“El desarrollo de los recursos no renovables impactará bien en la oferta de materias primas”

Según el directivo de PBB Polisur y presidente del IPA

Si bien advierte sobre los problemas estructurales que enfrenta la industria en cuanto al suministro de gas en invierno, el directivo se mostró optimista de cara al futuro a partir del desarrollo de los recursos de shale gas y shale oil. A su vez, indicó que las plantas petroquímicas del país siguen siendo competitivas, sobre todo en el Mercosur.

La industria petroquímica se acostumbró a lidiar desde hace años con las falencias estructurales del sector energético argentino, que se expresan en cada invierno con cortes sistemáticos de gas para los complejos de poliolefinas y otros productos procesados de base hidrocarburífera.
Las restricciones en los meses de frío parecen no tener solución a corto plazo. “Para atender el mercado residencial y de GNC durante el invierno, y desde el año 2007, las capacidades de producción están en un 60-70%”, admite Jorge De Zavaleta, directivo de PBB Polisur, una de las principales empresas del polo petroquímico de Bahía Blanca.
La esperanza de las compañías del sector está colocada a mediano y largo plazo, a partir de las oportunidades que puedan aparecer de la mano del desarrollo de los yacimientos no convencionales de la cuenca Neuquina, con Vaca Muerta a la cabeza.
“El desarrollo de los recursos no renovables impactará positivamente en la oferta de materias primas para la industria petroquímica”, destacó De Zavaleta, que preside el Instituto Petroquímico Argentino (IPA).

¿Considera que el suministro de materias primas empeoró en los últimos años?, preguntamos al ejecutivo.

Aquellas industrias petroquímicas cuyas materias primas son derivadas del gas natural sufren los cortes de consumo. Para atender el mercado residencial y de GNC durante el invierno, y desde el año 2007, las capacidades de producción están en 60-70%, mientras que fuera del invierno el suministro puede considerarse normal.
En el caso de las industrias que usan materias primas suministradas por la refinación de petróleo, puede considerarse que tienen suministro suficiente para operar.

¿Cree que podría mejorar a partir del desarrollo de recursos no convencionales?

El desarrollo de los recursos no renovables impactará positivamente en la oferta de materias primas para la industria petroquímica.
La noticia sobre los recursos no convencionales hace que la industria vea una luz al final del túnel. El desarrollo de estos recursos requiere altas inversiones. Por eso, necesitamos tener reglas claras y consenso entre los distintos grupos políticos para poder encarar este futuro promisorio. Estamos convencidos de que, cuando los recursos comiencen a traducirse en reservas/producción, la industria petroquímica acompañará con inversiones, porque será muy competitiva en la región.
La política energética debe repensarse y rediseñarse. Necesitamos tener una matriz menos dependiente de los hidrocarburos fósiles, a través del desarrollo de energía eólica y nuclear que permita derivar los combustibles fósiles a industrias que le aporten mayor valor agregado. Las bases están dadas y la experiencia conseguida hará que con consenso de los distintos sectores tengamos una política energética e industrial que privilegie la adición de valor al mercado y que se mejore la calidad de vida de la población.

¿Cuáles son las fortalezas y debilidades de la industria?

Las fortalezas son la calidad de los recursos humanos, que varios de los polos petroquímicos tengan menos de 15 años de construidos, con buenas ubicaciones geográficas, y la competitividad del gas natural sobre los derivados de petróleo. Entre las debilidades, se destacan las interrupciones en el suministro de materias primas y gas natural en invierno, que impacta sobre las productividades.

¿Teme que la instalación de proyectos petroquímicos en Estados Unidos complique el panorama local?

Si la Argentina puede atraer inversiones para desarrollar los recursos no convencionales, la industria petroquímica local puede ser competitiva en comparación con los grandes proyectos anunciados en Estados Unidos. Las exportaciones de ese país estarán orientadas a México, Centroamérica y los países latinoamericanos del Pacífico. Estoy convencido de que el Mercosur seguirá siendo muy competitivo. En líneas generales, la industria aún es competitiva, en el Mercosur fundamentalmente.

¿Cuál es la situación actual por la que atraviesa, en general, la industria petroquímica argentina?

Las demandas de energía y de productos petroquímicos se incrementaron en las últimas décadas, siguiendo el crecimiento del producto bruto del país.
Con respecto a los productos energéticos, la producción de gas no acompañó la demanda y se requieren muchas importaciones de Bolivia y LNG para cubrir la demanda. El suministro de energía eléctrica fue acompañando la demanda con equipamientos eficientes en algunos casos, y en otros con equipos diesel que cubren demandas puntuales.
Las restricciones de gas en invierno afectan la producción  petroquímica: las plantas corren a un promedio del 60% cuando fuera del invierno es cercano al 90%, capacidad necesaria para amortizar inversiones y tener costos competitivos. ℗

Compartir