El principal limitante para la aceptación de las nuevas tarifas es la baja calidad térmica en las viviendas

Edición impresa № 323 | Septiembre 2016

La protesta sobre las nuevas tarifas del gas natural es similar a la que ocurrió en 2008 con los aumentos propuestos en ese momento. También son similares los argumentos judiciales, que en 2008 frenaron una parte sustancial del aumento, justamente el que correspondía a gas importado y a las categorías de mayor consumo. En 2016, con las tarifas aún más atrasadas que en 2008, seguimos sin identificar el verdadero problema en los dos intentos de recomposición, y que es: la baja eficiencia térmica de las construcciones conduce a consumos muy altos, aun en viviendas y emprendimientos pequeños. No es válida la hipótesis “a mayor consumo, mayor poder adquisitivo”. Ésta sí sería válida si los edificios contaran con aislamiento térmico adecuado. En lo que sigue se resume un estudio de caso para la ciudad de Bariloche, de clima frío, y que debido a la falta de calidad térmica conduce a consumos de gas natural promedio en viviendas de 5.000 m3/año. Se muestra que los aumentos alcanzan a una parte importante de la población de ingresos bajos y medios, para la cual el aumento puede resultar difícil de afrontar.

Trabajo completo en: El principal limitante para la aceptación de las nuevas tarifas es la baja calidad térmica en las viviendas

*CV institucional en : http://www.conicet.gov.ar/new_scp/detalle.php?keywords=&id=29357&datos_academicos=yes
Blog personal en: http://www.eficienciapatagonia.blogspot.com.ar/

Compartir