En el almuerzo del club del Petróleo

Aranguren: “Los precios bajos del crudo permitieron a la Argentina evitar una situación energética más preocupante”

El ministro de Energía, Juan José Aranguren, dijo que la Argentina podría estar en la actualidad "en una situación energética mucho más preocupante" de no haber mediado en los últimos años una fuerte caída de los precios internacionales del petróleo, y llamó al sector privado a invertir y tomar la responsabilidad de recuperar la energía perdida.

El ministro de Energía, Juan José Aranguren, dijo que la Argentina podría estar en la actualidad “en una situación energética mucho más preocupante” de no haber mediado en los últimos años una fuerte caída de los precios internacionales del petróleo, y llamó al sector privado a invertir y tomar la responsabilidad de recuperar la energía perdida.

El ministro de Energía, Juan José Aranguren, dijo que la Argentina podría estar en la actualidad “en una situación energética mucho más preocupante” de no haber mediado en los últimos años una fuerte caída de los precios internacionales del petróleo, y llamó al sector privado a invertir y tomar la responsabilidad de recuperar la energía perdida.
Así lo planteó Aranguren en ocasión de participar en un almuerzo del Club del Petróleo, en el cual reafirmó el “compromiso” de generar este año las condiciones para “contractualizar la relación entre oferta y demanda” y ofrecer al mercado certidumbre de mediano y largo plazo más allá de los estímulos a la producción que viene generando el gobierno.
El mensaje destinado a los principales directivos de la industria responde a la preocupación del sector por lograr contratos a plazos que les brinde un horizonte de precios y de abastecimento, lo que permita a la vez enmarcar la proyección de sus inversiones.
En su presentación, citada por el portal de la Revista Petroquímica, Aranguren expresó que para el Gobierno “más importante que estar pagando un estímulo a la producción, es contractualizar la relación entre oferta y demanda por lo tanto lo que vamos a hacer en lo que resta del año es generar las condiciones para que tanto el gas viejo como el gas nuevo puedan recuperar esa relación entre productor y demandante”.
“Necesitamos, pedimos, esperamos que el sector privado sea el responsable de reemplazar esa energía o encontrar como reemplazar la energía que hemos perdido”, enfatizó el ministro a los empresarios al plantear que el país “necesita esa inversión no sólo para reducir que hoy necesita (que destina a la importación de energía) sino para recuperar trabajo argentino”.
En ese sentido, Aranguren destacó la decisión de “otorgar un estimulo, garantizar un precio por un periodo que permita asegurar que atrayendo la inversión luego se podrá dejar librado las fuerzas del mercado el establecimiento del precio”, en referencia la reciente Resolución 46 por lo cual se estableció un nuevo precio de 7,5 dólares por MBTU al gas proveniente de Vaca Muerta.
Al analizar la situación del sector, el ministro dijo que “la aplicación de políticas que fueron totalmente contraproducentes para la industria pusieron en la situación en la cual de 129 millones de metros cúbicos por día de gas que el país necesita promedio en el año se importan aproximadamente 25 millones”. “Tenemos la suerte de que han caído los precios internacionales, lo cual no es una buena noticia para ustedes (los petroleros) y hace que hoy el impacto que tiene en la balanza comercial, los combustibles, lo que necesitamos para suplir la no producción de los mismos, no sea tan relevante como hasta 2014 sino estaríamos en una situación mucho mas preocupante de la que tenemos hoy”, resaltó.
En su exposición, Aranguren también se refirió a la marcha de las revisiones tarifarias integrales del gas y la electricidad y admitió que “pudo haber sido hecha de una manera en que no resulto tan al gusto de los que estaban observando lo que estaba ocurriendo” pero “permitió volver a discutir como corresponde conforme al marco de la ley”.
“Hoy estamos terminando de discutir, no los planes de inversión para los próximos cinco años en el sector eléctrico y el sector del gas, sino también en la posibilidad de que aquellos que quieren energía no la consideren como un derecho humano y que por lo tanto es gratuita. Sino que cuesta porque lo que cuesta se puede incentivar el ahorro y la eficiencia”, concluyó el ministro.

Compartir