Los considera generadores de trabajo en blanco

Buenos Aires promoverá la instalación de parques industriales

Por la proliferación de las Pymes, la provincia busca explotar el área industrial, científica y tecnológica. Generar trabajo genuino, agregar valor en origen y maximizar sinergias entre las empresas, los objetivos de la actividad.

Edición impresa № 321| Junio - Julio 2016

La provincia de Buenos Aires trabaja para que sus emprendimientos industriales generen una cadena productiva más prolífica que en el pasado y destrabe inversiones. En ese plan resulta determinante la instalación progresiva de parques.

Íntimamente relacionados con las herramientas que brindan al sector para fortalecer la competitividad de la economía, surgen como alternativa para cumplir uno de los primeros objetivos que se puso el gobierno de María Eugenia Vidal: generar trabajo genuino en la provincia.
Uno de ellos se inauguró en Moreno, el distrito que más emprendimientos de ese tipo tiene (13), en el marco de la exposición de Red de Parques Epiba. “En la agenda tanto pública como privada, este tipo de emprendimientos deben considerarse una prioridad impostergable. El sector industrial es el que más empleos en blanco otorga, con 1,32 millones. Por cada puesto de trabajo que surge se generan 2,5 más en servicios”, resaltó Adrián Kaufmann, presidente de la Unión Industrial Argentina (UIA).
La provincia auspicia programas que favorecen la creación y el desarrollo de parques. En Pilar, por caso, se encuentra el más grande de Sudamérica. “El desafío a futuro será que el desarrollo se sustancie en un carácter federal”, apuntó Kaufmann.
La Comisión de Investigaciones Científicas de la Provincia de Buenos Aires (CIC), el “pequeño” CONICET que tiene el distrito, será la herramienta que promueva proyectos industriales por medio del Fogaba, el Fondo de Garantías de Buenos Aires. “A través de estadísticas que manejamos, toda la competitividad que ganan los parques industriales puertas adentro se pierde en las rutas y los puertos si éstos no están dotados de infraestructura. Realizaremos un plan macrologístico para garantizar condiciones en ese sentido”, afirmó Elustondo.

Importantes medidas para las Pymes

A nivel nacional, el Gobierno lanzó un paquete de medidas que auspician a que las pequeñas y medianas empresas que interactúen dentro de los parques industriales cuenten con regulaciones que rentabilicen su trabajo.
Por lo menos así lo anunció Francisco Cabrera, ministro de Producción de la Nación. “A partir del 1 de junio, el IVA se pagará cada 90 días y se elevarán los montos para retención de dicho impuesto y ganancias, que no se actualizan desde el 2000. Las medidas garantizan un aumento de $ 63.000 millones en el stock de créditos disponibles para las Pymes”, remarcó.
Aunque todavía no existen precisiones sobre las condiciones financieras, el cupo Pyme pasará a tener un stock de $ 137.000 millones de créditos para el sector a una tasa del 22%. “El Banco de Inversión y Comercio Exterior (BICE) creará una línea de préstamos para micro y pequeñas empresas por un total de hasta $ 7.000 millones”, precisó Cabrera.
Otro grupo de incentivos anunciados fue de carácter fiscal. También a partir de junio, la obligación del pago del IVA será diferida de 30 a 90 días, con el fin de que las empresas dispongan de mayor liquidez para financiar capital de trabajo. “El 68% de las Pymes recibirá en forma automática un certificado de no retención del IVA, mientras que para el resto habrá requisitos más flexibles”, explicó el mandatario.
En concreto, el proyecto de ley Pyme que el Ejecutivo enviará al Congreso prevé que se deduzca 8% del monto de las inversiones para aplicar al impuesto a las ganancias, con el tope de 2% de las ventas desde julio hasta diciembre de 2018. También incluye la devolución del IVA en ese mismo período fiscal sobre inversiones mediante un bono que dé un crédito y que las Pymes puedan descontar de cualquier impuesto que tengan que pagar.
Al proyecto se sumarán la eliminación del impuesto a la ganancia mínima presunta para Pymes y el permitirles compensar el impuesto al cheque con ganancias; en el caso de las exportadoras, se extendió el plazo para el ingreso de divisas a 365 días. “Iniciamos un proceso de normalización de la economía. La primera etapa fue secuencial, con la regulación del comercio internacional. Nos encontrábamos con un ahogo productivo por escasez de insumos. La falta de empleo es el problema estructural del país”, cerró el ministro. ©

Compartir