Nueva medida

El Gobierno creó un registro de importaciones de petróleo y derivados.

Es para controlar las compras que las petroleras realizan en el exterior. Así lo determinó el Gobierno a través del Decreto 192/2017 publicado hoy en el Boletín Oficial.

El Gobierno oficializó la creación de un registro de operaciones de importación de petróleo crudo y sus derivados para controlar y regular las compras que las petroleras realizan en el exterior.
Así lo determinó el Gobierno a través del Decreto 192/2017 publicado hoy en el Boletín Oficial firmado por el presidente, Mauricio Macri; el jefe de Gabinete, Marcos Peña; y los ministros Francisco Cabrera, Juan José Aranguren y Nicolás Dujovne.
El Gobierno estableció que los productos sujetos a registro y autorización son las posiciones arancelarias conocidas como aceites crudos de petróleo; aceites crudos de mineral bituminoso; gasolinas de aviación; gasolinas, excepto las de aviación; y gasóleo (gasoil).
Según datos del sector, la Argentina importó unos 5,8 millones de barriles de petróleo en 2016 y entre las empresas que compraron en el exterior figuran la estatal YPF, Shell, y Axion Energy (Grupo Bridas), además de Cammesa.
La Secretaría de Recursos Hidrocarburíferos, que conduce el ex directivo de Pan American Energy José Luis Sureda, establecerá la metodología para la determinación de los volúmenes autorizados, dice el decreto.
Las empresas podrán importar cuando haya una insuficiente oferta de petróleo crudo de origen nacional de similares características a las de aquellos que solicita cada una de las compañías comprar en el exterior.
Asimismo, también las petroleras podrán importar cuando se constate que hay una insuficiente capacidad de procesamiento adicional de las refinerías locales con crudos de origen nacional o cuando la oferta de derivados no satisfaga la demanda.
Quedaron exceptuadas de la obligación de registrarse las importaciones efectuadas por la Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico Sociedad Anónima (CAMMESA) destinadas al abastecimiento de las centrales eléctricas.
En los considerandos, el Gobierno dice que la medida fue tomada porque la disponibilidad a nivel internacional de petróleo crudo y sus derivados a precios inferiores a los vigentes en el mercado local produce un incentivo a su importación, lo que puede afectar en determinados casos la producción local.
E indica que “esta situación coyuntural, de carácter transitorio hasta tanto los precios locales converjan con los precios internacionales, requiere la adopción de medidas extraordinarias con el fin de mantener la producción en el sector, sostener las inversiones y estabilizar el empleo en actividades relacionadas directa e indirectamente”.
Estimó en ese sentido la administración de la alianza Cambiemos que estas medidas podrán optimizar la utilización del parque refinador local y sostener la producción de petróleo crudo de origen nacional.

Compartir