valor actual del petróleo sin necesidad de subsidio alguno. Ya lo estamos apreciando en Uruguay, donde han alcanzado momentos del día con 100% de la generación proviniendo de fuentes renovables. O en Copiapó (Chile)”, comentó el embajador.
La Argentina –agregó– posee condiciones naturales casi inigualables para avanzar en la misma senda. “La licitación anunciada en mayo por el Gobierno argentino (se buscará instalar 1.000 Mw con fuentes renovables) confirma su ingreso en este mercado en un momento óptimo: con mejoras tecnológicas que han derrumbado los costos; la posibilidad de una creciente complementación de lo renovable con el shale gas; el aprovechamiento de desarrollos y experiencias ya testeados en otros lugares; y funcionarios de nivel internacional”, concluyó. ℗

 

Compartir