Bolivia recibirá u$s 351 millones este año para buscar más hidrocarburos

Entrevista con el vicepresidente de Operaciones de YPFB, Mario Salazar

Casi la mitad de la superficie del país del Altiplano posee características geológicas aptas para ser sede de nuevos descubrimientos hidrocarburíferos. A fin de aprovechar ese potencial, en 2011 entrarán en vigencia 15 contratos exploratorios suscriptos entre la estatal YPFB y distintas firmas petroleras.

La inversión exploratoria en Bolivia sumará un total de 351,4 millones de dólares en 2011. Con la puesta en marcha de 15 contratos firmados entre la estatal Yacimientos Fiscales Petrolíferos Bolivianos (YFPB) y varias operadoras, la actividad prospectiva tendrá lugar en 15 pozos exploratorios y 26 en desarrollo. Además, se llevarán a cabo 12 intervenciones de pozo. Así lo precisa Mario Salazar, vicepresidente de Operaciones de YPFB, en diálogo con Revista Petroquímica, Petróleo, Gas & Química.

De acuerdo con el directivo, hoy la firma tiene acuerdos de operación de exploración suscritos con YPFB Chaco, YPFB Andina, Total Bolivia, Petrobras, YPF, Pluspetrol, Dong Won, Matpetrol, Canadian, Vintage Petroleum y BG. “Tres de ellos ya están en ejecución, dos a punto de reactivarse y 10 con actividades programadas para este año”, puntualiza.

YPFB también posee convenios de cooperación energética con PDVSA por 1,6 trillones de pies cúbicos (TCF) gasíferos y 196 millones de barriles petroleros en el campo Subandino Norte, y por 8 TCF y 174 millones de barriles en el Subandino Sur. Los mismos suman inversiones por u$s 860,4 millones (u$s 242,2 millones en Subandino Norte y u$s 618,2 millones en Subandino Sur).

“Por si fuera poco hay contratos en estudio por 28,8 TCF y 679 millones de barriles con GTL Internacional (cuatro áreas), Global de Bolivia (2), Eastern Petroleum (1), Pluspetrol Bolivia (1) y Gazprom-Total (1). Y se firmaron nuevos convenios con la iraní NIOC (para cuatro áreas), Petrobras (3), YPF (3) y PetroVietnam (3)”, enumera.

YPFB casa matriz tiene a su cargo, asimismo, dos áreas exploratorias de inmediata ejecución y la asignación directa de ocho campos exploratorios a sus subsidiarias YPFB Chaco e YPFB Andina. “De las 37 zonas reservadas sin contrato 31 son gasíferas y seis petrolíferas. Y existen muchas áreas libres que podrían asignarse vía licitación internacional. Todas las empresas interesadas en invertir en Bolivia están invitadas a participar de la misma, que se hará efectiva en los próximos meses”, anticipa.

Información disponible

Actualmente, el país gobernado por Evo Morales cuenta con 56 áreas reservadas en favor de YPFB, de las cuales 37 están disponibles para convenios de estudio o contratos de exploración con empresas subsidiarias o privadas.

“El potencial estimado de las 56 áreas reservadas es de 54 TCF de gas natural y 1.409 millones de barriles equivalentes de petróleo”, detalla Salazar.

Según sus palabras, de acuerdo con recientes estudios de YPFB se visualizaron y definieron 42 nuevas áreas exploratorias cuyo potencial se conocerá luego de la contratación de una consultora internacional en la presente gestión. “Se cuenta, además, con valiosa información geológica, geofísica, de pozos perforados y datos técnicos recopilados durante más de 70 años”, añade.

Hay siete zonas geomorfológicas en suelo boliviano: Subandino Sur, Pie de Monte, Chaco, Madre de Dios, Beni, Subandino Norte y Altiplano.

En cuanto al régimen fiscal para el sector, el mismo comprende un 18% en concepto de regalías y un 32% en Impuesto Directo a los Hidrocarburos (IDH) sobre la producción medida en punto de fiscalización. “Por otra parte, hay una serie de tributos aplicables según las actividades y los resultados de las operadoras, tales como el Impuesto sobre las Utilidades de las Empresas (IUE), el Impuesto a las Transacciones (IT), el Impuesto al Valor Agregado (IVA), el impuesto a las utilidades de las empresas para beneficiarios en el exterior y las patentes”, completa el directivo.

La principal compañía

Según Salazar, hoy Bolivia tiene una población estimada de 10 millones de habitantes. “Administrativamente está organizada en nueve departamentos, 112 provincias y 337 municipios. Y dado que su PIB ascendió en 2010 a unos 19.000 millones de dólares, su PIB per cápita fue de u$s 1.900”, puntualiza.

Por otro lado, la nación vecina dispone de una superficie de 1.098.581 kilómetros cuadrados (Km²), de la cual un 48% (520.000 Km²) tiene potencial geológico hidrocarburífero (un 91% en recursos no convencionales y el 9% restante en convencionales).

“La encargada de gestionar esas riquezas energéticas, YPFB, cuenta con participación en toda la cadena productiva de los hidrocarburos, tanto a nivel upstream como downstream. Se trata de la compañía más importante del país en términos económicos y estratégicos”, resalta.

Desde el año 2006, a través de YPFB, Bolivia ha llevado adelante un proceso de nacionalización de sus hidrocarburos mediante el cual ha recuperado la propiedad de todos los recursos hidrocarburíferos producidos y el control de las actividades desarrolladas en el sector. “Antes de la nacionalización YPFB funcionaba como una firma residual limitada al abastecimiento gasífero del mercado interno y a la administración de la información en el segmento. Tras ese proceso, prácticamente fue refundada. Hoy engloba a siete firmas subsidiarias y a tres afiliadas”, resume.

Hasta la fecha, 16 empresas petroleras suscribieron 44 contratos de operación con YPFB. Durante 2010 la producción de gas natural alcanzó un máximo de 45 millones de metros cúbicos (m³) diarios y abasteció al mercado interno (en un 19%), Brasil (69%) y la Argentina (12%). “Debe tenerse en cuenta que el contrato de exportación al mercado argentino compromete la exportación de volúmenes de hasta 27,7 millones de m³ para 2021”, remarca.

Compartir