A decir de la gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal

“Buenos Aires representa una enorme oportunidad para el sector petroquímico”

Dotada de un polo productivo de reconocida envergadura y de un óptimo nivel de infraestructura para el desarrollo de la actividad, la provincia confía en captar nuevas inversiones. Según la gobernadora María Eugenia Vidal, hoy el Estado está abierto al trabajo conjunto con el sector privado y el ambiente de negocios es propicio.

Además de ser la provincia de mayor incidencia en la vida política, económica y social de la Argentina, Buenos Aires alberga el principal polo petroquímico del país. Por eso no resultó sorpresivo que María Eugenia Vidal haya asistido al hotel Sheraton Retiro para cerrar la 36⁰ Reunión Anual Latinoamericana de Petroquímica.
“Siempre es bueno tomar contacto con la industria. El polo petroquímico de Bahía Blanca es responsable de casi un 60% de la producción sectorial a escala provincial y de un 45% a nivel nacional. Y cuenta con el único puerto de aguas profundas que permite trabajar con los gasoductos de Neuquén y del sur del país”, resaltó la gobernadora.
Según sus palabras, en el corto plazo el recurso hídrico será abundante. “Pronto tendremos toda el agua que necesitamos, ya que la obra empezará en los próximos cuatro meses. Además, estamos ejecutando los trabajos de acceso al puerto. La zona se puso en marcha”, destacó.

Buenos Aires, acotó, también resulta cada vez más atractiva para la inversión en energía eólica. “Ya se están instalando parques de gran porte y confiamos en ampliar nuestra contribución con el abastecimiento energético mediante fuentes limpias en todo el país”, anticipó Vidal.
La provincia, remarcó, representa una enorme oportunidad para los segmentos químico y petroquímico. “Tenemos puertos, conexión a grandes gasoductos, rutas y un Gobierno que quiere trabajar en equipo y en conjunto con los capitales privados. Se ha empezado a transitar un nuevo camino al que queremos que se sumen para que nos acompañen”, expresó.
Hoy desde el Estado no se ven enemigos, argumentó, sino –en todo caso– personas que pueden pensar distinto. “Estamos recibiendo a todos con los brazos abiertos para trabajar. Lo hacemos con un entusiasmo que nace de la convicción del nacimiento de un nuevo tiempo en la Argentina”, aseguró.

Vidal:
“Pronto tendremos toda el agua que necesitamos en Bahía Blanca, ya que la obra empezará en los próximos cuatro meses. Además estamos ejecutando los trabajos de acceso al puerto. La zona se puso en marcha”

 

Año de cambios

La participación de Vidal en la cumbre de la Asociación Petroquímica y Química de Latinoamérica (APLA) tuvo lugar el martes 22 de noviembre, a un año de que se sellara el triunfo electoral de Mauricio Macri. “Si por entonces alguien le hubiera dicho a cualquier argentino que en apenas 12 meses el nuevo Gobierno iba a salir del restrictivo sistema cambiario en 24 horas, cerrar un conflicto de larga data con los holdouts en una corte internacional, avanzar en la reducción de la inflación que crecía sostenidamente desde 2007 y retomar una cultura del diálogo y el pluralismo con las fuerzas opositoras, difícilmente hubiera resultado creíble”, manifestó.
En este lapso, añadió, Cambiemos sacó decenas de leyes con minoría en el Congreso y estableció lazos sanos con los gobiernos provinciales. “También logramos que la Justicia argentina recupere su independencia, incluyendo a dos miembros en la Corte a los que el presidente no había conocido en su vida, promovimos la normalización del Indec para que las estadísticas volvieran a ser confiables e hicimos posible que el Banco Central ganase autonomía y reservas”, enumeró.
Hoy se ve, acotó, un nuevo vínculo con el mundo, una nueva política económica y una manera distinta de hacer política social. “Reconocimos por primera vez en muchos años los umbrales de pobreza en la Argentina, que son dolorosamente altos, y además sostuvimos y ampliamos los beneficios y asignaciones que se daban en la gestión anterior. Además, decidimos un proceso de reparación histórica para los jubilados que estaban en juicio contra el Estado”, remarcó.

Vidal:
“Tenemos puertos, conexión a grandes gasoductos, rutas y un Gobierno que quiere trabajar en equipo y en conjunto con los capitales privados. Se ha empezado a transitar un nuevo camino al que queremos que se sumen para que nos acompañen”

 

Tres ejes

A decir de Vidal, transitar un camino correcto no significó dejar de lado la tarea de proteger a los que menos tienen. “Por otro lado, pusimos nuevamente en marcha la obra pública, sobre todo en infraestructura básica (es decir, rutas, puertos, caminos y trenes) para dar mejores condiciones a la inversión”, aseveró.
Más allá de la confianza en las autoridades, apuntó, los capitales deben creer en que los argentinos aprendimos la lección y ya no van al mundo a decirle qué hacer, sino a proponerles trabajar en conjunto. “Ahora necesitamos del apoyo privado para crear nuevos empleos, tras cinco años en los que no se generó trabajo genuino”, advirtió.
La provincia de Buenos Aires, detalló, es prácticamente el 40% de la Argentina. “Tenemos el 40% de su población, el 36% de su Producto Bruto Interno (PBI) y el 40% de su producción industrial. Pero venimos de muchas décadas de decrecimiento, de un enorme déficit fiscal y de una gran deuda en infraestructura y servicios básicos. Hay mucho trabajo por hacer en todas las áreas”, reconoció.
En ese sentido, reveló que el foco está puesto en tres grandes ejes. “Arrancamos sin saber si podríamos pagar los aguinaldos y los salarios, y ahora estamos ejecutando obras, con los créditos más bajos de la historia y un esfuerzo de ordenamiento fiscal y optimización de los gastos, sincerando los costos y empezando una nueva manera de gestionar”, sostuvo.
Además, apuntó, se lograron consensos con otras fuerzas para evitar las reelecciones indefinidas de los cargos en la provincia, se cambió la política de seguridad y se aumentó la protección social, con casi u$s 1.000 millones más para las prestaciones vinculadas con la educación y la salud. “Finalmente, venimos dando una profunda pelea contra las mafias que se habían enquistado en el territorio provincial y contra el narcotráfico, un flagelo sostenido con complicidad o negligencia política durante años”, completó. ©

Compartir