Entrevista con Ricardo Aguirre, gerente comercial de Chevron Argentina

“Debemos mejorar los costos logísticos y de la productividad laboral en Vaca Muerta”

Chevron Argentina perforó cuatro pozos para evaluar el potencial de Vaca Muerta dentro de El Trapial, su yacimiento insignia. “Se obtuvieron coronas, perfiles de pozo y se hicieron ensayos de producción prolongados”, preció el directivo, quien destacó que para garantizar la viabilidad del desarrollo no convencional es necesario reducir los costos logísticos y de la productividad laboral.

Edición impresa № 319| Abril 2016

Chevron protagoniza junto con YPF el mayor desarrollo no convencional de la Argentina. Loma Campana, el área que comparte en partes iguales con la petrolera reestatizada, produce más de 50.000 barriles equivalentes de petróleo por día (boe/d). En los últimos tres años la petrolera lleva invertidos casi u$s 2.000 millones en el campo, que hoy es el segundo yacimiento petrolífero del país.
A su vez, Chevron Argentina, filial local de la compañía norteamericana, sigue adelante con el estudio del potencial no convencional de El Trapial, uno de los grandes reservorios de crudo de la cuenca Neuquina. La meta es encontrar oportunidades de explotación de Vaca Muerta dentro del área.
“Chevron Argentina perforó cuatro pozos exploratorios verticales a Vaca Muerta como parte de un programa para caracterizar la formación en nuestra concesión El Trapial/Curamched, en el norte neuquino”, explicó Ricardo Aguirre, gerente comercial de Chevron Argentina, en diálogo con Revista Petroquímica, Petróleo, Gas, Química & Energía.

En función del estudio del potencial no convencional de la formación Vaca Muerta realizado por Chevron, ¿cuáles son las oportunidades que ofrece el play?, preguntamos al directivo.

Vaca Muerta es un shale de clase mundial. No solamente por sus características petrofísicas sino por su gran espesor (en gran parte de la cuenca, en el orden de los 300 metros), lo que agrega al desafío de comprenderla arealmente el de entenderla verticalmente. O sea, para desarrollar un área se plantea la necesidad de determinar el horizonte más productivo. No descartamos ver en el futuro desarrollos simultáneos de más de un “bench” (nivel).

¿Qué decisiones tomó la compañía para avanzar en el conocimiento de la formación?

Chevron Argentina perforó cuatro pozos exploratorios verticales a Vaca Muerta como parte de un programa para caracterizar la formación en nuestra concesión El Trapial/Curamched, en el norte neuquino. Se obtuvieron coronas, perfiles de pozo y se hicieron ensayos de producción prolongados conectando los pozos a las instalaciones existentes donde fue posible. Esto permitió validar las ventanas de madurez existentes: gas condensado, petróleo volátil y petróleo negro. También se hizo un activo intercambio de información con otras compañías activas en esta zona de la cuenca, lo que fue muy útil para acelerar el aprendizaje. Hoy estamos diseñando un programa de delineación y desarrollo en etapas que nos permitirá seguir avanzando en el conocimiento minimizando el capital en riesgo.

¿Qué medidas gubernamentales y señales económicas son necesarias para facilitar la explotación de los recursos no convencionales de Vaca Muerta?

Los yacimientos no convencionales son siempre más marginales que los convencionales. Los parámetros principales son el costo de pozo, la producción acumulada esperada y los precios del petróleo y del gas. El mantenimiento de un precio sostén para el petróleo en esta etapa de bajos precios globales permite que la actividad siga avanzando. Lo mismo vale para el gas, del cual el país va a seguir siendo importador por un tiempo. Debemos trabajar bastante en la mejora de los costos logísticos y de la productividad laboral para poder competir con los costos de América del Norte. El éxito en el desarrollo de Vaca Muerta va a depender de que seamos capaces de lograr asociaciones virtuosas entre compañías, Gobiernos nacional y provinciales y sindicatos.

Frente a la caída de los precios del petróleo, ¿es el desarrollo de shale gas una alternativa para avanzar en la explotación de la formación?

Sin duda que sí. Los programas de incentivos establecidos están funcionando y estamos viendo incrementos de producción de gas en la cuenca neuquina, viniendo del tight y también del shale. Nosotros vemos más productiva la ventana de gas-condensado,
que es donde está la mayoría de los recursos no convencionales en El Trapial, y allí queremos dirigir las próximas inversiones.

Concretamente, ¿qué iniciativas o proyectos puso en marcha o tiene en carpeta la empresa en Vaca Muerta?

Estamos completando el diseño de un programa secuencial de delineación/desarrollo de varias secciones y horizontes en nuestra concesión El Trapial/Curamched. Actualmente estamos considerando diversas alternativas de financiamiento antes de establecer un cronograma para ejecutarlo. Este proyecto daría nueva vida a un área que lleva producidos más de 350 millones de barriles desde su descubrimiento en 1991 y que hoy tiene un avanzado grado de madurez.℗

Aguirre: “El mantenimiento de un precio sostén para el petróleo en esta etapa de bajos precios globales permite que la actividad siga avanzando. Lo mismo vale para el gas, del cual el país va a seguir siendo importador por un tiempo”

 

Compartir