Espera contar con crecientes volúmenes de GLP y gasolinas

Axion le venderá más subproductos a la actividad petroquímica

Con el foco puesto en el demandante mercado de gasoil, la empresa que controlan Bridas y el gigante chino CNOOC ampliará su capacidad de conversión y tratamientos en el país. Sus excedentes de gas licuado de petróleo y gasolinas le permitirán cubrir requerimientos de la industria petroquímica.

Edición impresa № 321| Junio - Julio 2016

Actualmente Axion Energy se encuentra aprovechando al máximo la capacidad de sus instalaciones, por lo que la compañía se propone ampliar su infraestructura en el país. “Esa meta representa para nosotros una gran oportunidad de adecuar la excelencia de nuestros productos a los más avanzados estándares del mercado”, aseguró Luis Fredes, director de Calidad de Axion, quien disertó en el 13° Congreso Argentino de Petroquímica.

Según sus palabras, la organización está plenamente preparada para procesar los crudos más pesados del medio local, como el de la variedad Escalante, que se extrae en la cuenca del Golfo San Jorge. “Nuestro foco de mercado siempre ha sido y seguirá siendo el diesel. Queremos ampliar nuestra capacidad de conversión y tratamientos”, anticipó durante la primera jornada de la cumbre organizada por el Instituto Petroquímico Argentino (IPA), que tuvo lugar el 14 de junio en el centro de exposiciones de Costa Salguero.
El directivo recordó que un 50% de Axion es propiedad de la petrolera local
Bridas, mientras que el otro 50% le pertenece al gigante China National Offshore Oil Corporation (CNOOC). “Heredamos, además, los 100 años de experiencia en la Argentina de Esso. Con todo este bagaje a cuestas, estamos enfocados en brindar a nuestros clientes la más alta calidad de combustibles”, resaltó.
De cara al futuro, anticipó, la empresa tiene ambiciosos objetivos por cumplir. “Para 2018, y en comparación con los datos de 2011, queremos alcanzar hasta un 73% de aumento en la producción de gasoil y de un 56% en la elaboración de naftas. Ya tenemos un grado de avance de un 20% y un 25%, respectivamente”, puntualizó.
En cuanto a la posibilidad de pisar fuerte en el negocio petroquímico, subrayó la importancia del proyecto de expansión que está en marcha en la localidad bonaerense de Campana. “La idea es destinar al segmento subproductos de la producción de diesel”, adelantó.

Proyecciones de mercado

De acuerdo con Fredes, en los últimos años la Argentina se vio forzada a importar diesel tanto para cubrir las necesidades del transporte como para abastecer la creciente demanda de generación eléctrica. “Todo indica que para 2020 el mercado de naftas seguirá ajustado y que el déficit del gasoil se mantendrá (aunque será levemente menor que el actual)”, estimó.
En esa dirección, sostuvo que la refinería de Axion no está pensando en el shale, sino primordialmente en seguir consumiendo el crudo Escalante y apuntalando el mercado del diesel. “Por eso optamos por una mayor expansión de coking en lugar de cracking, lo que nos permite tener excedentes de gas licuado de petróleo (GLP) y gasolinas”, comentó.
Con respecto a la evolución de los biocombustibles, admitió que no puede obviarse el crecimiento del etanol, cuyo contenido en las gasolinas viene en suba. “Desde el punto de vista refinador, esta tendencia motiva algunas dificultades. Adicionalmente, las recientes regulaciones están poniendo límites al contenido de oxigenados en las naftas”, advirtió.
A su criterio, en este escenario ciertos mejoradores de octanos quedarán desplazados. “Esto se traducirá en una mayor disponibilidad de GLP”, afirmó.
Dentro de 10 años, acotó, también tendrán mayor incidencia los automóviles eléctricos. “Lo cierto es que el foco de la refinación debería apuntar a la sustitución del producto que mueve a la economía argentina: el diesel”, remarcó.
Para producir gasoil, expresó, Axion también elaborará un mayor volumen de otros insumos que pueden usarse en la actividad petroquímica. “Me refiero a las gasolinas y –probablemente– al GLP”, indicó.
Frente al escenario que se viene, concluyó, será clave pensar si no convendría privilegiar el uso de gas natural para la generación eléctrica.

Soluciones tecnológicas

Fredes no fue el único disertante del Congreso que se refirió al futuro del GLP y de otros insumos petroquímicos. También lo hizo Mike Banach, Senior Business Leader del área de Oleofinas y Detergentes en UOP, para quien la Argentina está en condiciones de beneficiarse con las ventajas que ofrecen los hidrocarburos no convencionales, tal como lo hizo Estados Unidos.
“No se sabe cuándo podrá aprovechar esos beneficios, pero sí que lo hará”, aventuró el especialista, quien resaltó que el país tiene reservas no convencionales por 27 billones de barriles equivalentes de petróleo y 802 trillones de pies cúbicos de gas.

Mike Banach, Senior Business Leader del área de Oleofinas y Detergentes de UOP
Mike Banach, Senior Business Leader del área de Oleofinas y Detergentes de UOP

Banach: “El país está en condiciones de beneficiarse con las ventajas que ofrecen los hidrocarburos no convencionales, tal como lo hizo Estados Unidos. No se sabe cuándo podrá aprovechar esos beneficios, pero sí que lo hará”

 

 

A partir de esas materias primas hidrocarburíferas, manifestó, el mercado petroquímico podría valerse de nuevas tecnologías para aprovechar procesos de conversión de metanol a oleofinas (MTO) o elaborar GLP. “El MTO pertenece a la cadena de valor del gas o el carbón. Su producción puede integrarse con procesos de cracking de oleofinas (OCP, por sus siglas en inglés) para ofrecer una mayor eficiencia operativa. Esta integración ya se está comercializando exitosamente en varias partes del mundo”, explicó.

Para añadirle valor al GLP, en tanto, enfatizó la relevancia de la tecnología “Oleflex Process”. “También estamos liderando el desarrollo de tecnologías como la de ‘Dehydrogenation’. En cuanto al ‘Cyclar Process’, posibilita la conversión del GLP en ‘mixed aromatics’. Podemos, en suma, usar tecnologías de punta para un amplio número de aplicaciones”, completó.
La idea, aseguró, es alcanzar menores costos de producción a partir de una menor inversión requerida. “Y esta mayor rentabilidad puede verse acompañada por importantes beneficios desde el punto de vista ambiental”, agregó. ©

 

Compartir