Desarrollo de nuevas metodologías para estudios de Recuperación Asistida de Petróleo (EOR)

Edición impresa № 324 | Octubre - Noviembre 2016

Carol Olmos,1 Gustavo Rosero,1 Ana Peñaherrera,1 Carlos Lasorsa,1 Alejandro Boschan,2
Betiana Lerner1 y Maximiliano S. Perez1

1 Universidad Tecnológica Nacional, Facultad Regional Haedo, Grupo de Ingeniería de Recubrimientos Especiales y Nanotecnología (IREN),

2 Universidad de Buenos Aires (UBA), Facultad de Ingeniería, Grupo de Medios Porosos

Dr. Maximiliano Sebastián Pérez
Doctor en Biología Biomolecular y Biotecnología. Desde 2012 es Investigador del CONICET. Inició su carrera de investigador en la COMISIÓN NACIONAL DE ENERGÍA ATÓMICA (CNEA), donde obtuvo su doctorado y posteriormente realizó el postdoctorado.
Desde el comienzo se ha dedicado a generar nuevos desarrollos tecnológicos en el área de micro y nanotecnologías, buscando siempre que éstos no sólo produzcan conocimiento científico sino que también sean de utilidad práctica, pudiéndose transferir al sector productivo, como es el ejemplo de este artículo.

Introducción

En la actualidad, un yacimiento típico recupera alrededor del 40% de petróleo, lo que representa una baja eficiencia del proceso a pesar de contar con una gran infraestructura. La necesidad de mejorar y acelerar el proceso de recuperación de petróleo es el principal impulsor en el desarrollo de nuevas metodologías de estudio de Recuperación Asistida de Petróleo (EOR).
El estudio de fluidos con la celda Hele-Shaw es una de las metodologías más usadas para EOR. Consiste en dos láminas de vidrio, acrílico u otro material rígido transparente, separadas por una pequeña distancia. La lámina superior tiene un pequeño orificio en su centro, por donde se introducen los líquidos a estudiar. Los patrones que forman dos líquidos en una celda de Hele-Shaw pertenecen a la clase de inestabilidades fáciles de producir de manera experimental, pero muy complejas de estudiar analíticamente. En principio, la ventaja que ofrece esta metodología se centra en su facilidad de fabricación; no obstante, al ser de naturaleza tridimensional, dificulta la visualización de la distribución de fluidos, y su tamaño es un obstáculo para el grabado mediante medios ópticos.

HAGA CLICK AQUI PARA DESCARGAR EL ARCHIVO COMPLETO

Compartir